viernes, octubre 7, 2022
More

    Cuidar la soberanía energética

    - Advertisement -

    EDITORIAL


    Nuestro editorial para hoy 18 de agosto quisiera hacer especial énfasis en la autosuficiencia energética como bastión fundamental de la soberanía que debe tener un país, igual de importante que la soberanía alimentaria. A los colombianos se les tiene que garantizar hasta donde sea posible el acceso a una energía con precios justos, no solamente para seguir avanzando en el crecimiento económico y social sino mantener estabilidades económicas que sean aliadas del cierre de esa gran brecha de inequidad que hay en este país.

    En primer lugar, queremos resaltar la actitud del ministro José Antonio Ocampo quien ha sido enfático en señalar que Colombia tiene que explorar más gas, contrario a lo que ha dicho la ministra de Minas, Irene Vélez, quien cree que es mejor importarlo de Venezuela.

    Si bien creemos que la fracturación hidráulica o fracking es necesario en Colombia y se tendría que implementar además de respetar los pilotos que ya se habían iniciado, comprendemos y nos tragamos el sapo de que este gobierno siempre fue tajantemente contendor, enemigo acérrimo de este método y tiene que cumplir, lo felicitamos, está cumpliendo; a Colombia le pasará una factura grande esa decisión pero el gobierno Petro ganó.

    Lo cierto es que más del 60 % de los hogares colombianos usan gas para cocinar, son cerca de diez millones de hogares que pertenecen a los estratos 1, 2 y 3, quienes usan durante la mayoría del día este servicio que les permite tener no solamente una calidad de vida digan sino bañarse, alimentarse, entre otros beneficios; esto no se trata solamente de una gasolina.

    Foto: Pexels

    LEER TAMBIÉN: Empresa – Estado, los dos de la mano

    Si bien Colombia tiene unas reservas limitadas de gas que se calculan entre 6 y 8 años, no puede renunciar a seguir explorando para pasar a depender de un régimen como el de Venezuela quedando en la misma situación de vulnerabilidad en la que quedó toda Europa con Rusia, y ahora están pagando las consecuencias por cuenta de la ira de Vladimir Putin. Dependeríamos del precio de gas que fijen ellos, dependeríamos de si nos cierran o nos abre la llave, y no podemos caer en eso.

    Han existido gobiernos de izquierda, progresistas, que han invertido sin ninguna vacilación en las empresas tanto de petróleo y gas estatales, solamente sería revisar lo que hizo Luiz Inacio Lula da Silva en Brasil con la empresa Petrobras, tampoco eso ha ocurrido en Chile con sus minas de cobre o desechar las exploraciones y la explotación en las minas de litio.

    Ahora bien, lo que hoy tiene que primar en Colombia tiene que ser la sensatez, el sentido común y sobre todo pensar en las personas más necesitadas del país que serían las que se pueden ver más vulneradas en todo Colombia. ¿Cuánto gas podemos producir con las reservas actuales de Colombia? Se dice que nosotros con el potencial de producción según las declaraciones del Ministerio de Minas y Energía, empezaremos a caer a partir del otro años, pues poco a poco menos ubicaciones nos darán gas. La bonga del Mamey ya no estaría, estaría muy reducido Bullerengue, estaría extinta al 2030 Clarinete, entre otras.

    De manera que Colombia no puede renunciar a eso, no lo puede hacer y esperamos sensatez absoluta por parte del gobierno Petro, por parte de la ministra de Minas y por parte del ministro de Hacienda.

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img
    - Advertisement -

    EDITORIAL


    Nuestro editorial para hoy 18 de agosto quisiera hacer especial énfasis en la autosuficiencia energética como bastión fundamental de la soberanía que debe tener un país, igual de importante que la soberanía alimentaria. A los colombianos se les tiene que garantizar hasta donde sea posible el acceso a una energía con precios justos, no solamente para seguir avanzando en el crecimiento económico y social sino mantener estabilidades económicas que sean aliadas del cierre de esa gran brecha de inequidad que hay en este país.

    En primer lugar, queremos resaltar la actitud del ministro José Antonio Ocampo quien ha sido enfático en señalar que Colombia tiene que explorar más gas, contrario a lo que ha dicho la ministra de Minas, Irene Vélez, quien cree que es mejor importarlo de Venezuela.

    Si bien creemos que la fracturación hidráulica o fracking es necesario en Colombia y se tendría que implementar además de respetar los pilotos que ya se habían iniciado, comprendemos y nos tragamos el sapo de que este gobierno siempre fue tajantemente contendor, enemigo acérrimo de este método y tiene que cumplir, lo felicitamos, está cumpliendo; a Colombia le pasará una factura grande esa decisión pero el gobierno Petro ganó.

    Lo cierto es que más del 60 % de los hogares colombianos usan gas para cocinar, son cerca de diez millones de hogares que pertenecen a los estratos 1, 2 y 3, quienes usan durante la mayoría del día este servicio que les permite tener no solamente una calidad de vida digan sino bañarse, alimentarse, entre otros beneficios; esto no se trata solamente de una gasolina.

    Foto: Pexels

    LEER TAMBIÉN: Empresa – Estado, los dos de la mano

    Si bien Colombia tiene unas reservas limitadas de gas que se calculan entre 6 y 8 años, no puede renunciar a seguir explorando para pasar a depender de un régimen como el de Venezuela quedando en la misma situación de vulnerabilidad en la que quedó toda Europa con Rusia, y ahora están pagando las consecuencias por cuenta de la ira de Vladimir Putin. Dependeríamos del precio de gas que fijen ellos, dependeríamos de si nos cierran o nos abre la llave, y no podemos caer en eso.

    Han existido gobiernos de izquierda, progresistas, que han invertido sin ninguna vacilación en las empresas tanto de petróleo y gas estatales, solamente sería revisar lo que hizo Luiz Inacio Lula da Silva en Brasil con la empresa Petrobras, tampoco eso ha ocurrido en Chile con sus minas de cobre o desechar las exploraciones y la explotación en las minas de litio.

    Ahora bien, lo que hoy tiene que primar en Colombia tiene que ser la sensatez, el sentido común y sobre todo pensar en las personas más necesitadas del país que serían las que se pueden ver más vulneradas en todo Colombia. ¿Cuánto gas podemos producir con las reservas actuales de Colombia? Se dice que nosotros con el potencial de producción según las declaraciones del Ministerio de Minas y Energía, empezaremos a caer a partir del otro años, pues poco a poco menos ubicaciones nos darán gas. La bonga del Mamey ya no estaría, estaría muy reducido Bullerengue, estaría extinta al 2030 Clarinete, entre otras.

    De manera que Colombia no puede renunciar a eso, no lo puede hacer y esperamos sensatez absoluta por parte del gobierno Petro, por parte de la ministra de Minas y por parte del ministro de Hacienda.

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico