«Con rabia se pueden ganar elecciones, pero con rabia nuestra sociedad no va a avanzar un milímetro»: Sergio Fajardo

Sergio Fajardo, en una entrevista con 360 Radio, se enfocó principalmente en la polarización en Colombia, la gobernabilidad y el impacto de los liderazgos actuales en la política del país.

Compartir

Durante una conversación 360, Sergio Fajardo Valderrama, exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia, reflexiona sobre la creciente polarización en Colombia y las dificultades para gobernar en un clima tan dividido. Aborda los retos del actual gobierno y propone un enfoque de construcción y diálogo en lugar de confrontación. Fajardo comparte su visión personal sobre los eventos políticos recientes y su impacto en la sociedad colombiana, enfatizando la necesidad de un cambio constructivo más allá de la retórica polarizante.

Le puede interesar: Dian prepara nuevo estatuto para combatir el contrabando en Colombia

360 Radio: Nosotros sabemos que usted no es de tinte mesiánico, pero iniciemos preguntando: en un país que estaba tan polarizado y que sigue tan polarizado, ¿cómo equilibraba usted ese ambiente para llegar al poder y hacer reformas que eran necesarias, quizás algunas impopulares, pero también caldear los ánimos de un país que estaba cansado con el modelo que estaba gobernando, que estaba queriendo un cambio, pero que hasta hoy ese cambio, como lo hemos visto,  no está resultando como realmente el país lo demandaba?

Sergio Fajardo: Voy a empezar un poquito más atrás. Esta es mi visión personal acerca de lo que ha pasado en Colombia, y yo estaba en la película de Colombia realmente desde el año 2010 en el sentido nacional. Claro que estuve como gobernador de Antioquia 2012, 13, 14 y 15, pero he estado alrededor de los temas de Colombia.

Colombia empezó la polarización en el año 2010 cuando el expresidente Álvaro Uribe se enfrentó con Juan Manuel Santos al considerarlo, de acuerdo a sus palabras y la de sus seguidores, un traidor. El presidente Santos ganó porque era el de Uribe; nosotros nos enfrentamos con él, Antanas Mockus era candidato vicepresidencial, ahí estuve pues lesionado que me caí de mi bicicleta, etcétera, pero nosotros nos enfrentamos con Santos y nos ganó quien en ese momento representaba la figura del expresidente Álvaro Uribe. Y desde ese momento empezó una confrontación entre ellos dos, asociada con el malestar de Álvaro Uribe y desde ese día hasta el día de hoy, la polarización ha venido creciendo en Colombia, y es un mal camino para nuestro país.

La polarización eventualmente y como está ocurriendo hoy, hay un individuo que es un líder populista, se divide el mundo en dos: usted está conmigo o en contra mía, no hay espacio para hacer nada diferente. Este individuo que es el presidente Petro, se reclama el representante del pueblo y todo lo que no sea lo que él piensa es atacar al pueblo y está en el terreno de la confrontación y en el terreno de la confrontación para la guerra no va la empatía, el respeto, el reconocimiento, la dignidad sino la rabia, el resentimiento y la agresión, y en ese espacio entra la polarización que se convierte en un terreno y en un campo de batalla.

Esto viene creciendo desde antes, nosotros en el 2018, yo fui candidato presidencial y por nada, por nada pasó la segunda vuelta y, pero eso es historia, y yo no solo lo digo para ponerle un contexto a las cosas que han pasado en nuestro país y desde ese momento yo particularmente voté en blanco y eso significó que me han insultado por todas las formas posibles.

Porque acá creen y a ese mundo del sector, digamos de la derecha y el mundo de Petro, Petro Uribe, se ha calificado en diferentes momentos, por lo que conviene la confrontación y no conviene nadie que pueda estar en un espacio que diga: yo no estoy acá ni estoy acá, yo creo que se necesita un cambio, creo que las transformaciones de nuestra sociedad, creo que hay que enfrentar las desigualdades, pero se puede hacer las cosas construyendo no destruyendo para enfrentar al otro, en este contexto estas palabras entonces me dicen tibio, que no toma posesión, esto es una posición es en términos  realmente serios es una posición y es distinta a esas dos pero nunca les va a interesar, es la confrontación, está dichoso es en el mundo de la confrontación, es él el representante del pueblo y no lo deja. Y esa confrontación entonces estas voces como la mía que la llevo, voté en blanco en el 2018, voté en blanco en el 2022, que llevo explicando y diciendo como hicimos en Medellín y la Gobernación de Antioquia que nosotros ganamos y le diéramos una transformación, lo digo con todo el orgullo hay gente que le mortifica, pero la vida es así y nosotros le diéramos una transformación con compromiso ciudadano que le cambió el rumbo a la ciudad de Medellín.

Pero es en este tono, en esta tónica, en esta forma de hablar sin gritar, sin maltratar, sin insultar, sin agredir a otra persona porque piense diferente, ya hemos visto la película, mal gobierno de Duque y Gustavo Petro ganó, por ese mal de Duque, ahora vamos a volver a este sector no, yo creo que aquí hay unas voces distintas y hay unos que hemos recorrido el mismo camino, venimos por el mismo camino, no hemos estado acá, acá, pase de un lado para otro oportunismo para tratar de decir las cosas que quieren oír de un lado del otro y yo creo que somos la inmensa mayoría, eso es lo que yo pienso, y creo que hoy está vigente y que hay que ser respetuoso y hay que resistir, persistir en el sentido de mantener un espacio y no caer en la trampa de la agresión, de la rabia, del daño, del insulto.

Yo no creo en eso, nunca lo he creído, no lo creeré y nunca por tarea, eso, eso es lo que lo que yo voy viendo en nuestro país y se pueden hacer y muchas cosas, muchas de las reformas se necesitan sin duda, que se necesita, pero la forma que está asociada con el presidente Petro hace imposible construir, él es para destruir y nosotros estamos para tender puentes que es muy distinto.

360 Radio: El gobierno de Iván Duque,  fue gran causante de lo que hoy ocurre, y también es cierto que cuando el presidente Duque intentó hacer unas reformas, había un miedo. Había algo muy tenso que era: me van a salir a encender el país, van a bloquearlo, no me van a dejar gobernar. Tenía una crisis grave de gobernabilidad y por eso esas reformas tampoco salieron.

Al presidente Santos no le fue tan mal y sacó adelante y se enfocó en su acuerdo de paz. Pero cuando llegó Gustavo Petro, criticando lo que hacía Duque, criticando lo que hacía Santos, vemos que hace exactamente lo mismo para poder pasar sus reformas; los mismos acuerdos, ha mentido, ha faltado a la palabra, como lo hizo con la reforma pensional hace 72 horas. Pero esas reformas que él podía hacer, entre aumentar la gasolina que era lo correcto, ahora una reforma pensional y otras que se deben hacer, tenía esa credencial, digamos del pueblo, como él lo ha dicho, para hacerla. Vemos que se desdibuja y hoy los números indican, por ejemplo, que la pobreza en Colombia no va bien.

Hoy los dos números indican que esos frentes sociales que este gobierno tenía que atender no van bien y hay gente que fue a votar por Gustavo Petro,  porque creían realmente en que se requería un gobierno de un corte social, de que se dedicara a los más desfavorecidos. Pero como van las cosas en el 2026, se ve con preocupación que la gente que era pobre va a estar más pobre de lo que era cuando llegó Petro y la gente dice esa gente que va a pensar porque dijeron le apostamos a esto, creemos en este señor, pero hoy nuestra vida no va a cambiar, por el contrario, estamos mucho peor. Entonces, ¿qué le dice a esas personas que genuinamente creyeron en esa promesa de cambio ante un gobierno como el de Duque que se equivocó tanto?

Sergio Fajardo: Tres comentarios adicionales,  el primero es el siguiente: el presidente Duque hizo un mal gobierno. Empezando por algo, el presidente Duque no está preparado para gobernar. Es que gobernar es muy difícil, hay gente que cree que eso es cuestión de hacer campañas y llegar al poder, gobernar es muy difícil. El espíritu de un gobernante de ser líder, de trazar metas, de tener una identidad, de cohesionar, de construir confianza, de llevar una sociedad hacia un lugar, es muy difícil y el presidente Duque no estaba preparado para gobernar.  Había tenido su experiencia en el BID, en el mundo de la cultura, ya con un grupo muy reducido, y un senador y no tenía la capacidad para gobernar este país y ahí se vio, entre otras cosas.

