jueves, septiembre 29, 2022
More

    «Sectores radicales del petrismo que han atacado más al gobierno Claudia López que los cuestionamientos o la oposición que le hacen a la derecha», senadora Lozano en 360 Radio

    Angélica Lozano, senadora y lideresa del Partido Verde habló con 360 Radio sobre sus aspiraciones políticas, sobre la división que hay entre el centro y la izquierda y sobre los candidatos presidenciales del Verde; además, le contó a 360 Radio qué proyectos ambientales viene liderando en el senado y a qué problemas se enfrenta en el órgano legislativo.


    - Advertisement -

    Por: 360 Radio

    Angélica Lozano Correa es abogada, activista cívica y lideresa política del país. Ha sido alcaldesa de la localidad de Chapinero, concejala, representante a la cámara y ahora senadora de la república.

    360:

    Senadora, comencemos con una pregunta sencilla y concreta, ¿Aspirará nuevamente al Senado de la República? 

    Angelica Lozano Correa (A.L.:)

    Si señor, vamos por un segundo periodo. Creemos que un segundo periodo en el senado es suficiente, -este es mi primero- voy al último y tenemos la responsabilidad de promover relevos, y por ejemplo acá en Antioquia estamos llenos de orgullo apoyando y viendo como maduran, crecen y trabajan por Medellín gente como Daniel Duque y Camilo Calle.  Yo no puedo ser como Gerlein, así que segundo y último periodo en el Senado de Colombia.

    360: 

    Con las declaraciones recientes, y devolviéndonos un poco al 20 de Julio, algunos senadores del partido Verde como León Fredy Muñoz, Katherine Miranda e Iván Marulanda sobre lo que pasó con la segunda vicepresidencia del senado,  digamos que nos deja una pregunta, y es que el Pacto Histórico y el Partido Alianza Verde han estado tan divididos que se ve afecta de forma significativa la oposición del país. 

    ¿Por qué Iván Name les aseguraba unas horas antes a estos senadores que Gustavo Bolívar no llegaría a la vicepresidencia y qué él sería quien ganaría esa posición?, ¿Qué pasó ahí?  

    En este episodio ha habido mucho ruido promovido por los activistas de Petro y del Pacto Histórico, incluyendo a los petristas del Verde como León Fredy y otros colegas, cosa distinta es la opinión del senador y colega Iván Marulanda.  

    La realidad es que el voto en blanco existe en las elecciones internas de mesas directivas del Congreso desde siempre. Por ejemplo, cuando yo fui electa segunda vicepresidenta hubo 29 votos, o cuando Sandra Ramírez de las FARC se presentó hubo 39 votos, en fin, pero la novedad es que esta vez ganó el voto en blanco. Ese era un resultado previsible porque el rechazo interno que hay hacia Gustavo Bolívar en el Congreso es alto; este era un hecho público que se puede leer en los medios de comunicación del 27 de junio, era un hecho notorio de toda esta controversia por financiar la primera línea, con todos los desmanes que ha habido a lo largo y ancho del país. 

    La realidad es que ellos, -los del MAIS-, al negarse a postular un candidato distinto a Bolívar  cuando se da el resultado, ¿cuál es la regla?, si gana el voto en blanco dice la constitución, hay que repetir la elección por una sola vez con candidatos nuevos,; el MAIS optó por no presentar más candidatos, aunque tenían por ejemplo al senador indígena Feliciano Valencia del Cauca, -insistimos en que sea Gustavo Bolívar y si no es él nos retiramos-, aclararon ellos y la mesa directiva dijo que no se podía someter a votación a la misma persona porque la constitución dice que si gana el voto en blanco debe haber otro candidato, por lo tanto se retiraron del recinto.

    Los seis senadores verdes que estábamos presentes tomamos la decisión de postular a Name, ¿por qué razón? porque éramos el único partido de oposición presente y si no postulábamos, la silla de la oposición la iba a ocupar Cambio Radical, nada más y nada menos, un partido que en teoría es independiente pero que es gobernista, -tiene tres ministerios-.

    Tomamos esa decisión precisamente para honrar y proteger la silla de la oposición. Nosotros votamos por Bolívar, lo apoyamos, pero nos ganó el voto en blanco. Nosotros sacamos 32 votos con Bolívar y el voto en blanco 66. Nosotros apoyamos los derechos del MAIS, pero no podíamos irnos con ellos a rechazar la orden constitucional que si el voto en blanco gana se debe elegir un nuevo candidato. 

