El histórico poder del oro en 2020

Compartir

A través del tiempo, el oro ha sido uno de los metales más preciados y valorados alrededor del mundo, junto con la plata y el platino, se pueden encontrar en la naturaleza.


Por: Redacción 360 Radio

En los últimos años, este ha presentado una serie de variaciones en su precio debido a diferentes fluctuaciones económicas, logrando importantes incrementos, pese a que no ha sido constante, lo que ha motivado a muchos gobiernos a usar sus reservas para hacer transacciones.

Una de las ventajas del oro es que conserva su poder adquisitivo, convirtiéndose en una alternativa al dinero, el cual, con el paso del tiempo, pierde valor, algo que desencadena un desequilibrio del mercado y causa un incremento en el precio de los bienes de consumo ante la impresión indiscriminada de la moneda.

En el 2019, la demanda global de oro tuvo su mayor impacto en la joyería (48,50 %), inversiones (29,19 %), bancos centrales (14,84 %) y tecnología (7,48 5), gracias a su maleabilidad, ductilidad, solubilidad, conductividad y una virtual incorruptibilidad.

El 2020 fue un año complejo para la economía del mundo por la incertidumbre originada por la pandemia del COVID-19, las protestas sociales y las restricciones de mercado entre Estados Unidos y China, lo que ocasionó una volatilidad en las bolsas – similar a lo ocurrido después de la crisis del 2008 -, en el caso de Colombia, hubo pérdida en el valor del peso frente al dólar estadounidense.

Las reservas de oro de China y Rusia han crecido en los últimos diez años, con 226 % y 76 %, respectivamente, contrario a Estados Unidos, Italia, Francia, Suiza, Japón y Holanda donde no ha habido movimientos, por otro lado, en Alemania se presentó una reducción del 1 %.

Le puede interesar:  Bolívar señala que casi 20 mil mujeres "echaron" a sus parejas para recibir el subsidio de Renta Ciudadana

No obstante, las reservas de oro per cápita de Suiza (123.06), Alemania (40.75) e Italia (40.50) se encuentran por encima de Rusia (14.62) y China (1.34), debido a que el país ruso y el gigante asiático ejercen un contrapeso con relación a la hegemonía del dólar en las transacciones internacionales, que se suma a la guerra fría con el país norteamericano.

El oro ha evidenciado una tendencia alcista en los últimos 20 años, comenzando con 200 dólares en el año 2000, pasando por los 1800 dólares en el 2010 y consiguiendo uno de sus máximos históricos el 6 de agosto del 2020 con 2.063 dólares la onza.

Los economistas consideran que los inversionistas no deben obviar la posibilidad de que se dispare la inflación y aumente el gasto al terminar la pandemia, por lo que el oro continuaría siendo el refugio más seguro y atractivo para preservar el capital.

Entre el 2018 y 2020 el oro ha acumulado ganancias por encima del 40 %, de modo que se espera siga esa línea recta hacia el 2021, siendo un mercado atractivo, no solo por la incertidumbre, sino también por las diferentes políticas de los bancos centrales que disminuyen la rentabilidad fija.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]