Le puede interesar:  Corte Suprema de Justicia investiga irregularidades en las campañas de senadores del Pacto Histórico

El presidente Pedro va a decir también esto que yo sé que hay gente que le fastidia, pero lo va a decir pero Rodolfo Hernández no ganó porque no quiso. Rodolfo Hernández podía haber ganado las elecciones pero él no estaba preparado para gobernar, no estaba interesado, se asustó con eso, y el presidente Petro ganó.

Petro llega al poder y la manera, su espíritu, porque es que dentro de todo lo que ocurre en las sociedades está asociado con la cabeza, con quien lidera, quién es esa persona que está arriba, la personalidad de ese ser humano que está liderando una sociedad, impregna todo lo que es su gobierno. Petro tiene una mente caótica en el sentido de que él habla muchas cosas, dice muchas cosas, no tiene ningún problema en prometer cualquier tipo de situación y lo que está pasando es que ese caos se refleja en la incapacidad de dirigir un buen gobierno, de organizar equipos para que las tareas se hagan, para que esas personas que creyeron en él, para esas comunidades que en Colombia están, que necesitan una atención especial y la necesitan y se tiene que hacer, vean los resultados, no va a pasar y por eso hoy estamos él desde el año pasado empezó a hablar de las elecciones del 2026 y tiene el país en un estado de tensión permanente, todos los días estamos hablando alrededor de lo que dice Pedro o no dice y él no tiene ningún problema en decir una cosa, decir otra cosa, entonces va Antioquia y agrede a los antioqueños, dice una cosa por acá, otra cosa por allá.

El presidente está jugando con el tema de la asamblea Constituyente. Yo creo que él se va a quedar pero lo usa para tensionar porque su espíritu es el de la confrontación, entonces eso se convierte en un caos, no los equipos no funcionan, la manera. Ustedes han oído, por ejemplo, al presidente Petro decir una palabra amable alrededor de una persona que trabaje con él, una que diga: mire esta persona. Nunca, es el principio y fin de todas las cosas, él no escucha a las demás personas, vive cerrado en ese mundo, con los altibajos que él tiene para decir una cosa, ejemplo, el último, pues es que es un día tras otro, la semana pasada fue el día cívico, en mitad del jueves anuncia que el día siguiente es día cívico, eso refleja una personalidad, una manera improvisada, provocadora, caótica para hacer las cosas y así no va a funcionar bien y esta semana avanzan y  esta semana celebración porque la reforma pensional pasa por el Senado y después él va y dice: no, yo lo que quiero es esto, contradiciendo lo que trabajaron sus ministros. Con qué cara van la ministra ahora, otras partes, a decir que, que se sienten a buscar algún tipo de acuerdo para sacar adelante la reforma pensional. Desde mi perspectiva tiene unos aspectos positivos.

Entonces, ese es el individuo y ese es el que conduce y es el presidente de Colombia y todo gira alrededor de él y todos los días estamos hablando de algo que dijo el presidente Petro, todos los días y eso es una especie de tensión permanente en esta sociedad. Y ese es el espacio que a él le gusta, hay gente que todavía no ha podido entender que ese espacio le gusta a él. Yo no creo en fuera Petro, Petro.

Colombia no debe caminar a estar sacando presidentes y a estar en ese tipo de terrenos, debe terminar, debemos ser exigentes, debemos estar marcando las diferencias, pero yo creo que lo peor que le puede pasar a Colombia es caer en esa trampa, va a haber muchas personas desencantadas por múltiples razones, en particular porque todo lo que prometió es no lo va a cumplir.

Ya vamos dos años, quienes hemos gobernado en un periodo de cuatro años, si usted a los dos años no tiene todos los proyectos prioritarios andando, no lo va a hacer, no va a pasar, entonces no tiene los equipos, ustedes ven lo que pasa con el Ministerio de la Igualdad en cabeza de la vicepresidencia Francia Márquez, no ha arrancado, no tienen las personas nombradas, etcétera, etcétera. Y esto no es el malestar con una persona que no me gusta, yo me he enfrentado con él, he votado en blanco, me han insultado de todas las maneras por haber votado en blanco y sigo con el mismo, la misma seriedad, la misma forma de entender la sociedad y no es un problema personal, es la realidad de lo que nosotros estamos viendo día a día.

Un mal gobierno es un gobierno caótico, no va a cumplir, los resultados no van a estar a la altura de las expectativas, llevan a la confrontación, el pueblo es él, los que no están con él son los enemigos y esa confrontación es el espacio que nos van a entregar y en el 2026 nos va a tocar sanar a Colombia. Esto no puede pasar a los otros que tienen rabia, sino a una sanar a este país.

Reflexiones de Sergio Fajardo sobre los desafíos de gobernar en una Colombia polarizada

360 Radio: Hay un frente que viene sufriendo especialmente un deterioro y es el de la seguridad. Las promesas del presidente en su momento fueron en tres meses en el que está firmando la paz. Voy a hacer la paz total. Luego digo que era un invento de los medios, pero lo cierto es que hoy por lo menos toda la zona del Pacífico, el departamento del Cauca y particularmente algunas zonas de Antioquia, también otros departamentos, están experimentando un caos total: el narcotráfico creciendo, las bandas reorganizándose, el reclutamiento de niños. Estamos viendo realmente un desmoronamiento de lo que se había avanzado en esa materia.

Entonces, uno se pregunta si la paz total no funcionó, si esta política de brazos abiertos que así comenzó con todos los carteles terroristas que hay y delincuenciales, criminales, narcotraficantes, que viene ahora, y le pregunto esto con un especial énfasis porque dicen que gobernar Antioquia es lo más parecido a gobernar a Colombia porque recrea problemas similares en cada una de las esquinas y las subregiones en particular.

Sergio Fajardo: Sobre lo que dicen, es cierto, Antioquia tiene seis y medio de millones de  habitantes es el departamento con mayor población en Colombia. La geografía de Antioquia tiene la Cordillera Occidental, tiene la Cordillera Central, tiene el río Magdalena en un lado, tiene el río Cauca, tiene el río Atrato, tiene mar, tiene selva, tiene todas las posibilidades y todos los conflictos de Colombia están en el departamento de Antioquia.

Antioquia es un país complejísimo de manejar. Tenemos más habitantes que Panamá, que Costa Rica, que Honduras, que El Salvador, que Finlandia, que Noruega, que Uruguay, o sea, Antioquia es complejísimo. Observación válida y legítima y piense en eso. Magdalena, Cauca, Atrato, y mar para pensar en lo que tenemos nosotros como departamento ocurre en nuestra tierra con respecto al tema de la seguridad y la paz total es un caos y es un caos, repito, que está asociado con la mente del presidente.

El presidente tiene una mente caótica, un día dice una cosa, luego otra cosa, cambia. Ustedes se pueden imaginar la figura del presidente encerrado en su casa el domingo pasado en el Palacio de Nariño escribiendo tweets con mucho malestar porque había unas marchas enfrentándose a tantas personas, descalificando personas, y llamando a una confrontación. Entonces, la paz total es un desorden total. Recuerden, es que pues la memoria de nosotros es frágil, pero digamos pues que uno no tiene que estar acostándose acordándose todos los días de lo que pasó hace 2 años.

La vida común y corriente, pues la gente está corriendo, está preocupada, que el Medellín gane hoy, que pasen ciertas cosas, y así es la vida de las personas, cierto, pero recuerden, 31 de diciembre del año 2022, 31 año nuevo, donde toda la gente está pues en ambiente de fiesta, como es Colombia, el presidente, a las 10:30 de la noche, escribió un tweet diciendo que ya había un cese al fuego con todos los grupos ilegales en Colombia. Pues una noticia de esas es algo extraordinario. Resulta que nadie sabía, ni los militares, ni los grupos, eso solo estaba en la mente de él, lo escribió el presidente. No fue que le robaron el celular, no fue que lo hackearon, lo escribió él. Es que eso sí, ustedes piensan por un momento, dicen que pero que cómo se le puede ocurrir escribir eso. Entonces, esa paz total ya, ya nadie se acuerda de Danilo Rueda que era un desorden.

Le puede interesar:  Advierten riesgo de "legalizar invasiones" con proyecto que discute Comisión Primera del Senado

Hoy estamos con otro desorden. Entonces, hay disidencias de las disidencias en los departamentos donde él saca una votación muy grande en los del mundo del Pacífico, empezando desde Nariño, pasando por Cauca, en el Valle del Cauca, Chocó, en todos esos departamentos hoy, la situación está peor que lo que estaba antes, el departamento del Cauca, donde viene Francia Márquez, que el año pasado decía que ni siquiera había podido pavimentar la entrada a su pueblo, Suárez, allá no ha habido ninguna mejoría de nada en el presidente que tenían todas las aspiraciones porque supuestamente iba a trabajar para el bienestar de esas comunidades, no está pasando, el ejército, nuestra fuerza pública, ha perdido los espacios, no está ocupando los espacios como se tienen que ocupar, estamos hablando todos los días de asesinatos de líderes sociales, todos los días estamos hablando de hechos de violencia, están ocupando esos grupos criminales, que además su factor común es el narcotráfico, están ocupando todos esos espacios.

Entonces, no hay verdaderamente una política de sustitución de cultivos, de trabajo con los campesinos, no está funcionando nada. En ese desorden, pues precisamente es lo que más favorece a estos grupos criminales.

Ustedes creen, por ejemplo, cómo va a construir una paz total, que es una expresión, el presidente habla regularmente del amor, de la humanidad, donde el mismo presidente confronta a más del 50% del país, tiene una aceptación del 30%, y el 70% no está con él, digámoslo en estos términos, y quiere construir la paz total, con quién la va a construir, cómo van a ser esas convenciones, es el caos, es el desorden. Hay mayor inseguridad en ese mundo rural, donde ha estado la violencia, el mundo del narcotráfico, y en el mundo urbano, pues hay una gran cantidad de inseguridades. Todos los alcaldes, alcaldesas, gobernadores, están pidiendo más policías.

El presidente Petro, el otro día, en un acto, dijo, lo dijo de una manera ofensiva con los policías, diciendo básicamente que todo policía era, se lo compraban. Todo alcalde está pidiendo más policía y el presidente, diciendo que la policía se lo compran. Además, él no tiene disposición para trabajar con los que piensan distinto. Y eso no puede ser, yo fui alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia, me tocó trabajar con el presidente Álvaro Uribe y el presidente Santos y con los dos trabajamos bien, así no hubiera votado por ellos, y trabajamos de manera juiciosa y respetuosa.

Yo fui gobernador de Antioquia, tiene 125 municipios; de esos 125 municipios, nosotros ganamos las elecciones prácticamente todos y arrancamos una votación extraordinaria por encima del siguiente, nosotros solitos, y trabajé con todos los alcaldes y alcaldesas, así no hubieran votado por mí, y con todos trabajáramos, el presidente no tiene esa capacidad, el presidente espera la confrontación. Yo no tengo rabia, yo estoy muy grande en la vida; mi forma de ser y actuar es esta que me conocen desde el año 2000 caminando en Medellín hace 24 años, nosotros empezamos a repartir volantes allá, hoy todo el mundo reparte volantes, nadie había visto lo que hicimos nosotros y nos ganamos esa alcaldía a pie trabajando por todas partes, mostramos cómo se puede construir puentes, todo eso se puede hacer en Colombia y hay que decirlo, pero no es para volver al mundo de los que estaban antes, a ese mundo no podemos volver, y no va a ser de parte mía que van a encontrar porque yo empiezo a insultar a gente, a decirle hijo de tantas, no va a decir, no voy a hacerlo. Colombia tiene que sanarse, Colombia tiene que darse la oportunidad de respetar, de crecer, de avanzar, de aportarle la ciencia, la tecnología, la innovación, el emprendimiento, la cultura, desarrollo productivo regional, hacer todas esas construcciones; hoy el presupuesto de ciencia de Colombia, el presidente que se cree un científico, el menor presupuesto es la historia de la ciencia en Colombia, todo esto no es porque uno haya perdido una elección, o no es porque ahí está la realidad, y no va a pasar porque es la incapacidad para hacer las cosas.

