- Advertisement -
Inicio Opinión Columnas Bajar el iva del 19% al 6%

Bajar el iva del 19% al 6%

Bajar el iva del 19% al 6%
- Advertisement -

Por: Luis Pérez Gutiérrez

El dinero del IVA pagado por los ciudadanos se está quedando en los bolsillos de los más ricos, mediante malas prácticas de exenciones y beneficios tributarios, sin mencionar la evasión. La práctica de hacer deducciones sobre el IVA ocasiona que, al Gobierno solo le llegue una tercera parte o menos, de lo que pagan los ciudadanos. No dicen la verdad a los colombianos.

El IVA hay que bajarlo del 19% al entorno del 6%, acabar las deducciones y todo tipo de exenciones, con lo cual se recoge más dinero para el bienestar público. Con un impuesto de alrededor del 6%, eliminando descuentos, exenciones y deducciones tributarias, y eliminando las tarifas diferenciales, el Estado recauda más de lo que hoy recibe. Simplifica, gana más, y hace justicia a los ciudadanos. Para muchos suena una locura. No es así. Lo más razonable para la economía es bajar estrepitosamente el IVA y hacerle ajustes como impuesto de valor agregado.

New York Times, uno de los medios más influyentes del mundo, dice que en Colombia se perdió la esperanza. Siempre con la Institucionalidad, hay que hacer cambios estructurales para que la gente ame a Colombia, y no la destruya. Bajar el IVA al entorno del 6%, le devolverá a la gente la esperanza.

- Advertisement -

De acuerdo con cifras de la DIAN, el impuesto del IVA para el año 2020 representó el 23,28% de los ingresos recaudados por el Estado, con un recaudo de $32,7 billones de pesos.  Por su parte, el informe del Ministerio de Hacienda de julio de 2020, revela que los beneficios tributarios en materia de IVA reportados para 2019 es de $74,9 billones. Los analistas evidencian que el Estado recibe menos de la tercera parte del IVA causado y declarado, mientras que el resto del ingreso queda atrapado en los procesos de deducciones, exenciones, exclusiones y tarifas reducidas o diferenciales, favoreciendo a los contribuyentes más ricos, quienes tienen la capacidad de hacer efectivos esos beneficios y a su vez disfrutar del “subsidio implícito”, como consumidores de más de la mitad de los bienes exentos o con tarifas reducidas. En Colombia, existen “subsidios implícitos” cuantiosos para los más ricos.

DEL MISMO AUTOR: El Ministerio del Mar

Obviamente para que funcione es necesario construir un modelo serio que neutralice el efecto cascada y otras minucias para que se sea justo. Colombia está lleno de estructuras caducas que solo favorecen a expertos en beneficios tributarios que se quedan con la mayor tajada de recursos públicos. La Comisión Internacional de Expertos en Asuntos Tributarios, asegura que los impuestos en Colombia “están llenos de exenciones que solo benefician a los ricos” y agrega. “La Misión de Expertos considera que los beneficios a empresas en sectores específicos son una mala práctica”. Durante años, “los distintos gremios y organizaciones empresariales han ido al Congreso a buscar nuevos beneficios o intentar mantener los que ya poseen.” (Revista SEMANA). La recomendación de la Comisión Internacional de Expertos en Asuntos Tributarios, es que se desmonten los beneficios y exenciones tributarios a las empresas más pudientes del país.

La corrupción tiene muchos colores. Pareciera que en Colombia existe una oficina donde se tramitan evasiones, tarifas diferenciales, deducciones, exenciones y beneficios tributarios indebidos, lo cual es otra forma de corrupción legalizada y, quizás, más grande que la corrupción tradicional. En el país existe un negocio clandestino de empresas y personas que venden IVA para que otros se lo descuenten y se roben el dinero público. Ante el silencio de expertos financieros y del Ministerio de Hacienda, los más pudientes se están embolsillando gran parte del dinero que paga la gente. El Ministerio de Hacienda debe reasumir su papel de defensor de los dineros del pueblo colombiano. Se necesita un Ministerio y un Gobierno con carácter, que hable con los grandes capitales con respeto e institucionalidad, pero nunca de rodillas. En 2018, otra vez, el Ministerio de Hacienda, en este gobierno, en la reforma tributaria regaló en exenciones indebidas $8.7 billones a los grandes capitales; entre ellos, los bancos recibieron $2.4 billones de exenciones tributaria, tal como lo certifica la Contraloría General de la República.

Es urgente simplificar el modelo tributario, por uno que no admita ni evasión ni corrupción ni beneficios indebidos a los más pudientes. Los billonarios recaudos del IVA se volvieron una piñata donde las empresas dejan para si la mejor parte aprovechando las normas propicias para desfalcar el dinero público. Mediante la disminución de la tarifa general del 19% a una cifra cerca al 6%, cifra equivalente al ingreso real que hoy percibe el Estado por el IVA, se iniciará un proceso de revisión de otras medidas hasta tener un sistema impositivo justo.  A esto se sumarían los ingresos nuevos derivados de la revisión de artículos mal gravados; y muy seguramente permitirá recuperar los más de $20 billones de evasión.

El nuevo modelo del IVA del 6%, simple, trasparente, justo, permite al Estado mantener el nivel de ingresos real que hoy experimenta; redireccionar hacia el erario público, el ingreso capturado por los contribuyentes; y reducir la evasión que hoy supera los $20 billones de pesos. Habrá un efecto positivo en la economía.

El IVA empezó en los años 60, en el 3% y ahora va en el 19%. El IVA del 19% es un abuso contra los ciudadanos; y es perverso porque estimula evasión y exenciones a los grupos más poderosos. Parece que dentro de la estructura del gobierno hay caminos disfrazados para facilitar que se roben el dinero público. Con la bajada del IVA al entorno del 6%, con la terminación de las exenciones y descuentos ya calificados como indebidos, y con la imposición de gravamen sobre algunos productos de lujo, crecerán bien los recaudos, y podría iniciarse el desmonte paulatino del 4 por 1000. Se podría desmontar al 3X1000, hasta llevarlo a cero de acuerdo con la evolución del nuevo IVA en el entorno del 6%.

@Luis_Perez_G

- Advertisement -
Salir de la versión móvil