Caminos hacia la sostenibilidad: Estrategias multidisciplinares e iniciativas empresariales voluntarias

La transición energética de Colombia debe garantizar la participación del sector minero con un modelo de sostenibilidad y eficiencia en el país.

Compartir

La transición energética en Colombia plantea un desafío: ¿cómo lograrla sin perjudicar la industria actual y sus beneficios? Camila Jiménez Lara, líder ambiental de Baker McKenzie, ofrece soluciones sostenibles. Destaca la compensación de emisiones y el papel clave del mercado de carbono para mantener el desarrollo económico sin descuidar el medio ambiente.

360 Revista: ¿Cuáles son los principales desafíos legales que enfrentan las empresas en prácticas de sostenibilidad? ¿Cuáles son las principales leyes y regulaciones que las empresas deben tener en cuenta?

Camila Jiménez: Identifico tres desafíos principales. El primero es el hecho de adquirir tecnología, desafío que requiere obviamente de capital. Entonces, primero hay que pensar en cómo podemos adquirir ese capital para empezar a cambiar nuestros procesos y convertirlos en tecnologías más limpias para reducir emisiones contaminantes.

El segundo reto consiste en involucrar a todos los actores o departamentos de una empresa determinada. Dado que las estrategias de sostenibilidad son inherentemente multidisciplinares, resulta crucial que todas las áreas de la empresa participen activamente en la implementación de dichas estrategias. Por lo tanto, es imperativo desarrollar objetivos conjuntos y emplear sistemas de medición estandarizados. Esto garantizará que todas las áreas de la empresa colaboren de manera integral, persiguiendo objetivos comunes y unificando criterios internos para llegar a conclusiones compartidas en lo que respecta a los asuntos de sostenibilidad.

El último desafío se centra en generar conciencia dentro de las empresas, especialmente en cuanto a sus objetivos fundamentales de generación de riqueza, utilidades, ingresos y producción. Es esencial abordar cómo incorporar la conciencia sobre la sostenibilidad, de manera que los directivos, siendo el órgano más relevante de la compañía, puedan agregar valor mediante la implementación de prácticas sostenibles. Además, se observa una creciente atracción de los consumidores hacia procesos de producción más limpios, destacando la importancia de estos enfoques al implementar la sostenibilidad internamente.

En el ámbito regulatorio, es notable que las empresas están adoptando prácticas de Información Integrada (ISG) en sus enfoques sostenibles. Aunque actualmente no existe un marco regulatorio vinculante denominado ISG, muchas empresas lo están implementando voluntariamente. Esto implica la generación de informes voluntarios para aumentar su competitividad en el mercado y atraer a los consumidores interesados en productos sostenibles. En Colombia, la Circular 031 de la Superintendencia Financiera es la única regulación vinculante actual, aplicándose solo a emisores de valores o empresas listadas. A partir de enero de 2024, estas empresas deberán presentar informes obligatorios de Información Integrada, donde el componente ambiental, especialmente en temas de cambio climático, desempeñará un papel fundamental.

“No puede haber desarrollo sin sostenibilidad”: Camila Jiménez Lara

360 Revista: ¿En dónde está esa línea donde la transición energética pueda ser una realidad sin ir en detrimento de la industria actual y sus beneficios?

Camila Jiménez: No puede haber desarrollo sin sostenibilidad. La idea no es finalizar las operaciones que, si bien, generan algún tipo de contaminantes —porque hoy en día cualquier tipo de actividad genera contaminantes— la idea no es llevarlas hasta un fin, pero sí mirar la manera en cómo estas empresas podrían generar actividades de una manera más sostenible.

Le puede interesar:  FGA Fondo de Garantías: Calificación "AA" por Fitch Ratings Impulsa Acceso al Crédito en Colombia

Una medida relevante es el mercado global de compensación de emisiones, donde las empresas con actividades que son importantes desde el punto de vista económico y que generan algún grado de contaminación puedan operar. 

Es clave implementar el sistema nacional de cupos transables y bonos de carbono para compensación.

En Colombia hay proyectos cruciales que se están desarrollando a nivel de bonos de carbono para compensación de emisiones, hay muchas empresas que hoy en día están implementando este tipo de prácticas para poder compensar emisiones. 

De esta manera el mercado de carbono es uno de esos, todavía hace falta mucha regulación y generar normas para generar más seguridad jurídica en relación y con la participación en estos mercados, pero este es uno de los focos actuales a partir de los cuales podemos empezar a compensar emisiones, sin necesidad de llevar a industrias a su fin.

