viernes, marzo 31, 2023
More

    «El camino es el compromiso con la democracia, con la libre empresa y con el mercado», Enrique Gómez

    - Advertisement -

    En el marco del Congreso de la ANDI los medios de comunicación 360 y Alternativa realizaron una alianza informativa entendiendo del momento con la coyuntura actual de cambio de gobierno y las expectativas empresariales sobre los nuevos caminos del país. Allí pudimos desarrollar este tipo de conversaciones con los diferentes protagonistas.


    360 Radio:

    Enrique Gómez Martínez, bienvenido a esta entrevista especial para el medio de comunicación 360 Radio y para la revista Alternativa. doctor Enrique, ¿ha tenido usted la oportunidad de tener el texto de la reforma tributaria presentada por el gobierno de Gustavo Petro?

    Enrique Gómez Martínez (E.G.M.): Al texto no, pero he tenido acceso a buenos resúmenes detallados y obviamente preocupado, porque es lo que yo llamo una ‘tonto-reforma’, una reforma que le va implicar al gobierno pegarse un tiro en el pie.

    360 Radio: Hace un año se planteaba una reforma tributaria que desató un paro nacional bastante cruel, muy fuerte para el país. Hoy, hay una reforma que por 5 millones la supera, e indirectamente afecta algunos productos de la canasta familiar, ¿cuáles son sus principales reparos y por qué acerca de esta reforma?

    E.G.M.: Pues más allá de las cifras absolutas, yo creo que en el universo de la políticas fiscales estamos perdiendo coherencia, retornando a un incremento en ganancia ocasional, que es un impuesto antitécnico que promueve mucho la evación, la reducción en la renta de personas naturales debería ser progresiva, hay que darle a la gente la posibilidad de adaptarse a una nueva estructura presupuestal teniendo en cuenta estos gravámenes bien importantes. Esto va a generar un efecto negativo en el consumo que es el que en este momento está impulsando la reactivación.

    Afecta el empleo porque los altos niveles de ingreso emplean mucho, y van a dejar de emplear por un incremento en las tasas efectivas de más del 25% de un solo jalón. Además porque cuando usted escoge cierto sector económico y dice de aquí para arriba pagan más, usted en un país como el nuestro va a enfrentarse a unos fenómenos muy severos.

    Al colombiano no le gusta pagar los impuestos, no tiene cultura tributaria, manipula las cosas, hay muchos escenarios, una economía que mueve enormes cantidades de efectivo todavía, están los Bitcoin, los beneficios laborales, entonces lo que pasa es que se generan movilidades en las tablas y distorsiones. Yo he planteado que sí es necesaria una reforma, pero donde más colombianos tributen y donde haya más continuidad. Cuando hay más continuidad en las tasas, hay menos estímulos para la movilidad y el fraude.

    Por otro lado, las empresas clavadas al 35, con los descuentos y exclusiones tributarias reducidos, pues siguen siendo en las que cargan un pedazo o la parte peor en este proceso es un paso en el sentido equivocado. Lo que necesita Colombia es empleo, empleo, empleo y crecimiento, y eso solo se logra bajando las tasas a las actividades productivas encabeza de las empresas.

    Una cosa sorprendente, poco menos que ridícula, en la mayor expansión de precios posible de los últimos años para la cartera de Hidrocarburos y Minerales colombianos aprovechando precisamente esa crisis internacional de suministro derivado a la guerra de Ucrania, cogemos y aplicamos una sobretasa. La industria minero-energética es sumamente fluida en la administración de eso. La inversión está presente en todo el mundo, tiene proyecto en todos lados y el Government Tax, que es la participación total que le quita un estado a productor petrolero, es la principal variable de competitividad. Es decir, que de esos 70 contratos de exploración que Petro dijo que iba a respetar en la práctica yo me imagino que un pedazo grande de esos proyectos, salvo que estén muy avanzados en factibilidad, en pozos A1 van a ser suspendidos y la expansión de nuestras reservas se va a ver afectada.

    O sea que el que se va a ver afectado es Petro porque la variabilidad en la producción diaria es muy intensa, depende de la inversión, de la recuperación secundaria del World Cover y si la industria deja de invertir, la producción baja.

    360 Radio: Doctor Gómez, qué espera del Congreso; un Congreso que lo decía Iván Duque, pues estuvo con él, estuvo con el antecesor y ahora ya está con este nuevo presidente ¿Qué garantías espera usted por lo menos de este nuevo Congreso para debatir esa reforma?

    E.G.M: El Congreso es una institución que ha perdido mucho sentido dentro de nuestra democracia, precisamente por la intervención del presidencialismo. Sin embargo, allá se mueven no sólo los intereses del gobierno, se mueven los intereses del sector privado, se mueven muchos constituyentes especiales que presionan a los congresistas. Entonces yo creo que el Gobierno cree que tiene esa reforma en 15 días al otro lado, yo no lo veo así, eso va a ser dispendioso. Me preocupa el ala radical haciendo cosas como lo de proponer gravámenes que persiguen el culto y la religión, me parece un populismo inaceptable y demuestra que sí hay un proyecto cultural de dominación de izquierda aquí.

    ¿Por qué tocar el culto? Eso fiscalmente es irrelevante, sumada todas las confesiones religiosas, el aporte fiscal de eso es marginal, es un objetivo del Pacto Histórico de debilitar las religiones y los cultos, porque son reservorios de valores, porque son los que protegen una visión formal y bonita y unida de la familia, porque son un refugio espiritual y eso hay que acabarlo porque en el marxismo radical la religión es incompatible con el poder.

    360 Radio: Los empresarios han dicho en esta asamblea de la ANI que van a criticar lo que sea necesario y lo harán con ánimo constructivo. Y el presidente dela junta en su despedida, Carlos Gallego, CEO de Nutresa decía, que no quepa duda que sin empresas no hay economía, no hay progreso. Y hoy vemos que puede estar haciendo carrera por un mayor esfuerzo un discurso anti empresa, veíamos que la nueva ministra de Trabajo señalaba a los empresarios de tacaños, por ejemplo.

    E.G.M.: La reforma laboral es otro despropósito, Colombia ha venido perdiendo competitividad relativa en términos laborales, en términos de infraestructura, en términos de productividad; la ignorancia con la que FECODE nos entrega a los muchachos afecta toda la competitividad de la economía. Entonces la ruta es hacia más flexibilidad, es lo moderno, es lo que muchos, incluso de los jóvenes más productivos de la economía, quieren. Y no, vamos para atrás, vamos de vuelta a 1950; la rigidez laboral y todo este concepto de que el empresario es malo, de que el empresario es amarrado o que es egoísta, que persigue a los pobres trabajadores, pues es parte de una metodología que en última generación genera mal ambiente.

    Yo al empresariado colombiano le envió un mensaje; yo sé que hay dos clases de empresarios en Colombia, los que ya se fueron y los que se van a acomodar. Ellos presumen de que no tienen compromiso ideológico, de que no les interesa sino el dinero, que ellos están al margen de la ideología. Yo creo que esa es una ruta equivocada, amigos empresarios, ese no es el camino. El camino es el compromiso con la democracia, con la libre empresa y con el mercado, ellos puede que se acomoden transitoriamente, pero eso en el largo plazo terminan pagándolo.

    360 Radio: Para concluir esta entrevista que muy amablemente el doctor Gómez nos ha permitido, quisiera consultarle por el sector minero energético; en la reforma se plantea un impuesto a los combustibles, como también cuando las exportaciones y haya un tope pues se le va a poner una barrera a las exportaciones.

    Se piensa y ya se está haciendo y es prohibir el fracking, y han existido mensajes de que no ayudan desde la acción de Ecopetrol hasta la esperanza de los colombianos en materia de gas, de petróleo y otra serie de minerales. ¿Cómo lee usted esta situación con respecto al presente y futuro de este sector minero energético de Colombia?

    E.G.M.: Los gravámenes a emisiones, tiene una lógica en principio teórica, a nivel ambiental, realmente no reducen el consumo ni el uso. La gente no quema combustibles que hacen parte, creería yo en más del 45% de nuestra canasta energética total, porque la gente cuando habla de energía cree que solo nos estamos refiriendo a la energía eléctrica y eso es falso. La canasta total de energéticos como la mide la UME es mucho más amplia y los combustibles fósiles son importantísimos entre el carbón y el petróleo, sin eso, la economía no se mueve.

    Entonces esos gravámenes afectan transversalmente todo el sector productivo, vuelven y restan competitividad, no necesariamente Colombia es un país que esté generando un problema de emisiones significativo, nosotros somos enteramente marginales. Un solo dato en Estados Unidos emiten 15,2 toneladas por habitante promedio año de CO2, Colombia emite 1,6.

    Nosotros somos una marginalidad en el debate del cambio climático, los que tienen que hacer el esfuerzo; perder competitividad, perder el empleo por cuenta de esos malos hábitos de energéticos son los países desarrollados, no Colombia.

    Entonces, nosotros tenemos que aceptar también que gran parte de la ciudadanía hoy día acude a la auto movilización a través de las motos por la pésima calidad de los sistemas masivos; los alcaldes le han fallado a la ciudadanía, la gente se muere en mototaxi, compra su ‘motico’ porque ahorra tiempo, porque genera productividad, porque se sostiene.

    Entonces es un consumo que ha dejado de ser el consumo de los ricos que tienen carro, sino es el consumo de la clase popular 11 millones de motocicletas, nadie sabe porque el ministerio no lo mira cuántos viajes diarios en motocicleta se están haciendo con una carga promedio de dos personas. Podemos estar alrededor de 50 o 60 millones de viajes día, es una cosa loca.

    Entonces, grabar eso en un ambiente inflacionario, en un recurso de productividad, es condenar a la gente a volver a un transporte público lento, peligroso e inseguro. Recuerden que la mayor incidencia de delitos hoy en Colombia sumando todo lo del país sigue siendo el crimen en Transmilenio; la gente se baja de Transmilenio porque nadie paga el pasaje, una tercera parte de los pasajeros no paga el pasaje y el resto sufre una violencia.

    Entonces, imponer consumos sobre la base del ambientalismo a una sociedad que está apenas sacando la cabeza de la crisis del Covid, es cometer un gran error. Y lo que dije antes, la sobretasa o el impuesto a las exportaciones, pésima idea, lo único que hace es retirar la inversión. Las minas de carbón que podrían haberse abierto en el primer semestre de 2023 y colaborarle a Europa en el esfuerzo de sustituir el gas ruso a 70 dólares la tonelada, que es una cotización de la nación nunca visto antes nuestros carbones pues todo eso olvídese, porque con ese con esa sobretasa a partir de 45 dólares por tonelada, pues le quita la marginalidad que es lo que le motiva al empresario

    Entonces, todo eso creo que son graves errores, y vuelvo y digo es una ‘tonto reforma’ porque el gobierno se va a disparar en el pie, se afecta sus propias fuentes, aumenta la inflación y va a perjudicar a muchos ciudadanos.

    LEER TAMBIÉN: «La industria minera colombiana es el único sector económico en el país que tiene autorregulación vigilada por terceros»: Juan Camilo Nariño en 360

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img
    - Advertisement -

    En el marco del Congreso de la ANDI los medios de comunicación 360 y Alternativa realizaron una alianza informativa entendiendo del momento con la coyuntura actual de cambio de gobierno y las expectativas empresariales sobre los nuevos caminos del país. Allí pudimos desarrollar este tipo de conversaciones con los diferentes protagonistas.


    360 Radio:

    Enrique Gómez Martínez, bienvenido a esta entrevista especial para el medio de comunicación 360 Radio y para la revista Alternativa. doctor Enrique, ¿ha tenido usted la oportunidad de tener el texto de la reforma tributaria presentada por el gobierno de Gustavo Petro?

    Enrique Gómez Martínez (E.G.M.): Al texto no, pero he tenido acceso a buenos resúmenes detallados y obviamente preocupado, porque es lo que yo llamo una ‘tonto-reforma’, una reforma que le va implicar al gobierno pegarse un tiro en el pie.

    360 Radio: Hace un año se planteaba una reforma tributaria que desató un paro nacional bastante cruel, muy fuerte para el país. Hoy, hay una reforma que por 5 millones la supera, e indirectamente afecta algunos productos de la canasta familiar, ¿cuáles son sus principales reparos y por qué acerca de esta reforma?

    E.G.M.: Pues más allá de las cifras absolutas, yo creo que en el universo de la políticas fiscales estamos perdiendo coherencia, retornando a un incremento en ganancia ocasional, que es un impuesto antitécnico que promueve mucho la evación, la reducción en la renta de personas naturales debería ser progresiva, hay que darle a la gente la posibilidad de adaptarse a una nueva estructura presupuestal teniendo en cuenta estos gravámenes bien importantes. Esto va a generar un efecto negativo en el consumo que es el que en este momento está impulsando la reactivación.

    Afecta el empleo porque los altos niveles de ingreso emplean mucho, y van a dejar de emplear por un incremento en las tasas efectivas de más del 25% de un solo jalón. Además porque cuando usted escoge cierto sector económico y dice de aquí para arriba pagan más, usted en un país como el nuestro va a enfrentarse a unos fenómenos muy severos.

