Con el programa ReverdeC, Celsia ha sembrado 5,7 millones de árboles nativos

Compartir

ReverdeC, un programa con sello verde de la compañía de energía Celsia, le apuesta a la sostenibilidad y la inclusión laboral y, a la vez, materializa sus propósitos de responsabilidad social.


Por: Redacción 360 Radio

A pesar de los inconvenientes que supone la crisis actual a causa de la pandemia, Celsia logró superar su meta de sembrar 1 millón de árboles nativos durante 2020, año en el que pobló los bosques de Antioquia, Valle y Tolima con 1,4 millones de árboles en estado de amenaza.

Con este objetivo superado durante el año pasado, Celsia alcanza 5,7 millones de árboles nativos sembrados a través del programa ReverdeC, que inició en 2014. Con estas acciones, se han recuperado 3.884 hectáreas de bosque en 41 municipios del país, principalmente en cuencas hídricas que abastecen las zonas rurales y urbanas de estos municipios.

“Superar nuestra meta anual de un millón de árboles sembrados y cuidados, es una celebración que nos encanta, porque es un compromiso que tenemos como empresa privada de contribuir a la restauración ecológica y al cuidado del agua; y es además un propósito del Gobierno Nacional que nos sentimos muy orgullosos de apoyar”, expresó Ricardo Sierra, presidente de la compañía.

LEER TAMBIÉN: Celsia finalizó entrega de más de 143.000 insumos de bioprotección en hospitales de Tolima y Valle

Además, manifestó que esperan sobrepasar también la meta de 10 millones de árboles en los próximos 10 años.

ReverdeC de Celsia ha utilizado hasta ahora 98 especies de árboles tradicionales para la reforestación de estas zonas, por ejemplo, arrayanes, nogales, vainillos, nacederos y guadua son algunas de estas.

Le puede interesar:  Acción de Grupo Argos marcó importante recuperación en el mercado: superó los $17.000

Además, consideran especies que están amenazadas por la actividad humana. Este año pasaron de sembrar 7 especies a un total de 9, entre las que se encuentran el algarrobo, roble, cedro negro, comino, caoba, cedro de altura y rosado, sangretoro y pino colombiano.

Otro punto a destacar de este programa con sello verde, es la inclusión de las comunidades en cada uno de los procesos, pues la mano de obra fue 100 % local y de esta participación, el 18 % corresponde a mujeres.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]