Cedro Rojo, la boutique de madera colombiana que conquista el mercado internacional

Compartir

Cedro Rojo es una compañía con 50 años de tradición, que está transformando el mercado de la madera con la inclusión de nuevos productos, al brindar excelentes experiencias a sus clientes desde el primer contacto y al romper fronteras llevando sus materiales colombianos a todo el mundo, principalmente a Estados Unidos. Juan Eduardo Restrepo, su presidente, habló con 360 Radio sobre la historia y la expansión de la compañía.


360 Radio:

Cedro Rojo es una compañía con 50 años en el mercado. Cuéntenos cuál es la historia detrás, cómo surge este negocio y cómo llega al lugar en el que se encuentra hoy.

Juan Eduardo Restrepo (J.E.R.):

Cedro Rojo es una compañía que, como lo dices, ya tiene 50 años de tradición. Empieza con mi abuelo y con mi padre, inicialmente como distribuidores de madera. Contábamos con un aserrío en el centro que, en su momento, llegó a ser muy grande y era el mayor distribuidor de madera de Medellín, contaba con todo tipo de las maderas que más se utilizaban en aquella época. 

Mi papá continuó el negocio y lo hizo crecer muchísimo. Sin embargo, en el año 2000, Cedro Rojo sufre una crisis económica en la que sucede una caída importante en los negocios y la empresa se deteriora bastante. Sucede la casualidad de que en el 2001, mi hermano que se estaba graduando del colegio sentía un enorme interés en apoyar a mi padre y se involucra con la empresa, viendo ese déficit económico que enfrentaba la empresa, él empieza a innovar y a agregar nuevos productos al portafolio, como los pisos de madera sólidos, los decks… 

En ese momento, yo estaba aún en el colegio. Es preciso señalar que actualmente la compañía la lideramos mi hermano, Daniel Restrepo (36 años) y yo (28 años). Entonces, como te decía él se involucró y comenzó a sacar la empresa adelante, abriendo mercado a nivel internacional principalmente con la exportación de decks, un producto que se empieza a vender muy bien, y que para el año 2005 tiene su primera exportación a Israel. En el 2008, mi hermano enfrenta una pérdida económica porque fue víctima de fraude con una exportación relevante. Con esto, yo me gradúo del colegio y entro a trabajar también en la empresa.

Hasta ese entonces Cedro Rojo continuaba con el aserrío del centro, uno igual al de cualquier otra empresa de Madera. Frente a esto, yo propongo una nueva idea y es refrescar la compañía, darle un vuelco y transformar a Cedro Rojo en una boutique de Maderas, dándole valor a la marca y convertirla en una propuesta muy diferente, que se aleja de la competencia. Ahora somos una boutique, una galería, un negocio aspiracional y de lujo para transformar los espacios de las casas, eso es lo que nuestros clientes ven en nosotros ahora. 

Así, desde el 2010 mi hermano y yo venimos trabajando juntos para fortalecer Cedro Rojo. Migramos la empresa a una zona más lejana para convertirla en un centro de producción y no solo en un aserrío como venía siendo, así pudimos introducir al 100 % las nuevas líneas de mercado. Hemos crecido mucho en cuanto al mercado internacional. 

En el 2015, ya cuando llevamos una buena racha a nivel nacional e internacional, decidimos abrir un punto de venta propio en Estados Unidos, iniciamos con Miami en ese mismo año, seguido de Nueva York y Los Ángeles. Ha sido un proceso difícil ingresar al mercado norteamericano, incluso hoy continuamos aprendiendo del mismo, pero tenemos la mentalidad de conquistar el mercado internacional y esa es una de nuestras metas principales. 