    Al colombiano no le gusta pagar los impuestos, no tiene cultura tributaria, manipula las cosas, hay muchos escenarios, una economía que mueve enormes cantidades de efectivo todavía, están los Bitcoin, los beneficios laborales, entonces lo que pasa es que se generan movilidades en las tablas y distorsiones. Yo he planteado que sí es necesaria una reforma, pero donde más colombianos tributen y donde haya más continuidad. Cuando hay más continuidad en las tasas, hay menos estímulos para la movilidad y el fraude.

    Por otro lado, las empresas clavadas al 35, con los descuentos y exclusiones tributarias reducidos, pues siguen siendo en las que cargan un pedazo o la parte peor en este proceso es un paso en el sentido equivocado. Lo que necesita Colombia es empleo, empleo, empleo y crecimiento, y eso solo se logra bajando las tasas a las actividades productivas encabeza de las empresas.

    Una cosa sorprendente, poco menos que ridícula, en la mayor expansión de precios posible de los últimos años para la cartera de Hidrocarburos y Minerales colombianos aprovechando precisamente esa crisis internacional de suministro derivado a la guerra de Ucrania, cogemos y aplicamos una sobretasa. La industria minero-energética es sumamente fluida en la administración de eso. La inversión está presente en todo el mundo, tiene proyecto en todos lados y el Government Tax, que es la participación total que le quita un estado a productor petrolero, es la principal variable de competitividad. Es decir, que de esos 70 contratos de exploración que Petro dijo que iba a respetar en la práctica yo me imagino que un pedazo grande de esos proyectos, salvo que estén muy avanzados en factibilidad, en pozos A1 van a ser suspendidos y la expansión de nuestras reservas se va a ver afectada.

    O sea que el que se va a ver afectado es Petro porque la variabilidad en la producción diaria es muy intensa, depende de la inversión, de la recuperación secundaria del World Cover y si la industria deja de invertir, la producción baja.

    360 Radio: Doctor Gómez, qué espera del Congreso; un Congreso que lo decía Iván Duque, pues estuvo con él, estuvo con el antecesor y ahora ya está con este nuevo presidente ¿Qué garantías espera usted por lo menos de este nuevo Congreso para debatir esa reforma?

    E.G.M: El Congreso es una institución que ha perdido mucho sentido dentro de nuestra democracia, precisamente por la intervención del presidencialismo. Sin embargo, allá se mueven no sólo los intereses del gobierno, se mueven los intereses del sector privado, se mueven muchos constituyentes especiales que presionan a los congresistas. Entonces yo creo que el Gobierno cree que tiene esa reforma en 15 días al otro lado, yo no lo veo así, eso va a ser dispendioso. Me preocupa el ala radical haciendo cosas como lo de proponer gravámenes que persiguen el culto y la religión, me parece un populismo inaceptable y demuestra que sí hay un proyecto cultural de dominación de izquierda aquí.

    ¿Por qué tocar el culto? Eso fiscalmente es irrelevante, sumada todas las confesiones religiosas, el aporte fiscal de eso es marginal, es un objetivo del Pacto Histórico de debilitar las religiones y los cultos, porque son reservorios de valores, porque son los que protegen una visión formal y bonita y unida de la familia, porque son un refugio espiritual y eso hay que acabarlo porque en el marxismo radical la religión es incompatible con el poder.

    360 Radio: Los empresarios han dicho en esta asamblea de la ANI que van a criticar lo que sea necesario y lo harán con ánimo constructivo. Y el presidente dela junta en su despedida, Carlos Gallego, CEO de Nutresa decía, que no quepa duda que sin empresas no hay economía, no hay progreso. Y hoy vemos que puede estar haciendo carrera por un mayor esfuerzo un discurso anti empresa, veíamos que la nueva ministra de Trabajo señalaba a los empresarios de tacaños, por ejemplo.

    E.G.M.: La reforma laboral es otro despropósito, Colombia ha venido perdiendo competitividad relativa en términos laborales, en términos de infraestructura, en términos de productividad; la ignorancia con la que FECODE nos entrega a los muchachos afecta toda la competitividad de la economía. Entonces la ruta es hacia más flexibilidad, es lo moderno, es lo que muchos, incluso de los jóvenes más productivos de la economía, quieren. Y no, vamos para atrás, vamos de vuelta a 1950; la rigidez laboral y todo este concepto de que el empresario es malo, de que el empresario es amarrado o que es egoísta, que persigue a los pobres trabajadores, pues es parte de una metodología que en última generación genera mal ambiente.

