-Publicidad-
Inicio Opinión Editorial Un nuevo Congreso altamente cuestionable

Un nuevo Congreso altamente cuestionable

Foto: Colprensa
-Publicidad-

La renovación de los cuerpos públicos debería ser siempre motivo de alegría y esperanza, pero en este caso observamos como muchos nuevos congresistas han llegado sin identidad, sin convicciones, con altos grados de desconocimiento sobre las funciones del Congreso, y peor aún, unos nombres muy cuestionados en materia de corrupción.

____________

EDITORIAL

En cualquier medición que se haga, desde hace una buena línea de años, la opinión pública en Colombia tiene un criterio altamente desfavorable sobre el Congreso. Los calificativos que se le adjudican no son para nada digeribles, no son amables y mucho menos que hablen de un cuerpo sobresaliente, palabras como perezosos, vagos, corruptos y politiqueros. 

La narrativa que se ha construido sobre el dinero que ganan y no trabajan, pero les ha puesto siempre una DIAN en la espalda y haber aprobado en ocasiones reformas a la medianoche o hacer ‘jugaditas’, muchas de ellas favoreciendo intereses particulares de empresas o de amigos; son esas las culpables de la imagen desfavorable que tienen ante el país.

-Publicidad-

Ahora bien, sería una arbitrariedad, un error y sobre todo un sinsentido criticar a los congresistas y no criticar a los electores, quienes son los culpables de que esos funcionarios lleguen y en este caso la ecuación se cumple a rajatabla. 

Del 52% de los electores en Colombia, cerca del 30% en elecciones parlamentarias aún siguen votando por ese voto llamado ‘maquinaria’, de la maquinaria aceitada, del puesto del contrato, del favor del chantaje; y cuando los ciudadanos entran en esa dinámica, ya hacen parte del sistema corrupto y se expanden unos vicios antidemocráticos e ilegales, y esto en Colombia jamás se podrá corregir.

Los ciudadanos siguen votando por el político que le da una teja, un bulto de cemento, un sancocho, un sándwich o le va a dar un contrato. Eso nunca va a cambiar porque el ciudadano tiene que entender que para que ese político le cumpla tiene que ir a feriar su voto al gobierno o a otros intereses; y por eso, nunca va a representar el interés genuino que esos electores tuvieron en algún tema particular del Estado.

Ahora vemos unos youtubers que llegaron al Congreso y no tienen ni la más mínima idea de lo que es la Ley Quinta del Congreso. Muchos de ellos han llegado allí sin ningún título profesional, otros han llegado con vicios claros y cuestionamientos sobre sus patrimonios que han crecido exponencialmente en los últimos años, sin justificación alguna. 

Asimismo, hay otros que han llegado allí a manifestar directamente sus miedos personales, inseguridades, peleas internas y lo hacen a través de la grosería, del irrespeto, del insulto y de la arbitrariedad. ¡El panorama no pinta nada bien!

El escenario del salón elíptico de la Cámara de Representantes, tanto el Capitolio donde se reúnen los senadores, son espacios para la sana deliberación, el debate, la reflexión, y allí las tesis se controvierten bajo líneas argumentativas, bajo una sustancia elemental que es la dialéctica de los legisladores y en este caso no estará presente. Por lo visto, se volverá la política de los carteles, del abucheo y de convertir al Congreso en una verdulería. 

Tenemos que ser francos, no esperamos que sea un Congreso donde se debatan los proyectos de ley o las reformas, por lo menos en el primer año será demasiado amigable con el Gobierno; en el segundo año se conservará un 70% u 80% de esa unidad y en el tercero podrá caer al 50%. 

El reto para Gustavo Petro es sacar sus reformas principales rápidamente y no cometer errores en ellas. Por el contrario, el reto para la oposición es evidenciar todo lo que se haga mal y saberlo comunicar con vocerías unificadas, no con los egos haciendo de las suyas, pero lo que importa y en donde nosotros alineamos es hacia la opinión pública y hacia la ciudadanía en general. 

Creemos una vez más, sin temor a equivocarnos, que gran parte del Congreso decepcionará al electorado colombiano. 

LEER TAMBIÉN: Que cada presidente sin excepción alguna gobierne hasta el 7 de agosto

-Publicidad-
Salir de la versión móvil