“Esta administración es más de populismo”, concejal Carolina Arbeláez sobre Claudia López

Foto: Tomada de Twitter

La concejal de Bogotá, Carolina Arbeláez, habló con 360 Radio sobre el manejo de la pandemia por parte de la administración local en cabeza de Claudia López, la aprobación del Plan de Desarrollo en el Concejo de Bogotá, los puntos del documento con los que no estuvo de acuerdo y los retos que significará para el Distrito la ‘post pandemia’ en materia social y económica.


360 Radio:

Es innegable la importancia que hoy tiene, más que el mismo virus, el manejo que se le ha dado y las consecuencias que tendrá en todos los frentes. Luego de más de dos meses de aislamiento, ¿qué percepción tiene o qué lectura ha logrado forjar sobre lo que se ha en hecho Bogotá?

Carolina Arbeláez:

Personalmente y como miembro de la bancada del partido Cambio Radical, he sido muy crítica. Considero que, si bien es cierto ningún gobernante estaba preparado para asumir esta gran responsabilidad y este desafío que hoy tenemos y que de alguna u otra manera, ha traído consecuencias tanto económicas como sociales, Bogotá para mí, ha llevado las cosas de una manera muy improvisada.

Primero, porque creo que este tiempo de confinamiento, que ha sido casi dos meses, era para que Bogotá se preparara con su infraestructura de salud, para estar listos y preparados para lo que se venía y que es lo que hemos visto creciendo, la cantidad de contagiados.

Hoy estamos superando a los 13.000, sólo Bogotá, entonces, en todo este tiempo, lo que debía de haber hecho la administración era prepararse con la infraestructura de salud. Recordemos que la alcaldesa se comprometió con que, a la segunda semana de mayo, iban a tener 4.000 UCI funcionando en Bogotá, precisamente para eso, para prepararnos frente a lo que era el tema de infraestructura de salud. Vemos que no es así, Bogotá no ha aumentado su capacidad de UCI, lo que hizo fue reservarse las que ya existían y esto es demasiado preocupante.

Bogotá se gastó 200.000 millones de pesos en hacer un hospital transitorio por tres meses en Corferias, un hospital subutilizado. Las visitas a urgencias han bajado, sí nos damos cuenta de eso, es una de las quejas generalizadas que hoy tiene el sistema de salud, su capacidad operativa ha bajado casi el 70%, entonces, tener un hospital que costó 200.000 millones de pesos, cuando hubiéramos podido invertir esos recursos en Unidades de Cuidados Intensivos, creo que es un acto de improvisación. Igualmente lo ha sido con el manejo de la crisis con los mercados, con la reactivación económica. Vemos una administración incentivando, por ejemplo, la informalidad, pero al formal le está poniendo muchas trabas para poder reactivarse económicamente.

Al informal, que si bien es cierto, hay que ayudarlo, hay que darle la mano, ponernos en los zapatos de todos estos vendedores informales que están atravesando por esta crisis, pero a ellos también los podemos meter dentro de estos programas sociales en los que hoy estamos dando transferencias monetarias, pero no podemos incentivar la informalidad que son las fotos que hoy vemos en San Victorino, la Séptima, de aglomeraciones y de informalidad. Por ejemplo, el tapabocas que un señor se lo prueba tres veces y después lo cambia porque ese no le gustó. El desorden que genera este tipo de incentivos.

Al que sí es formal, que paga los impuestos, que está esperando para poder reactivar, se le pongan tantas trabas. Creo que aquí todos somos importantes. Seguramente la reactivación tendremos que hacerla paulatinamente, que es lo que ha venido pasando, pero el confinamiento precisamente era para eso, para que los gobiernos se alistaran.

Vemos ciudades como Medellín – inclusive Cali que logró duplicar su capacidad de Unidad de Cuidados Intensivos – que van mucho más adelante que Bogotá. Siempre he criticado y he dicho que esta administración es más de populismo, es de sentarse a decir más de lo que puede hacer. Se comprometió, por ejemplo, a congelar los servicios públicos y no lo hizo, y una vez el gobierno la faculta para que pueda a través de un proyecto de Acuerdo subsidiar los estratos, 1, 2 y 3, tampoco lo hizo, es más lo que se habla. No es que estuviéramos preparados, pero sí creo que podemos tomar algunos modelos de otras ciudades que lo están haciendo bien, trabajar mancomunadamente con el Gobierno, articulados, coordinados, pero desafortunadamente es otra actitud la que ha tomado la alcaldesa.

360:

El panorama, sin querer ser pesimista, no sólo para Bogotá sino para todo el país, después de que “superemos” el coronavirus, no pinta ser muy positivo, sobre todo en materia económica y empleo. Conocíamos recientemente los datos de desempleo que dejó la pandemia en el mes de abril. Sabemos de distintas empresas que se han visto obligadas a cerrar. Se conoce que más del 40% de restaurantes podrían clausurar sus operaciones definitivamente este mes. Bogotá es la ciudad de los sueños para muchos, donde miles de personas llegan de distintas regiones a buscar un empleo, mejor calidad de vida, pero no habrá tantas plazas.