    Yo al empresariado colombiano le envió un mensaje; yo sé que hay dos clases de empresarios en Colombia, los que ya se fueron y los que se van a acomodar. Ellos presumen de que no tienen compromiso ideológico, de que no les interesa sino el dinero, que ellos están al margen de la ideología. Yo creo que esa es una ruta equivocada, amigos empresarios, ese no es el camino. El camino es el compromiso con la democracia, con la libre empresa y con el mercado, ellos puede que se acomoden transitoriamente, pero eso en el largo plazo terminan pagándolo.

    360 Radio: Para concluir esta entrevista que muy amablemente el doctor Gómez nos ha permitido, quisiera consultarle por el sector minero energético; en la reforma se plantea un impuesto a los combustibles, como también cuando las exportaciones y haya un tope pues se le va a poner una barrera a las exportaciones.

    Se piensa y ya se está haciendo y es prohibir el fracking, y han existido mensajes de que no ayudan desde la acción de Ecopetrol hasta la esperanza de los colombianos en materia de gas, de petróleo y otra serie de minerales. ¿Cómo lee usted esta situación con respecto al presente y futuro de este sector minero energético de Colombia?

    E.G.M.: Los gravámenes a emisiones, tiene una lógica en principio teórica, a nivel ambiental, realmente no reducen el consumo ni el uso. La gente no quema combustibles que hacen parte, creería yo en más del 45% de nuestra canasta energética total, porque la gente cuando habla de energía cree que solo nos estamos refiriendo a la energía eléctrica y eso es falso. La canasta total de energéticos como la mide la UME es mucho más amplia y los combustibles fósiles son importantísimos entre el carbón y el petróleo, sin eso, la economía no se mueve.

    Entonces esos gravámenes afectan transversalmente todo el sector productivo, vuelven y restan competitividad, no necesariamente Colombia es un país que esté generando un problema de emisiones significativo, nosotros somos enteramente marginales. Un solo dato en Estados Unidos emiten 15,2 toneladas por habitante promedio año de CO2, Colombia emite 1,6.

    Nosotros somos una marginalidad en el debate del cambio climático, los que tienen que hacer el esfuerzo; perder competitividad, perder el empleo por cuenta de esos malos hábitos de energéticos son los países desarrollados, no Colombia.

    Entonces, nosotros tenemos que aceptar también que gran parte de la ciudadanía hoy día acude a la auto movilización a través de las motos por la pésima calidad de los sistemas masivos; los alcaldes le han fallado a la ciudadanía, la gente se muere en mototaxi, compra su ‘motico’ porque ahorra tiempo, porque genera productividad, porque se sostiene.

    Entonces es un consumo que ha dejado de ser el consumo de los ricos que tienen carro, sino es el consumo de la clase popular 11 millones de motocicletas, nadie sabe porque el ministerio no lo mira cuántos viajes diarios en motocicleta se están haciendo con una carga promedio de dos personas. Podemos estar alrededor de 50 o 60 millones de viajes día, es una cosa loca.

    Entonces, grabar eso en un ambiente inflacionario, en un recurso de productividad, es condenar a la gente a volver a un transporte público lento, peligroso e inseguro. Recuerden que la mayor incidencia de delitos hoy en Colombia sumando todo lo del país sigue siendo el crimen en Transmilenio; la gente se baja de Transmilenio porque nadie paga el pasaje, una tercera parte de los pasajeros no paga el pasaje y el resto sufre una violencia.

    Entonces, imponer consumos sobre la base del ambientalismo a una sociedad que está apenas sacando la cabeza de la crisis del Covid, es cometer un gran error. Y lo que dije antes, la sobretasa o el impuesto a las exportaciones, pésima idea, lo único que hace es retirar la inversión. Las minas de carbón que podrían haberse abierto en el primer semestre de 2023 y colaborarle a Europa en el esfuerzo de sustituir el gas ruso a 70 dólares la tonelada, que es una cotización de la nación nunca visto antes nuestros carbones pues todo eso olvídese, porque con ese con esa sobretasa a partir de 45 dólares por tonelada, pues le quita la marginalidad que es lo que le motiva al empresario

    Entonces, todo eso creo que son graves errores, y vuelvo y digo es una ‘tonto reforma’ porque el gobierno se va a disparar en el pie, se afecta sus propias fuentes, aumenta la inflación y va a perjudicar a muchos ciudadanos.

    LEER TAMBIÉN: «La industria minera colombiana es el único sector económico en el país que tiene autorregulación vigilada por terceros»: Juan Camilo Nariño en 360

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico