¿Y cuándo va a responder China por los daños causados?


Esto no es asunto de xenofobia o racismo, como lo han querido vender. Está confirmado y comprobado que un virus originado en Wuhan, China, ha puesto en jaque a la economía, la salud y la estabilidad del mundo. China no puede salir impune luego de ocultar información, de mentir, de desaparecer misteriosamente a médicos y mucho menos de su largo prontuario criminal que ha tenido.


Por: Andrés Felipe Gaviria

Que China sea un país nocivo para el mundo no es nuevo, la verdad es que China ha sido un país bastante cancerígeno para la salud mundial desde hace mucho tiempo, no solamente es el país que más contaminación genera en todo el globo terráqueo, su expansión a través de una natalidad absurda y descontrolada ha generado que tengan invadido medio mundo y que sus prácticas y costumbres hoy hayan puesto en jaque al mundo, sino que también su sistema de esclavitud aún vigente desde donde roban miles de empleos a distintos países del mundo, donde tienen precarias condiciones laborales y son especializados en robar propiedad intelectual, en falsificar y en volverse un escampadero de tiranos, corruptos y auspiciadores de regímenes comunistas, como el de Nicolás Maduro, pues el Covid-19 ha sido esa cereza del pastel de cómo China ha puesto el mundo boca arriba y acá muchos quieren ocultarlo. 

No solamente ha sido un patrón de conducta la falta de transparencia por parte del gobierno chino, sus medios de comunicación son absolutamente oficiales y mentirosos, sino que su juego con el mundo ha sido realmente injusto y sucio en varios ámbitos: económico, social y ahora de salubridad. No han estado conformes con la producción de juguetes con plomo, de productos de mala calidad, de la quiebra de empresas por cuenta de sus plagios y de cómo han inundado al mundo de productos mediocres, obsoletos que han puesto también la economía internacional. Como sus malas prácticas no se han erradicado, siguen comiendo todo lo que se mueve, van a seguir transmitiéndole virus a la humanidad, pues ya leíamos hace poco del Hantavirus.

Recordemos que no solamente el doctor Li Wenliang, quien había hecho la primera alerta sobre las enfermedades respiratorias en Wuhan, fue desaparecido por el gobierno chino, sino que recordemos que hace pocas semanas una doctora que había tenido esos mismos comportamientos del doctor Li, fue también misteriosamente desaparecida. Ese miedo a la verdad, esa mentira que propagaron, hoy tiene en riesgo al mundo y no hay nadie, ni la ONU, ni la OMS, ni nunguna otra organización que esté de acuerdo en pedirle explicaciones al gobierno chino, no lo van a hacer. 

Lo que debe proceder es que el mundo occidental, los países civilizados y los más afectados entable acciones judiciales, demandas internacionales conjuntas al gobierno chino por cuenta de los daños causados a cada uno de los países debido a que son los máximos responsables de lo que está viviendo el mundo. Acto seguido, se debe aislar a China. Cualquier clase de virus que siga originándose allí tiene que ser motivo en las horas inmediatas de aislar a China, cortar todo flujo marítimo, aéreo, comercial y diplomático con ese país.

A nivel comercial, superado el coronavirus el mundo tiene que establecer un nuevo orden sin China. No más patrocinar ese sistema de esclavitud que tiene, no más el made in China por todas las calles del mundo occidental. A ese país hay que castigarlo, hay que reprenderlo. Deben aprender la lección, ya se les ha pasado suficiente la mano amiga con la contaminación que generan y la amenaza que representan para el mundo como para continuar como si nada hubiese pasado.

China debe responder porque mintió, la gente murió. Es un virus chino, creado en ese país y hoy este es cancerígeno para el mundo; así lo quieran ocultar el tiempo sigue dando la razón.