Eso puede derivar en situaciones de inseguridad. Por ejemplo, lamentamos el asesinato de una señorita que circulaba en su bicicleta y posteriormente, el domiciliario que también fue asesinado por no entregar sus pertenencias.

¿Cómo cree, más allá de la misma administración de Claudia López, sino lo que puede hacer el Concejo en esa labor de control político y de proposición, para que Bogotá mitigue de la mejor manera estos efectos y pueda levantarse rápido?

C.A.:

Creo que se vienen unos momentos muy difíciles, tanto en materia económica, social, en los temas de seguridad. Asimismo, también hemos estado preocupados desde el Concejo, para mitigar todos esos efectos que se vienen después de la pandemia y que no sabemos cuánto va a durar, porque vivimos en una incertidumbre permanente mientras no exista una vacuna o mientras no exista un tratamiento efectivo para enfrentar esta enfermedad o esta crisis sanitaria.

En ese sentido, precisamente y adentrándonos un poco en el Plan de Desarrollo, herramienta con la cual durante estos cuatro años la alcaldesa enfrentará toda esta problemática, y es allí, por ejemplo, que hago parte del partido la oposición, hago parte de la comisión donde inicialmente se radicó este proyecto. Fuimos propositivos, independientes con control político, con muchos artículos que no nos parecía, algunos votamos negativo porque los creíamos inconvenientes, también apoyamos todos los que estaban enmarcados en la reactivación social, inversión social, reactivación económica y en lo que era enfrentar la inseguridad en Bogotá.

En ese orden de ideas, Cambio Radical por primera vez es una oposición que trabajó de manera constructiva sobre este Plan de Desarrollo, donde radicamos propuestas. Tengo que admitir que la administración fue receptiva a muchas de las propuestas que hicimos y que acogieron.

360:

Sobre infraestructura y movilidad, ¿quedaron satisfechos con este plan?

C.A.:

Quedaron muchas obras de la administración anterior por fuera, varias obras que me preocupan. Varios proyectos se quedaron en estudios y diseños y no están contemplados en este Plan de Desarrollo. Celebré en su momento y sigo celebrando, que se le de continuidad y que este Plan de Desarrollo esté enmarcado en construir sobre lo construido, en eso que dejó la administración anterior del Plan de Desarrollo ‘Bogotá mejor para todos’, y que hoy las esté acogiendo la administración.

Me preocupa que la carrera Séptima, que es un proyecto en licitación y en curso, dependa de una decisión judicial, se pretenda cambiar y echar a la basura tanta inversión que tiene este proyecto, tanto en estudios y diseños como en muchas inversiones que ha tenido para poder viabilizar. Eso lo manifesté, precisamente por eso voté negativo al Corredor Verde, no porque me disguste el nombre, no porque me oponga a que sea un corredor arborizado donde prime la bicicleta y el peatón como así lo quieren hacer ver. El problema es que aquí hay un proyecto que se encuentra en curso y que no podíamos poner en un artículo, cómo fue lo que pasó, que por ningún caso se contemplaría una troncal de Transmilenio, eso no es función del Concejo de Bogotá, más cuando es un proyecto que está en una decisión judicial, precisamente por eso los bogotanos hemos estado condenados a cualquier cantidad de años en el trancón que tenemos que vivir en la carrera Séptima.

Después de tantos años de seguir hablando sobre qué hacer en la carrera Séptima por fin se adjudicó un proyecto y es un proyecto viable, que tiene los recursos del CONPES Nacional y el Distrital. Aquí debemos ser responsables, no se puede llegar a echar a la basura lo que hay, sino recoger y si se requiere hacer algunas modificaciones, se le quiere llamar corredor verde – que es lo que la alcaldesa prometió en campaña- no hay ningún problema, pero creo que quitar lo que ya está viabilizado, es un acto de irresponsabilidad.

360:

Respecto a la creación de empleo, la alcaldesa López habla de una fuerte inversión que sea detonante para generar miles de empleos. ¿Cree que con esta destinación que se aprobó sí se garantiza la creación de empleo?

El Plan de Desarrollo habla de 200.000 empleos, donde se le da prioridad a la mujer, donde tengo que resaltar el enfoque de género que tiene y que es transversal a todos los sectores, eso fue algo que siempre destaqué junto a la integración regional y que es necesario hoy hablar sobre esos temas.

200.000 empleos es una meta muy ambiciosa. Esperamos la estrategia que tienen establecida que es trabajar con los sectores. De las obras que hoy quedan contratadas, solamente el metro genera casi 60.000 empleos, por eso es tan importante que las obras se reactiven, que le demos continuidad al sector de la construcción en todos estos megaproyectos que dejó la administración anterior – como lo es Lagos de Torca – que son proyectos de infraestructura que traen empleabilidad y seguramente van a lograr que esa meta se ajuste.

