Acolgen: pide revisar los balances de oferta y demanda de energía en Colombia

Compartir

Los aportes del sector eléctrico en el 2021 superaron los 7 billones de pesos (impuestos, tasas, parafiscales) y en los últimos 5 años esos aportes superan los 26 billones de pesos, según Acolgen.


Por: Redacción 360 Radio

Dentro de la posibilidad de retomar, parcial o total, las funciones de la CREG para lograr, por la vía de decisiones de presidencia la reducción de tarifas, desde Acolgen se tuvo la iniciativa al diálogo abierto y participativo sobre las alternativas para lograr los propósitos comunes con el Gobierno Nacional, de cara a alcanzar los objetivos trazados para el bienestar de los usuarios y prioridad para las empresas generadoras de energía.

La presidenta de Acolgen, Natalia Gutiérrez solicita al gobierno nacional tener claridad sobre los planes que se tienen propuestos, para reaccionar ante cualquier déficit de energía y temas de inversión. Recordemos que el presidente Gustavo Petro, según el artículo 370 de la Constitución, y el 68 de la Ley 142 de 1994, desea obtener  el control de las políticas generales de la administración de los servicios públicos.

Acolgen asegura que la energía que consumimos en Colombia se negocia de dos maneras. La primera en contratos de largo plazo, que representa el 80% de la energía que recibimos, son negociaciones bilaterales, dentro de un libre mercado, y cuyo cumplimiento se ejecuta en varios años. Es decir que el 80% de la energía que hoy estamos recibiendo se negoció varios años atrás. La segunda, en bolsa, representa el 20% de la energía que recibimos en el país.

Estas son negociaciones diarias y sus variaciones repercuten en menos del 6% de la tarifa final de la factura de energía. Es importante mencionar que la bolsa es un mercado de ajuste para los picos de demanda de energía que tienen los comercializadores y que deben acudir a esta opción cuando la energía negociada en los contratos de largo plazo, no es suficiente.

Le puede interesar:  Ingresos consolidados de Cementos Argos alcanzaron $12,7 billones en 2023 y tocaron máximos históricos en ebitda

Uno de los puntos más importante en medio de esta discusión es revisar los balances de oferta y demanda de energía en Colombia para tomar decisiones de forma técnica teniendo en cuenta varios puntos importantes. 

El primero es el porcentaje de los embalses, dentro de los reportes que se entregan se pueden encontrar el valor mínimo de embalses (reserva de energía) que deben mantener los generadores para poder atender a los usuarios si las condiciones climáticas no son favorables. Para tener mejor claridad hoy el nivel está 3,21% por encima del mínimo (el esperado por la senda), lo que significa que se cuenta  con alrededor de 3 días de reservas en caso de que deje de llover. Esto quiere decir que no es tanto como se cree y que el agua no le sobra al sistema.

El segundo es que en Colombia, no tenemos una capacidad infinita, esto significa que en realidad son tanques de agua con diferentes tamaños el país contamos con solamente un embalse que tarda alrededor de 1 año en “secarse” mientras más de la mitad, en menos de 2 meses sin que les caiga agua (lluvia y afluentes de ríos), estarían por debajo del nivel necesario para entregar energía.

El tercero está enfocado más a la comparación de la oferta (aportes en energía) vs la demanda (usuarios), el balance ha cambiado significativamente en los últimos años. Hace 10 años (el anterior fenómeno de “La Niña”) el país contaba con un exceso de oferta de energía, es decir que los embalses podían abastecer la demanda actual (2011) y les sobraba. Sin embargo, hoy en día, aún con niveles de embalses superiores, ya no alcanza para atender a todo el país.

Le puede interesar:  Gustavo Bolívar hace presión al Banco de la República para la firma de un ‘acuerdo nacional’ que reduzca las tasas

Con lo anterior, es importante que, los agentes deben presentar ofertas que les permitan guardar agua, esto significa hacer una oferta superior a otro agente que lo reemplace, normalmente uno térmico (gas natural); de lo contrario, estaría poniendo en riesgo no solamente sus compromisos con los usuarios sino el balance del sistema en el futuro cercano.

Es decir que los aportes del sector eléctrico en el 2021 superaron los 7 billones de pesos (impuestos, tasas, parafiscales) y en los últimos 5 años esos aportes superan los 26 billones de pesos. Y lo mejor, toda la expansión del servicio se hizo con recursos privados, y son montos que han superado los 140 billones de pesos.

Con esto se puede ver que el servicio de energía eléctrica ha avanzado, existen empresas prestadoras de servicio con altísima calidad y eficiencia en su operación, todo bajo un marco normativo estable y predecible, asegurando atraer inversión para seguir creciendo.

Una de las propuestas es una subasta de energía, la cual es necesaria para cubrir con la demanda de los próximos años, es de especial relevancia tener claridad sobre los planes del Gobierno Nacional, ya que, de lo contrario, se genera incertidumbre para las inversiones y se reduce el margen de maniobra para reaccionar a los déficits de energía proyectados por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME).

Lea también: Saúl Kattan, sobre Felipe Bayón: “No renunció, llegamos a un acuerdo» 

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]