360 Radio: La última pregunta, usted conoce lo que es un modelo de administración pública y con el tiempo ha habido evolución en la importancia de las políticas públicas ha sido mal vital y se ha visto que en este gobierno, en particular en el de Petro, no hay política pública que ande en un funcionario cada 3 o 4 meses, no hay continuidad en los planes, no hay articulación con las regiones, no hay articulación ni siquiera en los ministerios, mucho menos con la empresa privada y se parece mucho a lo que pasó en Medellín.

"Con rabia se pueden ganar elecciones, pero con rabia nuestra sociedad no va a avanzar un milímetro": Sergio Fajardo
«Con rabia se pueden ganar elecciones, pero con rabia nuestra sociedad no va a avanzar un milímetro»: Sergio Fajardo

Entonces hoy hemos visto en Medellín, en la administración pasada, y hoy vemos que estamos concentrados en lo que pasa exterior, producto de lo que origina la Casa de Nariño, pero el daño institucional que reportan, el daño interno de la confianza, de la articulación de entidades, de ministerios, de direcciones, de dependencias en Medellín pasó en el caso de secretarías, por ejemplo, que se encarcelaron y cada una trabajaba por su lado. El daño al modelo de administración pública es muy grande. Yo le pregunto a usted, ¿cree que está de acuerdo con eso, con que está pasando eso a nivel?

Sergio Fajardo: Estoy completamente de acuerdo con lo que está diciendo. Voy a decir algo que falta y es muy serio ¿en Colombia alguien está luchando contra la corrupción?

El Gobierno Nacional, el presidente Petro, dijo que iba a traer una comisión internacional como la que había en Guatemala para luchar contra la corrupción. Ha luchado contra la corrupción, no de allá, de nuestra tierra, de Itagüí. El director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, Aldo López; el senador Trujillo, exalcalde de Itagüí; el que más votos sacó en Uribia, que apoya al presidente Petro. ¿Cuántos se han robado allá? ¿Cuánto están robando en tantas partes?. El hijo del presidente Petro hizo una confesión de lo que había hecho y la manera como se había apropiado los recursos. Armando Benedetti lo dijo, al mismo señor que, por ejemplo, el canciller Leyva le dijo drogadicto, de todo le dijo, hoy es embajador de Colombia.

Está dañando a la institucionalidad, la lucha contra la corrupción no se está dando. Hay corrupción por tantos espacios, todos los días está sacando un nuevo escándalo. Y si nosotros no le ponemos atención a eso, esto va a ser un daño muy serio, por eso yo me temo que el próximo gobierno le va a tocar una tarea muy difícil de avanzar porque se tiene que avanzar, de personas con muchas frustraciones porque lo que se pensó que iba a pasar no va a pasar, con rabia por diferentes lados, lo que viene es muy serio y por eso se necesita seriedad, gobernar con seriedad, con serenidad, tender puentes y saber construir y hay que quitarle la rabia a la gente.

Si nosotros fomentamos la rabia, que es ese terreno de la polarización, con rabia se pueden ganar elecciones, pero con rabia la sociedad nuestra no va a avanzar un milímetro. Esa es mi forma de entender este mundo y hay que luchar por eso y hay que repetirlo y así me digan y me insulten, digo yo, no tengo ningún problema, esto es un camino, esto es una forma, ya hemos demostrado que funciona, ya hemos demostrado cómo se hace y Colombia necesita serenarse, no más rabia.

El otro día estaba viendo un video, yo no sé si era una mujer de Medellín que le iban a quitar una moto, que le iban a detener y la forma como señora gritaba, las palabras que decía, dice, pero entonces, ¿qué? Eso está bien, nosotros creemos en ese tipo de cosas, hay que estarse insultando, es una sociedad rabiosa y todos los días va con más rabia, algunos de nosotros nos toca decir, sin rabia podemos ser diferentes. Y ser enemigos podemos construir sobre lo construido, podemos transformar, pero no va a ser con la corrupción y los mismos que han gobernado.

Lea también: Tres impactos de las nuevas regulaciones sobre los precios de energía en Colombia

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]