Hay que darles mucha importancia a las madres cabezas de familia, los jóvenes que hoy necesitan oportunidades de trabajo para que no tengan que salir a delinquir y tengan una oportunidad. Tenemos fe en que se va a dar esa reactivación económica de empleabilidad gracias a estas obras y esperar a ver cuándo y en qué momento, se empieza a ejecutar ese Plan de Desarrollo, porque es urgente que arranque ya.

360:

¿Con qué línea de ese plan definitivamente no quedó a gusto, quedará en los anaqueles del olvido y no respalda?

C.A.:

No respaldé un artículo, que de hecho se hundió, que facultaba a la alcaldesa o le pedía facultad al Concejo para poder contratar a dedo. No estuve de acuerdo. Desde el principio me opuse a ese artículo, votamos la primera ponencia unificada negativa porque estaba este artículo contemplado. No puedo durante toda mi vida abanderar la lucha contra la corrupción y criticando la contratación a dedo, y ahora estar pidiéndole al Concejo que me autorice a contratar a dedo con la excusa de la urgencia manifiesta, creo que eso es un discurso de doble moral que critiqué desde el inicio de la radicación de este proyecto y que, afortunadamente, por unanimidad se logró hundir.

El otro que no compartí era más contribuciones, se estaba tratando de cobrar contribución por parqueo un día, un impuesto que se le pone a lo que ya existe por parquear, a lo que ya hoy se paga por parquear, este artículo también afortunadamente se cayó, no prosperó, se eliminó en la en la comisión del plan.

Otro es el Operador Público de Transmilenio. Este artículo sí pasó, me preocupó y lo dejé como constancia durante el debate, porque no puedo aprobar un operador Público de Transmilenio, era responsabilidad del Concejo aprobarlo sin unos estudios serios, técnicos y financieros. Es cierto que este sistema está desfinanciado, que no funciona bien, ha sido muy criticado y que necesitábamos elementos o instrumentos un poco más de peso y estudios juiciosos para saber por qué la decisión era hacer uno público, que Transmilenio asumiera la operación del sistema. Yo voté negativo este proyecto, considero que sin estudios no era viable, violaba el principio de unidad de materia y debería ir como un proyecto independiente al Concejo Bogotá.

LEER TAMBIÉN: Así será el operador público de transporte que propuso la alcaldesa Claudia López

Por eso creamos una Comisión Accidental para hacerle seguimiento a este proyecto donde quedé liderando esta comisión y donde vamos a hacer un seguimiento riguroso de control político al operador público. Le hice un llamado a la administración para que de verdad nos muestren los estudios técnicos y financieros que permiten la viabilidad de proyecto.

360:

¿Su posición cambiaría si demuestran con estudios que es la mejor solución o cree definitivamente que los privados son los que deben estar ahí?

C.A.:

No es estigmatizar lo publicó. Aquí se trata de que queremos hacer el riguroso control político sobre lo que están proponiendo, no puedo decir que la mejor opción es un operador público por la percepción de que el sistema está quebrado, los operadores llevan una quiebra que no funciona bien, que el SITP necesita cambiar la flota, llevamos años esperando a que el sistema mejore, que las rutas lleguen porque hoy desafortunadamente muchas de las localidades tienen problemas para movilizarse, porque las rutas no llegan a los sectores, entonces todo eso debería haberse llevado de una manera seria, responsable, y decirnos cuánto le va a costa al Distrito.

Ese costo es el Distrito el que lo va a tener que asumir, hoy Transmilenio está operando casi al 35% porque no puedo operar más por los temas de bioseguridad. El sistema tiene que operar a menos de media marcha y eso seguramente trae efectos económicos sobre las arcas del Distrito. Entonces, más que oponerme a que el operador sea público o no, es sobre el estudio riguroso. Le decía al secretario Movilidad que mostrara los estudios serios, el por qué el operador público era la mejor opción para Bogotá en estos momentos.

360:

Un mensaje final.

C.A.: Este jueves vamos a tener el debate de la oposición enmarcado en la crisis económica que estamos atravesando; qué ha hecho el Distrito para hacer la reactivación económica y si ha cumplido o no con lo que ha prometido. Los invito a estar pendientes de ese debate de la oposición y que seguramente, traeremos lo bueno y lo malo que ha pasado y que nos deja esta esta pandemia.

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

Hoy en 360 Radio necesitamos más que nunca la colaboración de nuestros seguidores para seguir al aire. Si eres lector de 360 Radio, de la Revista 360, oyente de 360 Radio en Todelar Antioquia o simplemente quieres apoyar un medio de comunicación ante la crisis que enfrentamos por la pandemia, este es el momento.

El impacto del coronavirus ha causado una pérdida significativa en la publicidad, nuestro soporte económico para seguir operando y brindar la mejor información en el momento más oportuno.

Hemos recibido cancelaciones masivas de inversión que afectan nuestro propuesto, capacidad de trabajo y poder mantener el empleo de nuestros colaboradores, a quienes necesitamos y es nuestro deseo que permanezcan demostrando su valentía ante la difícil coyuntura.

Por esto, puedes donar desde $5.000 cuantas veces lo desees, para que juntos lograremos llevar la información más completa de lo que pasa en Colombia y el mundo.

Quiero Ayudar