Dentro de todo el cambio, decidimos adicionar un punto de venta nuevo, ya que contábamos con el de la Calle 10 aquí en Medellín, pero que tenía un concepto convencional y hasta antiguo. El nuevo lugar tenía el objetivo de ser un centro de experiencia, que al ingresar el cliente se sienta en un ambiente de paz, tranquilidad y digno de estar y abrimos una especie de galería, con la que innovamos y que ahora nos hace sentir muy orgullosos, porque se convirtió en la primera galería boutique de madera que se abre en Colombia. Fuimos los primeros que se atrevieron a hacerlo y nos ha dado excelentes resultados, porque nuestra marca empezó a crecer a partir de esto y nos convertimos en un referente en el mercado nacional. 

Le puede interesar:  "No sería una muy buena decisión apagar esta industria del petróleo y del gas para quedarnos sin las divisas que genera esta industria": Nelson Castañeda

Uno de los trabajos que más me genera orgullo es que, cuando ingresamos a este campo de la madera, la gente no confiaba en el producto, ya que se utilizaba mucho pero no de la forma correcta en cuanto a sus procesos de producción, secado, instalación… Entonces las personas le tenían miedo al producto y decían que se podría y no funcionaba. Mi hermano y yo nos hemos dedicado a transformar esa forma de pensar dándole la tranquilidad a las personas al demostrarles el valor de este material. Para mí no hay un material más cálido y que ambiente más un lugar que la madera. Es esa devolución de la tranquilidad a las personas y ser ejemplo de que la madera se puede utilizar en los pisos, en los techos, en los decks… si se trabaja bien y con las maderas correctas, es el material más estético al que se puede acudir. Cedro Rojo ha sido un pionero en este tema, en devolverle la tranquilidad a las personas y asegurarles que con la madera se puede trabajar y estar tranquilo. 

Cedro Rojo es una empresa grande, cuenta con una experiencia en la madera grandísima, hemos tratado de llevarla a todos nuestros procesos y productos para transmitir esa trayectoria de 50 años a nuestros clientes. La compañía hoy es una galería de madera en la que nos dedicamos a transformar espacios, a través de revestimientos arquitectónicos de madera. Cada día trabajamos con mucho amor para hacer que esta empresa, que en sus inicios fue meramente familiar, crezca mucho más. 

360:

Cuéntenos un poco más acerca de la presencia internacional de la compañía, tienen dos centros de distribución en usa (Miami y Nueva York), ¿por qué estas ciudades y por qué Estados Unidos?

J.E.R.:

En cuanto a la expansión internacional, sobre la que ya conversamos un poco, en primer lugar pensamos en tener presencia en Estados Unidos, porque para mí es un mercado gigante, es un país que admiro por su desarrollo y toda mi vida lo he tenido en mis planes, por lo que quise llevar la empresa allá. Miami, inicialmente fue la ciudad que se eligió para abrir el mercado allí por su cercanía, por la comunidad latina que existe y por lo afines que somos a nivel cultural, de alguna manera era más fácil involucrarse en ese contexto que en otra parte de Estados Unidos, por lo que ese fue el primer paso. 

Después, tuvimos la idea de llegar a Nueva York, porque es una ciudad en la que se utiliza mucho la madera, es una ciudad potente y que motiva a expandir los negocios, como dicen «si eres capaz de hacerlo en Nueva York, lo harás en cualquier parte del mundo». Entonces ingresar allí fue un gran reto. No ha sido sencillo, ha sido todo un proceso de aprendizaje. El siguiente paso es conquistar Los Ángeles. No obstante, desde Cedro Rojo llegamos a cualquier lugar de Estados Unidos, no solo vendiendo nuestro producto sino acompañando al cliente hasta la última etapa de instalación del mismo. 

LEER TAMBIÉN: Alejandro Gaviria en Conversaciones 360, «la inseguridad es un asalto al desarrollo»

360:

¿Quiénes son los clientes de cedro rojo y porque prefieren sus productos? ¿Cuáles son esos factores diferenciadores que los hacen fuertes frente a la competencia que puedan tener en el mercado?

Le puede interesar:  "La mejor opción cuando se quiere ir a descansar y estar seguro es ir a un hotel":Luis Bombiela, Gerente general de Medellín Marriott Hotel

J.E.R.:

Para mí los clientes de Cedro Rojo son amantes del buen gusto. ¿Esto qué quiere decir? no necesariamente que les guste lo más costoso, porque yo puedo decir que Cedro Rojo vende lujos a través de lo más natural, como lo es la madera, un producto que brinda la naturaleza y que es en sí algo muy simple. No es más que a nuestros clientes les gusta transformar los espacios dándoles calidez y un toque sofisticado. 

Los factores diferenciadores de nosotros radican, en primer lugar, en que nuestros procesos de calidad son rigurosos, nos cercioramos en que todos los trabajos que hagamos sean sostenibles en el tiempo. Además, invertimos mucho en el diseño, siempre estamos innovando y trayendo productos nuevos para marcar tendencia a través del diseño. Cedro Rojo se ha diferenciado mucho al haberse posicionado como marca, una marca que quiere que la gente tenga la necesidad de tenerla en sus casas. 

360:

Teniendo presente el proceso de obtención de la madera como materia prima, ¿Cuáles son esas acciones que desde Cedro Rojo se llevan a cabo para contrarrestar su actividad industrial?

J.E.R.:

Cedro Rojo en este momento tiene un proyecto muy bonito y es el de crear un bosque nativo en Cartagena, con el objetivo de que en 20 años este sea un ecosistema que brinde agua y en el que habiten muchas especies. 

Además, las maderas que nosotros trabajamos no están asociadas a la deforestación. Nosotros estudiamos mucho el tema. Los bosques tienen un tiempo de vida útil, un tiempo en el que el bosque está vivo, pues luego tiene que ser regenerado, ya que si después de algún tiempo no se cortan ciertas especies para que se regeneren el bosque muere. Entonces, ¿qué pasa? aprovechamos ese material que la naturaleza misma nos ofrece y de paso ayudamos a que inicie ese ciclo de regeneración. Se trata de un aprovechamiento forestal bajo una metodología responsable. 

360:

Conversemos sobre planes a futuro, teniendo en cuenta cómo fue la situación de la compañía en la pandemia y cómo ha sido en este año cuando hay una mayor apertura, cuéntenos cuáles son los planes a corto y mediano plazo que tiene Cedro Rojo.

J.E.R.:

Durante la pandemia en general vivimos varios momentos de pánico, porque no sabíamos cómo se iba a comportar el mercado, pero en nuestro caso ha sido una época que nos ha favorecido. Esto, porque al las personas estar obligadas a habitar su espacio sin la posibilidad de salir, se empiezan a dar cuenta de lo importante que es tener un espacio agradable, con diseño y calidez. Entonces, las personas empezaron a invertir porque quiere convertir su casa y su finca en un lugar estético. 

Después de la pandemia, viene algo sorpresivo y es esto, el interés de la gente por invertir en esas transformaciones. Por ejemplo, quieren cambiar el piso, hacer una terraza, poner un jacuzzi o añadir espacios exteriores. Fue un fenómeno que nació en pandemia y aumentó el potencial del mercado a un nivel significativo que esperamos cumplir y superar. 

360:

Por último, cuéntele a nuestros oyentes y lectores, cómo pueden acceder a sus productos, dónde pueden encontrarlos, tanto aquí en Colombia cómo en el exterior.

J.E.R.:

El primer acercamiento es, por supuesto, que nos sigan en redes sociales, en Instagram (@elcedrorojo). En cuanto a espacios físicos, estamos en el local 167 del Mall Indiana en Medellín. Tenemos nuestra planta de producción en Copacabana y en este momento estamos terminando nuestro local en Bogotá, que estará ubicado en la 81 con 90. 

En Estados Unidos tenemos una bodega, desde la que distribuimos hacia cualquier lugar de Estados Unidos y, también, lo instalamos. Nos pueden contactar a través de las redes y de nuestros números telefónicos de contacto. 

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]