El afán por el clickbait de los medios de comunicación: amarillismo, distorsión y desinformación

Producto de la crisis de Wom en Chile, uno de los medios de comunicación del país tuiteó a través de su cuenta de X: “Wom se declaró en quiebra. ¿Qué pasará con los usuarios en Colombia?” Todo como una estrategia de clickbait para generar mayor vistas.

Compartir

En vista de este último acontecimiento, de lo sucedido con Wom, podemos notar que semana a semana, los medios de comunicación han optado por abusar cada vez más de titulares tendenciosos, falaces, distorsionados, con una intención maliciosa, sembrando dudas y esparciendo un manto de indignación para que la gente haga clic, permanezca por 10 segundos dentro de sus portales web y así puedan registrar como una visita, para luego monetizar y mostrar a sus clientes y agencias supuestas millones de visitas.

Como medio de comunicación, queremos abordar este tema porque consideramos que hay un debate interno que difícilmente sale a la luz pública. Entre los periodistas existe una cierta camaradería para no pisarse los unos a los otros, pero lo que está sucediendo en el periodismo colombiano es sumamente grave. Si las páginas no tienen millones de visitas para poder monetizar, si no logran ajustarse a unos algoritmos y a un CEO que los motores de búsqueda premian y posicionan.

Le puede interesar: No es la prostitución ni el microtráfico, es una empresa criminal la que trabaja en Medellín

Parece ser que la única forma de hacer esto es sembrando discordia, levantando polémica, como ya he mencionado en esta editorial. Sin embargo, las personas se quejan y preguntan: ¿por qué hacen eso? ¿Por qué escriben así? ¿Por qué siembran dudas? ¿Por qué dicen una cosa cuando es otra? Incluso, ¿por qué se habla de contenido sumamente amarillista y obsoleto que no aporta nada a la sociedad lectora del país?

Entonces, los medios de comunicación responden: «Si ustedes no pagan una suscripción y tampoco les gusta ver la publicidad en la página web, entonces tenemos que vivir de alguna manera». La única opción parece ser mostrar a las agencias y a los clientes que tienen millones de visitas, aunque estas sean de 10 segundos y estén basadas en noticias malintencionadas, con clickbait, obligando a las personas a soportar este tipo de contenido o pagar por una suscripción para ver lo que realmente desean.

Le puede interesar:  Otra vez la estigmatización de Medellín a través del reggaetón

Esto ha repercutido en la sala de redacción, donde hay menos periodistas y más ingenieros y otros profesionales que buscan crear contenido basado en las tendencias de las redes sociales, lo que se conoce como viral. La gente encuentra titulares como lo de Wom o “esta es la razón por la cual Fulanito se separó de tal”, y la gente entra esperando una noticia relevante, pero solo encuentra tres líneas de información. Este tipo de contenido no honra el periodismo ni lo que debería ser.

En Colombia, estamos cayendo en estos niveles publicitarios y las agencias están premiando esto. Para ellos, lo más importante es tener 50 millones de visitas, aunque la página dure solo 10 segundos y el contenido pierda calidad. Prefieren premiar a sitios con uno, dos o tres millones de visitas, principalmente de buena calidad, con tráfico orgánico real, contenido bien elaborado y versátil, con fotos e infografías.

En resumen, queremos resaltar que esto se ha convertido en un problema, en un círculo vicioso. Si las personas quieren leer más y mejores noticias, con menos publicidad, titulares serios y análisis contrastados, tendrán que apoyar a los medios de comunicación con suscripciones. Esto es una realidad.

En Colombia, estamos lejos de que esto suceda, pero si las cosas continúan así, las personas se acostumbrarán a noticias superficiales y banales. La calidad de los periodistas en las salas de redacción será cada vez menor, porque los modelos actuales no permiten a los medios pagar periodistas con experiencia y delicadeza.

El afán de hoy en día hace que muchos medios quieran publicar noticias con un enlace que lleve a un artículo que dice “Fulanito se cayó de un avión y murió”. Lo llaman «noticia en desarrollo», lo mencionan en un tweet o en un titular, pero prefieren no llevar a la gente al enlace de la noticia, sin ningún contenido adicional.

Le puede interesar:  La reflexión del presidente de Guyana: necesaria, impopular, pero oportuna y responsable

Lea también: Así le fue a los establecimientos de crédito en el cuarto trimestre de 2023

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]