“Voy a llevar a la Alcaldía a todas las zonas de Medellín”, Alfredo Ramos

Foto: 360 Radio

El candidato a la Alcaldía de Medellín ha dejado en claro que no hace campaña dañando los árboles, y por eso no usa volantes o afiches; hace campaña con “manillitas y medias” hablando y dialogando con los ciudadanos.


360 Radio: ¿Qué le ha llamado la atención de sus recorridos por Medellín en el marco de su campaña?

Alfredo Ramos: Yo he recorrido a Medellín toda mi vida. Desde el sector privado, cuando gerenciaba empresas en Medellín iba a la calle con los vendedores, nunca fui un gerente de escritorio; me divierto mucho hablándoles a los ciudadanos y estando en contacto permanente con ellos. En este momento previo a la inscripción de firmas, estamos haciendo dos recorridos fundamentales: uno se llama Recorramos Medellín, y es mostrar muchos lugares maravillosos de la ciudad que no solemos visitar ni nosotros ni los turistas, como el Camellón de Guanteros en el barrio Niquitao; Aranjuez y vamos a seguir en recorridos ecológicos, culturales, de lugares novedosos y diferentes en la ciudad para que todos disfrutemos Medellín. Aquí la protagonista es la ciudad, no es una campaña política donde estamos repartiendo volantes o afiches. Yo quiero que las personas recorran y disfruten de la ciudad, ese es un primer recorrido.

El otro recorrido: hemos hablado con sectores de médicos, comerciantes, madres comunitarias, venteros ambulantes, entre otros. Este recorrido es un intercambio de ideas con los ciudadanos, no es tanta ‘discursitis’, es decir, echar el cuento, sino mucha ‘dialoguitis’; hay que tener más ‘dialoguitis’ con los ciudadanos no tanta ‘discursitis’ donde hay una megalomanía de hablar y hablar de los candidatos. Se trata de construir propuestas conjuntas, por lo que estamos paralelamente haciendo un programa de gobierno para presentar en la Registraduría. Va a ser muy importante el programa de Gobierno; inscribimos una propuesta de gobierno y los ciudadanos votan por esta, eso es un voto programático.

360: Usted es uno de los primeros candidatos que ha hablado de la felicidad, y la actual administración ha garantizado la felicidad, en cierto sentido, a las personas con algunas obras que se han construido. Usted como futuro alcalde de Medellín, si es electo en el mes de octubre, ¿cómo planea darle desde la administración más felicidad a las personas?

A.R.: Yo parto de tres propósitos que quiero conseguir como alcalde: confianza en el gobierno, progreso económico para las familias y felicidad para todos los ciudadanos. El concepto de felicidad es amplio. El gobierno puede ayudar mucho a generar felicidad a los ciudadanos, por un lado lo asocio al progreso porque es muy importante mejorar las capacidades económicas aunque no nos podemos quedar solamente en crear más empresas y empleos, y como le digo yo las empresas y los empleos del futuro, la generación de progreso. No es suficiente tener mejor capacidad económica. Hay que generar unas condiciones básicas para que los ciudadanos vivan mejor y disfruten más la ciudad. 

Un ciudadano pierde siete días en la semana sentado en un carro por cuenta de las congestiones viales de Medellín. Eso no permite a las personas estar más tiempo con sus familias, poderse educar mejor, tener actividades culturales o deportivas. Imagínense siete días y siete noches uno sentado en un vehículo, sin poder hacer nada más; no es justo con los ciudadanos. Felicidad entonces es tener más tiempo porque la movilidad de la ciudad está mejor; felicidad también es tener un parque cerca, amplio y cómodo, con arborización. Medellín tiene un déficit muy grande de espacio verde, estamos a 3.68 metros cuadrados por persona, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que debemos estar cuatro veces más ese indicador, es decir, 15 metros cuadrados por persona. 

Felicidad es tener mejor hábitos de vida, menos estrés, que las personas se alimenten mejor y no estén enfermas; hay que empoderar a las familias para que a través de la salud puedan mejorar las condiciones básicas y no tener que estar enfermos todo el tiempo. Felicidad es que no tengamos una problemática ambiental, no solo del aire sino también del agua. 

360: ¿Qué esquema quisiera implementar para que las personas se movilicen de una manera más óptima? ¿Cuál es su opinión sobre el transporte público con vehículos eléctricos y a gas?

 A.R.: Hay que hacer una apuesta decidida por el tema del transporte público. Medellín es una ciudad que creció muy rápido, de manera desmesurada y desordenada y no hay acceso en muchas zonas de transporte integrado en tarifas, ordenado en sus paraderos, lo cual haría que el sistema sea mucho más creíble. Debe ser un sistema limpio, no solo por dentro en el habitáculo sino en cuanto a la tecnología y que sea seguro en dos aspectos: que no colapse y que no se vuelva lleno de delincuentes.

Yo le creo al plan de expansión del Metro, al plan maestro al año 2040 avanzando en dos corredores que están en factibilidad: el de la 80 y el tren de cercanías. Estos facilitarían mucho la integración no solo de Medellín sino del área metropolitana. También, el Metro tiene otros 13 corredores viales que buscan una red de lugares que pueden fortalecer el transporte público. Si yo quiero que las personas del barrio El Poblado se bajen de sus vehículos, yo les tengo que presentar una buena propuesta de transporte público y hay dos líneas muy serias que se han pensado: una que va desde la estación de El Poblado hasta El Tesoro y otra que pasa por la Calle 10, desde Vizcaya, hasta Belén. Hay que priorizar, no necesariamente en cuatro años van a estar los 13 nuevos corredores.

Se deben mejorar los andenes y hay que avanzar en ello. Tanto andenes como ciclorrutas tienen que tener propósito, no pueden ser desenlazados sin tener condiciones concretas. El objetivo debe ser enlazar las ciclorrutas con el sistema de transporte de Medellín, es decir, pensar cómo hacemos ciclorrutas y todo vaya apuntándole a que se integren a la red de transporte masivo, también utilizar las calles bien demarcadas para que haya también acceso para las bicicletas. Con pedagogía, quiero que las personas usen el carro cuando realmente lo necesiten, es decir, cuando haya una emergencia, un viaje fuera de la ciudad, o cuando necesiten hacer compras para un evento especial.

Se necesita un sistema de movilidad inteligente aprovechando la tecnología para que la ciudad fluya mejor y que no estemos esperando a que llegue un agente de tránsito porque alguien está detenido por cuenta de un choque. Necesitamos avanzar para que la ciudad avance con obras de infraestructura muy importantes. Medellín necesita fortalecer el sistema de conexión sentido norte-sur y occidente-oriente, con intercambios viales o con nuevas vías; una es la conexión de la Regional hasta Bello-Hatillo; unos intercambios viales en las conexiones a oriente con el Túnel de Oriente que ingresa ahora y que Medellín descuidó en San Diego, en la Avenida 34; con el occidente sobre la 65 hay que avanzar en intercambios viales; hay que mejorar los puentes de Medellín ampliando sus orejas y el tamaño de los mismo con el fin de que haya más conexión occidente-oriente.

Hay que construir muchos parqueaderos porque Medellín no puede estar parqueando en las calles, y hoy los barrios de la ciudad están saturados en sus calles. Se estima que el 40 % de las calles de Medellín están siendo utilizadas para parquear vehículos, creo que nisiquiera debería ser pagando. Tenemos que hacer una oferta de parqueaderos con una inversión privada para que las personas tengan la responsabilidad de que no pueden dejar el vehículo en cualquier momento sino que las calles son para fluir. Esa es la propuesta de infraestructura más la construcción de viviendas más cerca de los centros de desarrollo económico y de estudio. Tenemos que densificar algunas zonas de la ciudad en la parte plana.

360: ¿Qué le ofrece su candidatura a los empresarios, ediles, congresistas y ciudadanos en general?

A.R.: Con Alfredo Ramos habrá gerencia para Medellín. Yo le estoy ofreciendo a la ciudad mi conocimiento y experiencia en el sector privado de mérito, calidad, resultados y ética llevadas al sector público. Un conocimiento y estudio profundo de los temas públicos, fui senador de la República, en donde estudié temas nacionales, regionales y locales; porque siento que Medellín y Antioquia deben tomar decisiones conjuntas sin estar en una discusión permanente, hay que trabajar de la mano con el gobernador de Antioquia y todos los alcaldes del departamento.

Yo me rodeo bien, trabajo en equipo, sin sectarismos. Soy el candidato del Centro Democrático pero quiero ser el alcalde de todos los ciudadanos de Medellín, por eso quiero una gerencia cercana a ellos, que vaya a los barrios, no me gustan las gerencias de escritorio con aires acondicionados; yo creo que hay que untarse de realidad y voy a llevar a la Alcaldía a todas las zonas de Medellín, yo quiero que esa Alpujarra se mantenga vacía y que los servidores públicos estén permanentemente con los ciudadanos solucionándoles sus problemas. Yo quiero una gerencia con ética y resultados, hay que manejar transparentemente las finanzas públicas; hay que evitar derroches de cualquier tipo en los recursos públicos, de eventos, de publicidad, de burocracias innecesarias, eso es muy dañino.