Una situación nada alentadora para Etb

Foto: Zonacero.com

Por: Redacción 360 Radio 


A nivel mundial se han consolidado las operaciones que presentan cómo los gobiernos que tenían invertidos recursos públicos en el sector de las telecomunicaciones, han ido saliendo de ellos, pues está demostrado que este es un sector para privados que no puede darse el lujo de competir con grandes capitales por medio de recursos públicos y menos en países subdesarrollados y con tantas necesidades como Colombia.

Esto inició hace varios años. Colombia es prácticamente el último país que se ha quedado aún con inversiones públicas en el sector de las telecomunicaciones, aunque este año, a mediados del mes de abril, se conoció que el Gobierno tenía la intención de vender su participación en Coltel, que es más conocido como Telefónica Colombia o Movistar.

El Gobierno ha tenido que salvar varias veces a esta empresa e incluso los recursos de la última reforma tributaria presentada por Juan Manuel Santos; como también, asumir el vacío pensional de los empleados de esta compañía, pues no le ha generado ni un solo dividendo al Estado colombiano y por el contrario ha servido para que negativamente el Gobierno sea juez y parte en este sector.

A nivel local, ha pasado lo mismo. En Medellín, hace varios años, se hizo la fusión de Une con Tigo vendiendo el 50 por ciento más uno de las acciones y lo cierto es que la empresa aún no repunta como se prometió al momento de la fusión.

En Etb la situación es más desalentadora; ha perdido el 45 % de su valor en un año y casi 5800 accionistas. Lo último que se conoció respecto a este caso fue que un tribunal ratificó la negativa a la venta de esta compañía, pese al apoyo no solamente del Concejo de la ciudad, si no de la administración. La acción de Etb para noviembre 30 del 2017 estaba en 491 pesos y para diciembre 7 del presente año en 267 pesos.

Ha sido un año completamente negativo para la empresa de teléfonos de Bogotá y para todos sus accionistas. Ese – 45,6 % de la caída en el último año ha sido devastador, no solo para los empleados si no para las directivas que no saben qué más hacer para salir de esta empresa.

En octubre 29 tuvo el mínimo histórico de 236 pesos y la cifra de haberse enlistado con 70.725 accionistas y hoy apenas tener 22.762 demuestra que las cosas no van bien y el final no será positivo.

Enrique Peñalosa había dado todas las explicaciones para que aprobaran la venta de Etb como la aprobó el Concejo y poder dirigir estos recursos a necesidades clave de la capital como seguridad, educación, la capitalización de la salud, construir jardines infantiles, dos megacentros deportivos, recreativos y casi 30 colegios.

Lo cierto es que en la medida en que pasa el tiempo, la empresa va perdiendo más valor y al momento en que se dé venta, el distrito no va a percibir la cantidad de dinero que esperaba, sino que va a ser mucho menos. Se espera que el próximo año se pueda dar el último empujón para que la Alcaldía de Bogotá salga de esta inversión para nada rentable.