    Foto: Semana

    360: 

    A Iván Marulanda, Antonio Sanguino, Jorge Londoño, Sandra Ortiz, Camilo Romero y Carlos Amaya los hemos visto como precandidatos del verde. Quisiéramos saber si habrá una coalición entre ellos, o si va a haber una consulta partidista ya que sabemos de la cercanía del Verde con la Coalición de la Esperanza. 

    ¿Habrá una consulta en el partido y el candidato que salga iría a participar en la consulta de la Coalición de Fajardo, Robledo, De la Calle, Cristo y Galán?  Y entendiendo que Camilo Romero ha estado más hacía el ala de Petro, ¿Qué pasaría en el Verde si él gana esa consulta?, ¿qué harán? 

    A.L.:

    Son dos temas diferentes. El Partido Verde hace parte de la Coalición de la Esperanza y toda la ruta al 2022 va a una consulta presidencial con la Coalición de la Esperanza; es decir, con Robledo, con Fajardo, Con Galán, con De la Calle, con Cristo y probablemente con Alejandro Gaviria si decide ser candidato. El Verde tiene que resolver cuál es su candidato y tenemos ese ramillete que son seis opciones que ustedes mencionan.

    El Partido Verde tiene que elegir un mecanismo para escoger el candidato, yo he propuesto que se haga por voto directo de los 1400 electos verdes que hay en el país, ediles, concejales, alcaldes, diputados, etc., -el voto directo y adicional a ello una encuesta-, es decir, que sean las bases del partido las que tomen las decisiones. Vimos por ejemplo que en la dirigencia del Pacto Histórico 20 personas decidieron cerrar las listas y eso tiene muy molestos a las bases del movimiento, y bueno, acá queremos que sean las bases nuestras las que escojan el candidato. 

    Hay un conflicto real de fondo que ustedes tienen muy claro y es que hay un sector -minoritario en el partido-, liderado por Camilo Romero, por León Fredy, por Inti, que son petristas y quisieran estar con Petro y por eso han boicoteado la Coalición de la Esperanza y la ruta del Verde. Yo creo que esto se va a desenredar pronto y el partido deberá tomar la opción de si deja primar los intereses individuales de un pequeño sector, -muy respetable-, pero pequeño que se pliega a ser el quinto partido de izquierda después de la UP, de Comunes, de las FARC, de Colombia Humana o si ejerce el liderazgo que le corresponde de ser el Partido Verde, de centro como lo ha sido. 

    El Partido Verde hoy tiene 1400 electos porque es un partido de centro, de centro izquierda, pero de centro y claramente unos compañeros no quisieran estar en la Coalición de la Esperanza y se sentirían más cómodos con Petro, y yo creo que el país merece opciones claras y que quien quiera estar con Petro se pueda ir y nosotros que queremos hacer el trabajo y el liderazgo con la Coalición de la Esperanza seguiremos firmes.

    LEER TAMBIÉN: “No somos otro partidito de izquierda, somos del centro político”, Daniel Duque en 360

    360: 

    Esta pregunta va enfocada al mismo tema electoral, y es ¿por qué cree usted qué es tan difícil para la izquierda, centro izquierda y para el centro hacer alianzas?

    La derecha hace muchas veces alianzas que uno no creería posibles, que ponen en tela de juicio a los candidatos, pero que finalmente logran juntarse, pero en la izquierda y centro izquierda que se supone que buscan un mismo cambio, un mismo fin político que es derrotar lo «tradicional», ¿Por qué siempre se dividen en campaña? 

    A.L.:

    Por inmadurez de la izquierda, por una lucha intestina y envenenada donde se ve al que piensa distinto como enemigo y eso es un error grave. Para lo lógica más radical de la izquierda si usted tiene en común y está de acuerdo en ocho puntos, pero en dos puntos no, usted es un corrupto, desgraciado, fascista, genocida. 

    Eso es lo que ha pasado por ejemplo con esos sectores radicales del petrismo que han atacado más al gobierno por ejemplo de Bogotá de Claudia López que los cuestionamientos o la oposición que le hacen a la derecha; esa distorsión de lógica tiene que ver con inmadurez, con caudillismo y con una lógica de mucho discurso y poca acción concreta. 

    La derecha se une más fácil por algo que se llama interés. Ellos se ponen de acuerdo así tengan diferencias ideológicas, programáticas y así se odien, en cambio en nuestro sector lamentablemente prima el culto al caudillismo, entonces por ejemplo yo, que he sido crítica de Petro en cosas, aunque en el pasado voté por él y lo he apoyado, como soy crítica, entonces yo soy fascista, genocida y enemiga, y resulta que no, yo soy una ciudadana que aporta, que construye, que apoyó unas cosas y que tiene críticas en otras. Ellos no toleran detrás del discurso de la diversidad que pregonan en realidad hay una intolerancia absoluta 

    360: 

    Senadora, hablemos un poco de los temas relacionados a los Concejos Municipales de Juventud, ¿Cómo ha venido trabajando el Verde en los CMJ en el país? ¿Cree usted qué es de esta forma o por este medio que los jóvenes y sus ideas puedan transformar los entornos o las comunidades que representan?

    A.L.:


    Es una oportunidad por primera vez en la historia y hay mucha expectativa. En el Verde lo estamos promoviendo; de verdad a mí me llena de orgullo esto. Ayer por ejemplo felicité en el cumpleaños a un concejal de Bucaramanga y a uno de Bogotá, uno de 25 años y el otro de 32; ellos son los que de verdad están transformando la política y las corporaciones si la hacen con rigor y con trabajo serio. 

    El trabajo por ejemplo que hace el concejal de Medellín, Daniel Duque, un trabajo serio, documentado y riguroso, y hay otros que se quedan solo en la indignación y en los memes. Entonces estos Concejos Municipales de Juventud (CMJ) son una oportunidad enorme para una cantidad de liderazgos jóvenes, para que hagan procesos, para que defiendan sus causas y para que de base, -de abajo hacia arriba- se nutra ojalá este sistema político nuestro que es tan excluyente de las causas y de la agenda realmente ciudadana.

    360: 

    Senadora Angélica, ¿Cómo avanza el proyecto de ley que busca detener la fumigación con Glifosato en el país?, la hemos visto a usted siendo activista de este tema y que creemos que es muy importante para proteger la salud de los y las colombianas y la de los campesinos. 

    A.L.:

    Es una lucha durísima y la vamos a lograr algún día, pero lamentablemente hay un bloqueo total en el congreso actual, liderado directamente desde el gobierno nacional, que apoya las fumigaciones con el glifosato y tantas medidas que son inadecuadas y gravísimas para el ambiente, -entonces seguimos en la lucha-. Volvimos a radicar el proyecto, pero la verdad creo que este congreso actual no lo va a aprobar. La prueba está en todos los esfuerzos que se han hecho en este cuatrienio; pero el cambio es imparable y vamos a lograrlo, ojalá más temprano que tarde

    360: 

    Ojalá puedan llegar a acuerdos donde los colombianos sean los beneficiados al igual que la salud de los mismos. 

    En las redes sociales suyas hemos visto un hashtag que es #LeyDemocraciaAmbiental, ¿Cómo avanza este proyecto, qué resultados esperan en el Senado? 

    A.L.:

    La agenda ambiental es la que tiene más obstrucción y bloqueo en el congreso, este proyecto Democracia Ambiental, y tantos otros, por ejemplo, de participación ciudadana en las decisiones ambientales, de las licencias para la exploración minera, son boicoteados por el gobierno.

    Estos proyectos lo que buscan es la decisión de la licencia social, por ejemplo, en el territorio. Vemos acá dos casos en Antioquia, entorno a Jericó y Támesis, y acá hay un gran conflicto de intereses porque el país, -no solo la riqueza paisajística, que es destacadísima en Antioquia y sus alrededores-, sino todo el arraigo cultural campesino que está en la región se vería afectado irreparablemente en sus atributos ambientales y de largo plazo por generaciones, por las explotaciones de éste tipo de proyectos donde claramente hay una controversia y hay unos intereses jugando en las oficinas en ANLA y demás, y se necesita la licencia ambiental y la responsabilidad intergeneracional. 

    Dar un chulito y una licencia con la promesa de generar unos empleos y unas regalías, pero sin advertir el daño irreparable para el agua y para el entorno, pues saldrá más caro y con efectos más graves además en esta época de crisis climática. 

    LEER TAMBIÉN: “No puede ser que PCH pequeñas, de menos de 10 MW, no den transferencias a los municipios”, diputado Camilo Calle en 360

    360:

    Camilo Calle precisamente ha sido uno de los diputados que ha impulsado, en el departamento de Antioquia, una pelea constante y fuerte contra las mega minerías, Anglo Gold, por ejemplo, donde se puede ver que a largo tiempo el ambiente se vería afectado y traería problemáticas severas para los antioqueños. 

    Los intereses políticos que hay detrás, ¿Por qué priman siempre en Colombia por encima de los intereses de toda la región, de todos y todas las antioqueñas? 

    La tierra debería ser algo más importante que el dinero, pero en Colombia no pasa así, ¿Por qué es tan difícil que en el senado hayan proyectos de ley que busquen cuidar y proteger el habitad de miles de animales, que busquen proteger los ríos, los páramos, las montañas, etc.? 

    A.L.:

    Por intereses económicos que están representados y sentados directamente en el congreso. Vimos por ejemplo en una gesta que el gobierno sancionara la Ley de Comidas Chatarras, pero había sido un trabajo de años para que la aprobaran, y eso no pasa por casualidad, ni por opiniones, sino por intereses económicos que tienen conexiones con el alto poder y que obstruyen, demoran y dilatan las decisiones y esto aplica para mil cosas. 

    Los impuestos saludables por ejemplo para las bebidas azucaradas, para cambiar nuestros hábitos de consumo y lograr mejor salud personal y por tanto pública; por puros y físicos intereses económicos, esa es la razón, no es que el congreso no entienda; lo acabamos de ver con Escazú.

    Escazú es un acuerdo nacional y el presidente Duque en el marco del paro nacional en el 2019 se comprometió, ‘sacó pecho mundialmente’, dijo que iban a respaldar Escazú y cuando lo presentó al congreso y entraron los gremios económicos diciendo cosas que no son ciertas, -que era gravísimo y que iba a quebrar la economía, ¿Cómo va a quebrar la economía proteger el ambiente, a los recursos hídricos y a los líderes ambientales?-, pues boicotearon, dilataron y no dejaron avanzar a Escazú, y acá estamos viendo como matan lideres ambientales. 

    @AngelicaLozanoC

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img

    Angélica Lozano, senadora y lideresa del Partido Verde habló con 360 Radio sobre sus aspiraciones políticas, sobre la división que hay entre el centro y la izquierda y sobre los candidatos presidenciales del Verde; además, le contó a 360 Radio qué proyectos ambientales viene liderando en el senado y a qué problemas se enfrenta en el órgano legislativo.


    - Advertisement -

    Por: 360 Radio

    Angélica Lozano Correa es abogada, activista cívica y lideresa política del país. Ha sido alcaldesa de la localidad de Chapinero, concejala, representante a la cámara y ahora senadora de la república.

    360:

    Senadora, comencemos con una pregunta sencilla y concreta, ¿Aspirará nuevamente al Senado de la República? 

    Angelica Lozano Correa (A.L.:)

    Si señor, vamos por un segundo periodo. Creemos que un segundo periodo en el senado es suficiente, -este es mi primero- voy al último y tenemos la responsabilidad de promover relevos, y por ejemplo acá en Antioquia estamos llenos de orgullo apoyando y viendo como maduran, crecen y trabajan por Medellín gente como Daniel Duque y Camilo Calle.  Yo no puedo ser como Gerlein, así que segundo y último periodo en el Senado de Colombia.

    360: 

    Con las declaraciones recientes, y devolviéndonos un poco al 20 de Julio, algunos senadores del partido Verde como León Fredy Muñoz, Katherine Miranda e Iván Marulanda sobre lo que pasó con la segunda vicepresidencia del senado,  digamos que nos deja una pregunta, y es que el Pacto Histórico y el Partido Alianza Verde han estado tan divididos que se ve afecta de forma significativa la oposición del país. 

    ¿Por qué Iván Name les aseguraba unas horas antes a estos senadores que Gustavo Bolívar no llegaría a la vicepresidencia y qué él sería quien ganaría esa posición?, ¿Qué pasó ahí?  

    En este episodio ha habido mucho ruido promovido por los activistas de Petro y del Pacto Histórico, incluyendo a los petristas del Verde como León Fredy y otros colegas, cosa distinta es la opinión del senador y colega Iván Marulanda.  

    La realidad es que el voto en blanco existe en las elecciones internas de mesas directivas del Congreso desde siempre. Por ejemplo, cuando yo fui electa segunda vicepresidenta hubo 29 votos, o cuando Sandra Ramírez de las FARC se presentó hubo 39 votos, en fin, pero la novedad es que esta vez ganó el voto en blanco. Ese era un resultado previsible porque el rechazo interno que hay hacia Gustavo Bolívar en el Congreso es alto; este era un hecho público que se puede leer en los medios de comunicación del 27 de junio, era un hecho notorio de toda esta controversia por financiar la primera línea, con todos los desmanes que ha habido a lo largo y ancho del país. 

    La realidad es que ellos, -los del MAIS-, al negarse a postular un candidato distinto a Bolívar  cuando se da el resultado, ¿cuál es la regla?, si gana el voto en blanco dice la constitución, hay que repetir la elección por una sola vez con candidatos nuevos,; el MAIS optó por no presentar más candidatos, aunque tenían por ejemplo al senador indígena Feliciano Valencia del Cauca, -insistimos en que sea Gustavo Bolívar y si no es él nos retiramos-, aclararon ellos y la mesa directiva dijo que no se podía someter a votación a la misma persona porque la constitución dice que si gana el voto en blanco debe haber otro candidato, por lo tanto se retiraron del recinto.

    Los seis senadores verdes que estábamos presentes tomamos la decisión de postular a Name, ¿por qué razón? porque éramos el único partido de oposición presente y si no postulábamos, la silla de la oposición la iba a ocupar Cambio Radical, nada más y nada menos, un partido que en teoría es independiente pero que es gobernista, -tiene tres ministerios-.

    Tomamos esa decisión precisamente para honrar y proteger la silla de la oposición. Nosotros votamos por Bolívar, lo apoyamos, pero nos ganó el voto en blanco. Nosotros sacamos 32 votos con Bolívar y el voto en blanco 66. Nosotros apoyamos los derechos del MAIS, pero no podíamos irnos con ellos a rechazar la orden constitucional que si el voto en blanco gana se debe elegir un nuevo candidato. 

    Foto: Semana

    360: 

    A Iván Marulanda, Antonio Sanguino, Jorge Londoño, Sandra Ortiz, Camilo Romero y Carlos Amaya los hemos visto como precandidatos del verde. Quisiéramos saber si habrá una coalición entre ellos, o si va a haber una consulta partidista ya que sabemos de la cercanía del Verde con la Coalición de la Esperanza. 

    ¿Habrá una consulta en el partido y el candidato que salga iría a participar en la consulta de la Coalición de Fajardo, Robledo, De la Calle, Cristo y Galán?  Y entendiendo que Camilo Romero ha estado más hacía el ala de Petro, ¿Qué pasaría en el Verde si él gana esa consulta?, ¿qué harán? 

    A.L.:

    Son dos temas diferentes. El Partido Verde hace parte de la Coalición de la Esperanza y toda la ruta al 2022 va a una consulta presidencial con la Coalición de la Esperanza; es decir, con Robledo, con Fajardo, Con Galán, con De la Calle, con Cristo y probablemente con Alejandro Gaviria si decide ser candidato. El Verde tiene que resolver cuál es su candidato y tenemos ese ramillete que son seis opciones que ustedes mencionan.

    El Partido Verde tiene que elegir un mecanismo para escoger el candidato, yo he propuesto que se haga por voto directo de los 1400 electos verdes que hay en el país, ediles, concejales, alcaldes, diputados, etc., -el voto directo y adicional a ello una encuesta-, es decir, que sean las bases del partido las que tomen las decisiones. Vimos por ejemplo que en la dirigencia del Pacto Histórico 20 personas decidieron cerrar las listas y eso tiene muy molestos a las bases del movimiento, y bueno, acá queremos que sean las bases nuestras las que escojan el candidato. 

    Hay un conflicto real de fondo que ustedes tienen muy claro y es que hay un sector -minoritario en el partido-, liderado por Camilo Romero, por León Fredy, por Inti, que son petristas y quisieran estar con Petro y por eso han boicoteado la Coalición de la Esperanza y la ruta del Verde. Yo creo que esto se va a desenredar pronto y el partido deberá tomar la opción de si deja primar los intereses individuales de un pequeño sector, -muy respetable-, pero pequeño que se pliega a ser el quinto partido de izquierda después de la UP, de Comunes, de las FARC, de Colombia Humana o si ejerce el liderazgo que le corresponde de ser el Partido Verde, de centro como lo ha sido. 

    El Partido Verde hoy tiene 1400 electos porque es un partido de centro, de centro izquierda, pero de centro y claramente unos compañeros no quisieran estar en la Coalición de la Esperanza y se sentirían más cómodos con Petro, y yo creo que el país merece opciones claras y que quien quiera estar con Petro se pueda ir y nosotros que queremos hacer el trabajo y el liderazgo con la Coalición de la Esperanza seguiremos firmes.

    LEER TAMBIÉN: “No somos otro partidito de izquierda, somos del centro político”, Daniel Duque en 360

    360: 

    Esta pregunta va enfocada al mismo tema electoral, y es ¿por qué cree usted qué es tan difícil para la izquierda, centro izquierda y para el centro hacer alianzas?

    La derecha hace muchas veces alianzas que uno no creería posibles, que ponen en tela de juicio a los candidatos, pero que finalmente logran juntarse, pero en la izquierda y centro izquierda que se supone que buscan un mismo cambio, un mismo fin político que es derrotar lo «tradicional», ¿Por qué siempre se dividen en campaña? 

    A.L.:

    Por inmadurez de la izquierda, por una lucha intestina y envenenada donde se ve al que piensa distinto como enemigo y eso es un error grave. Para lo lógica más radical de la izquierda si usted tiene en común y está de acuerdo en ocho puntos, pero en dos puntos no, usted es un corrupto, desgraciado, fascista, genocida. 

    Eso es lo que ha pasado por ejemplo con esos sectores radicales del petrismo que han atacado más al gobierno por ejemplo de Bogotá de Claudia López que los cuestionamientos o la oposición que le hacen a la derecha; esa distorsión de lógica tiene que ver con inmadurez, con caudillismo y con una lógica de mucho discurso y poca acción concreta. 

    La derecha se une más fácil por algo que se llama interés. Ellos se ponen de acuerdo así tengan diferencias ideológicas, programáticas y así se odien, en cambio en nuestro sector lamentablemente prima el culto al caudillismo, entonces por ejemplo yo, que he sido crítica de Petro en cosas, aunque en el pasado voté por él y lo he apoyado, como soy crítica, entonces yo soy fascista, genocida y enemiga, y resulta que no, yo soy una ciudadana que aporta, que construye, que apoyó unas cosas y que tiene críticas en otras. Ellos no toleran detrás del discurso de la diversidad que pregonan en realidad hay una intolerancia absoluta 

    360: 

    Senadora, hablemos un poco de los temas relacionados a los Concejos Municipales de Juventud, ¿Cómo ha venido trabajando el Verde en los CMJ en el país? ¿Cree usted qué es de esta forma o por este medio que los jóvenes y sus ideas puedan transformar los entornos o las comunidades que representan?

    A.L.:


    Es una oportunidad por primera vez en la historia y hay mucha expectativa. En el Verde lo estamos promoviendo; de verdad a mí me llena de orgullo esto. Ayer por ejemplo felicité en el cumpleaños a un concejal de Bucaramanga y a uno de Bogotá, uno de 25 años y el otro de 32; ellos son los que de verdad están transformando la política y las corporaciones si la hacen con rigor y con trabajo serio. 

    El trabajo por ejemplo que hace el concejal de Medellín, Daniel Duque, un trabajo serio, documentado y riguroso, y hay otros que se quedan solo en la indignación y en los memes. Entonces estos Concejos Municipales de Juventud (CMJ) son una oportunidad enorme para una cantidad de liderazgos jóvenes, para que hagan procesos, para que defiendan sus causas y para que de base, -de abajo hacia arriba- se nutra ojalá este sistema político nuestro que es tan excluyente de las causas y de la agenda realmente ciudadana.

    360: 

    Senadora Angélica, ¿Cómo avanza el proyecto de ley que busca detener la fumigación con Glifosato en el país?, la hemos visto a usted siendo activista de este tema y que creemos que es muy importante para proteger la salud de los y las colombianas y la de los campesinos. 

    A.L.:

    Es una lucha durísima y la vamos a lograr algún día, pero lamentablemente hay un bloqueo total en el congreso actual, liderado directamente desde el gobierno nacional, que apoya las fumigaciones con el glifosato y tantas medidas que son inadecuadas y gravísimas para el ambiente, -entonces seguimos en la lucha-. Volvimos a radicar el proyecto, pero la verdad creo que este congreso actual no lo va a aprobar. La prueba está en todos los esfuerzos que se han hecho en este cuatrienio; pero el cambio es imparable y vamos a lograrlo, ojalá más temprano que tarde

    360: 

    Ojalá puedan llegar a acuerdos donde los colombianos sean los beneficiados al igual que la salud de los mismos. 

    En las redes sociales suyas hemos visto un hashtag que es #LeyDemocraciaAmbiental, ¿Cómo avanza este proyecto, qué resultados esperan en el Senado? 

    A.L.:

    La agenda ambiental es la que tiene más obstrucción y bloqueo en el congreso, este proyecto Democracia Ambiental, y tantos otros, por ejemplo, de participación ciudadana en las decisiones ambientales, de las licencias para la exploración minera, son boicoteados por el gobierno.

    Estos proyectos lo que buscan es la decisión de la licencia social, por ejemplo, en el territorio. Vemos acá dos casos en Antioquia, entorno a Jericó y Támesis, y acá hay un gran conflicto de intereses porque el país, -no solo la riqueza paisajística, que es destacadísima en Antioquia y sus alrededores-, sino todo el arraigo cultural campesino que está en la región se vería afectado irreparablemente en sus atributos ambientales y de largo plazo por generaciones, por las explotaciones de éste tipo de proyectos donde claramente hay una controversia y hay unos intereses jugando en las oficinas en ANLA y demás, y se necesita la licencia ambiental y la responsabilidad intergeneracional. 

    Dar un chulito y una licencia con la promesa de generar unos empleos y unas regalías, pero sin advertir el daño irreparable para el agua y para el entorno, pues saldrá más caro y con efectos más graves además en esta época de crisis climática. 

    LEER TAMBIÉN: “No puede ser que PCH pequeñas, de menos de 10 MW, no den transferencias a los municipios”, diputado Camilo Calle en 360

    360:

    Camilo Calle precisamente ha sido uno de los diputados que ha impulsado, en el departamento de Antioquia, una pelea constante y fuerte contra las mega minerías, Anglo Gold, por ejemplo, donde se puede ver que a largo tiempo el ambiente se vería afectado y traería problemáticas severas para los antioqueños. 

    Los intereses políticos que hay detrás, ¿Por qué priman siempre en Colombia por encima de los intereses de toda la región, de todos y todas las antioqueñas? 

    La tierra debería ser algo más importante que el dinero, pero en Colombia no pasa así, ¿Por qué es tan difícil que en el senado hayan proyectos de ley que busquen cuidar y proteger el habitad de miles de animales, que busquen proteger los ríos, los páramos, las montañas, etc.? 

    A.L.:

    Por intereses económicos que están representados y sentados directamente en el congreso. Vimos por ejemplo en una gesta que el gobierno sancionara la Ley de Comidas Chatarras, pero había sido un trabajo de años para que la aprobaran, y eso no pasa por casualidad, ni por opiniones, sino por intereses económicos que tienen conexiones con el alto poder y que obstruyen, demoran y dilatan las decisiones y esto aplica para mil cosas. 

    Los impuestos saludables por ejemplo para las bebidas azucaradas, para cambiar nuestros hábitos de consumo y lograr mejor salud personal y por tanto pública; por puros y físicos intereses económicos, esa es la razón, no es que el congreso no entienda; lo acabamos de ver con Escazú.

    Escazú es un acuerdo nacional y el presidente Duque en el marco del paro nacional en el 2019 se comprometió, ‘sacó pecho mundialmente’, dijo que iban a respaldar Escazú y cuando lo presentó al congreso y entraron los gremios económicos diciendo cosas que no son ciertas, -que era gravísimo y que iba a quebrar la economía, ¿Cómo va a quebrar la economía proteger el ambiente, a los recursos hídricos y a los líderes ambientales?-, pues boicotearon, dilataron y no dejaron avanzar a Escazú, y acá estamos viendo como matan lideres ambientales. 

    @AngelicaLozanoC

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico