El valioso tesoro blanco: cómo la industria de la sal impulsa la economía

La industria de la sal, esencial para sectores desde la alimentación hasta la química, está proyectada a alcanzar los 48.600 millones de dólares para 2030, creciendo a un ritmo anual del 5.2%.

Compartir

En 2023, el mundo continúa dependiendo de uno de sus recursos más antiguos y esenciales: desde la industria de la sal. Utilizada desde la antigüedad por civilizaciones en todo el mundo, la sal sigue siendo crucial no solo para la alimentación y la salud humanas, sino también para numerosas aplicaciones industriales.

Le puede interesar: «Las empresas quieren tener un impacto positivo, pero a veces no saben cómo»: Catalina Arias Agudelo

Panorama general: Según el último informe del Servicio Geológico de Estados Unidos, la producción mundial de sal ha mantenido cifras impresionantes, reflejando la vasta disponibilidad de este recurso esencial.

China se posiciona como el líder mundial en la producción de sal, contribuyendo con cerca del 20% del total global, que asciende a 53 millones de toneladas. Estados Unidos y la India le siguen con 42 millones y 30 millones de toneladas respectivamente, destacando la importancia estratégica de este recurso en las economías de grandes y medianas potencias.

Industria de la sal y su capacidad de producción por país

Aquí está una desglose de los principales productores de sal en 2023:

  • China: 53,000,000 toneladas
  • Estados Unidos: 42,000,000 toneladas
  • India: 30,000,000 toneladas
  • Alemania: 15,000,000 toneladas
  • Australia: 14,000,000 toneladas
  • Canadá: 12,000,000 toneladas
  • Chile, México, Turquía: Cada uno con alrededor de 9,000,000 toneladas
  • Rusia: 7,000,000 toneladas
  • Brasil: 6,600,000 toneladas
El valioso tesoro blanco: cómo la industria de la sal impulsa la economía
El valioso tesoro blanco: cómo la industria de la sal impulsa la economía

El resto del mundo contribuye con 67 millones de toneladas, llevando el total global a 273.8 millones de toneladas.

Por qué es importante: La industria de la sal no solo es vital por su utilidad práctica, sino también como sector económico en crecimiento. Valorado en 32.600 millones de dólares en 2022, se proyecta que el mercado global de la sal crezca hasta alcanzar los 48.600 millones de dólares en 2030, lo que representa una tasa compuesta anual del 5.2% durante el período previsto.

Le puede interesar:  DIAN suspende 4 millones de RUTs por falta de correo electrónico

En Estados Unidos, la producción de sal está a cargo de 25 empresas que operan 63 plantas en 16 estados, siendo Kansas, Luisiana, Michigan, Nueva York, Ohio, Texas y Utah los más destacados, representando el 95% de la producción nacional. Los usos principales incluyen el deshielo de carreteras (41%), producción química (38%) y procesamiento de alimentos (10%).

Detalles: Este panorama de la producción de sal no solo subraya su importancia como recurso natural, sino también como un elemento significativo en la economía global. Con su papel en la preservación de alimentos, seguridad en carreteras y numerosas aplicaciones industriales, la sal se mantiene como un pilar en diversas industrias, mostrando un futuro de crecimiento sostenido y adaptación tecnológica en su producción y distribución.

Lea también: MinHacienda anuncia nuevos proyectos de transformación digital financiera

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]