Un año del dólar al alza aún no se siente en las exportaciones

Beneficios se sienten por el lado del turismo extranjero y el valor de las remesas.

El 25 de julio se cumple un año desde que el dólar comenzó su carrera alcista, y que lo tiene hoy negociándose sobre 2.690,79 pesos.

Esa carrera, que amenaza con llevar a la divisa cerca de los 2.800 pesos este año, se ha acentuado en los últimos días por factores como el nerviosismo resultante del comportamiento de las bolsas de valores y la economía China; la difícil situación de Grecia y su eventual salida de la zona del euro; el retroceso generalizado en las materias primas y la inminente subida de las tasas del banco central de Estados Unidos (FED).

En los últimos 12 meses, el dólar ha ganado unos 840 pesos y su impacto sobre los principales sectores de la economía no se han hecho esperar.

Por ejemplo, aunque esta escalada de la tasa de cambio es la oportunidad que han estado esperando los exportadores, los beneficios aún no se sienten por la misma dinámica en que opera este sector.

Javier Díaz, presidente de Analdex, explica que los empresarios han tenido que volver a tocar puertas, a cotizar, a enviar muestras y a conquistar clientes que se perdieron en el pasado, por lo que esperan que el segundo semestre se empiece a ver algo de mejoría.

En el sector automotor han sentido con rigor la devaluación del 45,7 por ciento de los últimos meses. Empresarios señalan que ese fenómeno elevó los precios de los vehículos importados en un 18 por ciento, lo que golpeó las ventas, pues los costos de los automotores se vuelven casi inalcanzables.

También los precios de los dispositivos móviles traídos desde fuera del país han subido, aunque, según voceros del sector, las ventas no se han resentido de manera importante.

El impacto positivo lo está sintiendo el bolsillo de cientos de familias colombianas que derivan sus ingresos de las remesas. En los primeros cinco meses del año, esos ingresos subieron 26,3 por ciento real, hasta cerca del billón de pesos.

El turismo es otro de los beneficiados. La Asociación Colombiana de Agencias de Viaje y Turismo, Anato, achaca el buen momento al fortalecimiento del dólar.

Un billón más en remesas a familias

Sin duda, quienes les están sacando mayor provecho al dólar costoso son las personas cuyos ingresos mensuales dependen, en buena parte, de los recursos que familiares y amigos les envían desde el exterior.

Por cuenta de un dólar, por encima de los 2.500 pesos, esas personas han recibido cerca de un billón de pesos más en los primeros cinco meses del 2015, frente a lo que recibieron en el mismo periodo del 2014, cuando el valor de la divisa rondaba en promedio los 1.973 pesos.

Solo en los primeros cinco meses del 2015, ingresaron al país 1.712 millones de dólares, mientras que en igual periodo del año pasado esa cifra fue 2,4 por ciento menos, es decir, 1.672 millones, según el Banco de la República.
Esos recursos les representaron a las familias unos 3,3 billones de pesos, mientras que este año se habla de 4,3 billones hasta mayo, lo que equivale a un crecimiento real en sus ingresos mensuales del 26,3 por ciento, mucho más de lo que subió el salario mínimo.

Carros, se afectan las ventas por precios

El presidente de SK Bergé Colombia (importador, entre otras marcas, de Chrysler), Andrés Aguirre, dice que aumentaron los precios de venta de carros el 18 por ciento, frente a un 40 de devaluación. Agrega que hoy buena parte de las marcas de importadores y ensambladores son inalcanzables para un alto número de los compradores potenciales.

Por su parte, el presidente de GM Colmotores (Chevrolet), Jorge Mejía, afirmó que el alza del dólar a este nivel no estaba en los presupuestos. Y aunque algunos costos de la firma son en pesos, importan, entre otros, el CKD.

“Además los consumidores esperan beneficiarse en cualquier momento de la volatilidad de dólar y por tanto demoran las decisiones de compra, y bajan las ventas del sector”, explicó.

