Cesantías, un impulso financiero con visión de futuro

Por: Ángela Maya, líder negocio ahorro y retiro en Protección.

Compartir

Las cesantías, el beneficio anual que los trabajadores reciben, representan mucho más que una simple compensación por el tiempo dedicado al trabajo. Equivalentes a un mes de salario por año trabajado, son una prestación social a la que tienen derecho los trabajadores formales en Colombia y se convierten en uno de los mayores impulsores para que estos alcancen metas trascendentales.

A corte del 31 de diciembre de 2023, según las cifras que tenemos en Protección, el 9,8% de nuestros afiliados realizaron retiros para temas educativos, 10,2% para compra de vivienda y 32,2% para mejora de vivienda.  Comparado con 2022, se observa un crecimiento de 1,87% en el retiro de cesantías para compra o mejora de vivienda, y un aumento del 0,2% en el uso de cesantías para temas educativos.

No obstante, en un entorno económico y laboral donde las incertidumbres son inevitables, las cesantías adquieren también un papel crucial como herramienta de previsión y ahorro para las adversidades del futuro. Reflejo de este panorama es que, en Protección, el 46,6% de los retiros de cesantías realizados por los clientes a finales de 2023 fue consecuencia de la terminación de contratos laborales. Esto subraya el papel crucial que tienen las cesantías como un apoyo financiero, permitiéndoles enfrentar con mayor solidez las incertidumbres económicas derivadas de la pérdida de empleo, considerando que el tiempo promedio que puede tardar una persona en volverse a conectarse con el mercado laboral es entre 6 y 8 meses.

En este contexto, el ahorro en cesantías emerge como un pilar fundamental para garantizar la estabilidad financiera a lo largo de la vida laboral y más allá. El ahorro de las cesantías es un acto de previsión y responsabilidad hacia el propio bienestar financiero y el de la familia. Pensar en el futuro implica también considerar la posibilidad de enfrentar desafíos inesperados. Las cesantías, al ser una forma de ahorro que se nutre año tras año, brindan la tranquilidad necesaria para afrontar la incertidumbre y enfrentar adversidades con mayor solidez económica.

Le puede interesar:  Las cesantías como un aliado en tiempos de incertidumbre

Según las cifras de los últimos años, el 30% de las cesantías que se consignan cada año se retiran entre los meses de febrero y marzo, por eso, desde Protección generamos consciencia para que los trabajadores le den un uso adecuado a este mecanismo de ahorro y solo sea retirado para los momentos necesarios, aprovechando los ciclos de rendimiento que se han visto favorablemente impactados por el aumento de las tasas de interés en medio del escenario de alta inflación que vivimos en 2023 y que seguiremos viviendo en gran parte del año 2024.

En el caso colombiano, es importante aclarar que las cesantías no representan un salario adicional, ya que el trabajador no puede disponer libremente de este dinero. En este sentido, la consciencia sobre la importancia de planificar sobre el uso de las cesantías cobra relevancia. Los afiliados deben considerar no solo sus necesidades inmediatas, sino también visualizar a futuro y evaluar cómo estas reservas pueden ser un recurso estratégico en situaciones críticas o para capitalizar oportunidades de inversión a largo plazo.

Una de nuestras apuestas en Protección es la diversificación e innovación de nuestro portafolio por lo cual, a pesar de la dinámica volátil de los mercados, los diversos portafolios administrados nos han permitido brindarles a nuestros clientes una rentabilidad en un terreno más favorable. El escenario de elevada inflación del último año hizo que el Banco de la República subiera las tasas de interés al máximo en 20 años, 13.25%, lo que modificó todas las tasas de interés del mercado, incluyendo las más conservadoras. Esto ayudó a que el portafolio de corto plazo en Protección obtuviera, según el último reporte de la Superfinanciera a corte del 31 octubre de 2023, una rentabilidad acumulada a tres meses de 13,86% (esta rentabilidad corresponde al último reporte publicado por la Superintendencia Financiera de Colombia de octubre de 2023 y no es garantía de futuros resultados), lo que representa 4,58% superior a la cifra cierre de la inflación de 2023. En línea con estos resultados, y teniendo en cuenta que la consignación que hacen los empleadores el 14 de febrero entra al portafolio de corto plazo, las cesantías seguirán siendo las grandes beneficiadas del ciclo que aún vive el mercado.

Le puede interesar:  Nombre por nombre: lo que gana EPM con cada integrante de la junta directiva anunciada por Fico Gutiérrez

Es valioso recalcar que la rentabilidad no es una cuestión secundaria, sino una parte esencial del plan financiero de cualquier individuo. En un entorno en el que la planificación para la jubilación y la seguridad financiera son imprescindibles, las cesantías bien invertidas pueden marcar la diferencia entre una jubilación tranquila y la incertidumbre financiera. Las cesantías se instauran como una herramienta valiosa para construir un futuro sólido y alcanzar objetivos significativos a la vez que se posicionan como un colchón financiero para momentos de incertidumbre.

LEA TAMBIÉN: Cielo Rusinque fue elegida como nueva superintendente de Industria y Comercio

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]