360 Revista: ¿Cómo ve la seguridad jurídica del sector minero energético y qué se podría mejorar? 

Camila Jiménez: El sector minero energético en Colombia está altamente regulado y goza de reconocimiento a nivel global debido a la abundancia de normativas y regulaciones en el país. Sin embargo, a pesar de esta rigurosa regulación, se enfrenta a desafíos institucionales cruciales, en especial 2.

El primer desafío radica en la falta de personal con las cualidades y la idoneidad necesarias para cumplir con las funciones regulatorias. La ausencia de profesionales capacitados ha llevado a problemas prácticos, como la suspensión de proyectos energéticos debido a la carencia de funcionarios en entidades clave, como la CREG. Este vacío destaca la necesidad urgente de contar con gente competente con las calidades y con la experiencia para manejar estos temas.

Y el segundo, es importante guardar la independencia de las instituciones para garantizar un cumplimiento eficiente de las funciones regulatorias. Estos dos desafíos, la falta de personal calificado y la necesidad de mantener la independencia institucional, representan retos cruciales que requieren atención continua. A pesar de la existencia de normas sólidas, es importante contar con las personas idóneas y con las calidades específicas para poder cumplir con estas funciones en un sector tan importante como es el sector de energía en Colombia.

360 Revista: ¿Cuáles son las contribuciones que el carbón le hace al país y cómo puede contribuir al mejoramiento de la calidad del medio ambiente?

Camila Jiménez: La actividad minera del carbón ha sido crucial para el desarrollo económico en Colombia, no solo por sus aportes macroeconómicos a través de la exportación y la generación de empleo, sino también por su impacto en las regiones productoras. Según la Unidad de Planeación Energética, actualmente el carbón representa el 7 % de las necesidades energéticas en Colombia, y se busca que mantenga este porcentaje entre el 5 % y el 7 % para el año 2050. Sin embargo, se enfrentan desafíos significativos, como la inserción en nuevos mercados, la adopción de estándares tecnológicos elevados y el cumplimiento de normas ambientales. El gobierno está trabajando en una hoja de ruta del hidrógeno que incluye medidas como la captura de carbono y la participación en mercados de carbono para reducir las emisiones asociadas a proyectos carboníferos.

Le puede interesar:  La Agencia Nacional de Minería y Drummond Ltd. firman compromiso para impulsar El Paso, César

A pesar de ser un recurso esencial para satisfacer las necesidades energéticas, es imperativo revisar estrategias que fomenten tecnologías y medidas de reducción de emisiones en la industria del carbón. Esto incluye iniciativas gubernamentales centradas en la hoja de ruta del hidrógeno, abordando aspectos como la captura de carbono y la participación en mercados de carbono para abordar los desafíos ambientales asociados a la producción de carbón.

360 Revista: ¿Las prácticas de sostenibilidad deberían seguir siendo voluntarias o regularse? 

Camila Jiménez: En la práctica, se observa que las empresas están adoptando rigurosamente medidas voluntarias para convertirse en generadoras de valor y fomentar la sostenibilidad. Este enfoque no solo busca atraer a los consumidores, sino también a inversionistas actuales y futuros. Ante una posible emisión de normativas gubernamentales, las empresas ya han desarrollado directrices internas, lo que facilitaría la adaptación de sus operaciones a requisitos vinculantes. Colombia destaca como un país que aborda de manera diligente temas de Información Integrada (ISG), siendo promovido por el Gobierno y el Ministerio de Medio Ambiente a través de iniciativas como el programa de carbono neutro. Empresas del sector plástico ya se han sumado a estos esfuerzos, generando conciencia y aplicando medidas de reducción de emisiones y economía circular.

Además, las empresas están incorporando estrategias de economía circular en sus procesos internos, evidenciando un interesante progreso en cuestiones ambientales. Aunque existen normativas vinculantes que establecen límites de emisión, requisitos de permisos y criterios de vertimiento, las empresas han adoptado medidas voluntarias que van más allá de los estándares normativos actuales. Este enfoque proactivo demuestra un compromiso tangible con la sostenibilidad, y las empresas están avanzando en la implementación de prácticas adicionales para contribuir al bienestar ambiental.

Este contenido hace parte de la octava edición de Revista 360 que cuenta con la participación de más de 70 invitados de todos los principales sectores económicos, productivos y políticos de Colombia. Ministros, líderes gremiales, líderes en áreas de la construcción, sectores bancarios, logística e infraestructura, telecomunicaciones, gobernantes regionales, analistas, economistas, entre otros.

Lea también: Conectado el futuro: retos del despliegue 4G y 5G

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]