Entre tanto, el gerente de Subaru en Colombia, Mauricio Hernández Vega, dijo que han aumentado los precios 6 por ciento y este mes subirán entre otros 2 y 4. Sin embargo, importan de Japón y el yen también se ha devaluado tanto como el peso. Luego, el impacto es menor.

Exportaciones terminarán el año en ‘rojo’

Javier Díaz, presidente de Analdex, dijo que el efecto positivo de un dólar fortalecido aún no se ha visto en las exportaciones, porque no hay una relación automática entre uno y otro. “La gente tiene que volver a salir a tocar puertas, a cotizar, a enviar muestras y ahora está en ese proceso. Yo esperaría que en el segundo semestre se empiece a ver algo mejor”, señaló.

Según Díaz, eso también demuestra que la industria y todo el aparato manufacturero han estado muy golpeados por la revaluación y porque Colombia concentró sus exportaciones en los productos del sector minero-energético, en abandono de casi todo lo demás. La competitividad de ese aparato no tiene aún la agilidad ni la dinámica para salir a los mercados. No basta con la tasa de cambios porque uno ve que el tema de costo-país es algo que pesa, como el de transporte, el logístico, el de energía y la parte tributaria.

A Díaz también le preocupa el cierre de la vía a Buenaventura, que sin duda subirá los costos de transporte y logística para los que están entrando y saliendo por el Pacífico, luego hay que mirar cómo compensar, por otros lados, y cómo disminuir los costos. “Nosotros hemos calculado que en logística hay un sobrearancel del 18 por ciento sobre las exportaciones”, afirmó. También sostuvo que están avanzando, pero los temas son más lentos de lo que quisieran.

“Hemos avanzado en el estatuto aduanero, el decreto de mercancía diferente, los escáneres que permitirán reducir los costos de inspección que hoy son muy altos -cerca de 400 dólares por contenedor-, pero la implementación de eso se dará en el segundo semestre, y todo eso está demorando la reacción de las exportaciones”, puntualizó el vocero.

‘Están llegando más turistas extranjeros’

A los extranjeros también les viene bien un peso más débil frente al dólar, lo cual explica el aumentó de 13 por ciento en la llegada de turistas al país durante los primeros cuatro meses del 2015.

En ese periodo ingresaron unos 195.000 turistas extranjeros más que en igual periodo del 2014, con lo cual la cifra se elevó a 1,5 millones, indicó Anato.

“Creemos que esto se debe, en parte, al alza en la tasa de cambio, que hace más barato el país para los extranjeros. El hecho de que esos visitantes tengan más pesos por dólar permite que puedan adquirir más bienes y servicios turísticos por menos dinero”, explicó Paula Cortés Calle, presidente del gremio.

Pero, advirtió sobre un efecto negativo respecto a los turistas colombianos que salen del país, pues si bien se mantiene un crecimiento, este es menor al del año pasado.

“Los viajes de nacionales al exterior presentan una baja de 4 puntos porcentuales entre enero y abril frente al mismo periodo del 2014, cuando el crecimiento fue de 8 por ciento”, dijo la vocera.

También impacta al sector de tecnología

El presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (Ccit), Alberto Samuel Yohai, afirma que los precios de dispositivos móviles importados también subieron, aunque las ventas no se han resentido de manera importante. “No los afecta la tasa de cambio actual, pero sí la de meses atrás, cuando se hizo la importación”, agrega el directivo. Tampoco imaginaban una devaluación de la proporción actual.

Las proyecciones del gremio indican un crecimiento anual del sector de la tecnología no de 10 por ciento, como antes, sino del 8 por ciento en el 2015, debido al incremento de la cotización de la divisa estadounidense.

“La contracara es que las empresas y las entidades de todo tipo, tanto privadas como públicas, se dan cuenta ahora que la modernización no es una opción sino una necesidad, y están revaluando sus presupuestos para aumentarlos, y no quedarse atrás de los cambios tecnológicos”, sostuvo.