Vehículos eléctricos, una solución para la movilidad sostenible

Foto: Pixabay

Automóviles, camionetas, motocicletas y bicicletas están siendo una opción de transporte privado en el país, en el que cada vez hay más compradores de este tipo de vehículos que posibilitan el cuidado del medio ambiente sin emisiones contaminantes, pero con elevados costos en las marcas que son ofrecidos.


Por: Redacción 360 Radio

En Colombia ya se ofrecen todo tipo de vehículos eléctricos que, en principio, tienen un único fin: no contaminar más el medio ambiente, teniendo en cuenta la mala calidad del aire en ciudades capitales como Bogotá y Medellín.

Y es que el parque automotor en Colombia crece cada vez con mayor celeridad sin importar las medidas que se implementan para mejorar la movilidad y la calidad del aire, como la del pico y placa, y en algunos casos como en el área metropolitana del Valle de Aburrá, pico y placa ambiental. Según el Registro Único Nacional de Tránsito, RUNT, el año 2018 inició con 13.6 millones de automotores, cifra que con el pasar de los meses ha incrementado a 14.342.623 hasta octubre de 2018.

Las razones anteriormente mencionadas han hecho que parte de la ciudadanía se preocupe por el cuidado del medio ambiente, adquiriendo uno de los vehículos eléctricos que ofrecen diferentes marcas en Colombia, como es el caso de Starker, Andantte, EOS Green, Renault, Nissan, Kia, entre otros.

Es aquí donde cabe hacer la claridad, y es que hay diferentes tipos de vehículos eléctricos desde el punto de vista de sus motores y generadores, así mismo todo lo contenido con este tipo de transporte: vehículos eléctricos, híbridos y enchufables, motocicletas y bicicletas, acumuladores de energía, cargadores de baterías de vehículos de este tipo, vehículos automóviles eléctricos para transporte de diez o más personas, incluido el conductor, únicamente para transporte público, taxis automóviles eléctricos, híbridos enchufables para usos especiales excepto los concebidos principalmente para el transporte de personas o mercancías y otros más.

En el caso particular que tiene como fin transportar personas, ya sea en motocicleta, bicicleta, automóvil, o camioneta, todos eléctricos y en forma privada, cabe señalar que en Colombia existen al menos 58 vehículos tipo automóvil o camioneta totalmente eléctricos en manos de los ciudadanos vendidos entre enero y abril de 2018, como es el caso del Renault Twizy ($40 millones), Renault Zoe ($100 millones), Kia Soul EV ($145 millones), BYD E6 ($146 millones), Bmw I3 ($150 millones) entre otros.

Foto: Pexels

En cuanto a las bicicletas y motocicletas no hay un número consolidado en ventas, pero sí se puede decir que se ven circulando en las calles en sus marcas Andantte o Starker, respectivamente, desde $4 millones hasta $19.8 millones en la marca Andantte, que únicamente maneja bicicletas, y desde los $2.7 millones hasta los $11 millones, en la marca Starker, que también cuenta con bicicletas eléctricas.

Inconvenientes a la vista

Se presume que lo ideal sería un incremento de las ventas de todo tipo de vehículos eléctricos y que el Gobierno colombiano trabajara en virtud de este hecho, disminuyendo o manteniendo el porcentaje del impuesto que al cierre de esta edición ostentan, pero con la posible aprobación de la Ley de Financiamiento estos tipos de vehículos pasarían de tener un 5 % de IVA a 18 % de ese impuesto.

Sin duda, esta situación afectaría en gran manera la compra de vehículos eléctricos desestimulándose sus ventas, que en el 2018 aumentaron en más de un 200 % en comparación con años anteriores. Esto pintaría un mal panorama para un Gobierno que, en sus ansias por incentivar el uso de vehículos, tenía como objetivo contar con 600.000 automóviles circulando en todo el país para el año 2030. Una paradoja.

Conclusiones

Colombia parece estar lejos de poder tener al menos 600.000 automóviles eléctricos rodando por sus calles como tiene fijado el Gobierno para el año 2030, sobre todo si se cristaliza la decisión de subir el impuesto sobre el valor añadido a este tipo de vehículos, los cuales están siendo apetecidos por los colombianos, que en algunos casos, parecen tener consciencia de contar con una posibilidad de transporte diferente y así contribuir al medio ambiente siendo parte de la movilidad sostenible.

Esta publicación hace parte de la tercera edición de la Revista 360, la cual puede encontrar en el siguiente enlace: https://issuu.com/revista_360/docs/revista_360_edicion_3-2