Emma Morano: La italiana de 116 años más longeva del mundo

Compartir

Por: Jhonatan Ortiz

Conocida como “La abuela de Europa”, Emma Morano-Martinuzzi es la persona más longeva del mundo, con 116 años y 169 días a la fecha de hoy. Nació el 29 de noviembre de 1899, fecha en la que apenas iniciaban a crearse los primeros modelos de automóviles en Estados Unidos y en la que los hermanos Wright comenzaban a dar sus primeros pinos en la aviación.

A su edad ha sido testigo de tres siglos de todo tipo de conflictos políticos, bélicos y económicos de tres siglos, además de los de su propia vida; comenzó a trabajar desde que tenía 13 años, cosiendo sacos de arpillera, un tejido generalmente de estopa que es basto, fuerte y áspero, con lo que ayudaba en algo a la economía de su casa, donde era la mayor de 8 hermanos, todos hijos del matrimonio de Giovanni Morano y Matilde Bresciani. Su energía para trabajar le alcanzó hasta los 56 años. Es decir que lleva 60 años pensionada.

Esta anciana también está en la historia de Italia pues asegura ser una de las primeras mujeres de este país en haberse separado; cansada de los constantes maltratos de su esposo, los cuales le costaron perder un hijo con tan solo seis meses de edad, decidió salvar su vida y hacer valer su dignidad, por lo que lo abandonó.

Hoy esta mujer vive sola en un departamento en Verbania, Italia, en un segundo piso en un edificio sin ascensor, sin embargo es acompañada constantemente por sus familiares, sobrinos e hijos de estos, amigos y enfermeros que la visitan a diario. Esta mujer tiene el honor de decir que en su más reciente cumpleaños fue felicitada nada más y nada menos que por el Papa Francisco, quien le envió un mensaje en el que le deseaba “buena salud, serenidad de espíritu y todo tipo de bien”.

Le puede interesar:  "Esta es una crisis de energía que es inducida por parte del Gobierno", Amylkar Acosta, exministro de Minas y Energía

Pero el Papa no ha sido el único personaje público que la ha felicitado, el jefe del Estado italiano, Sergio Mattarella, también la saludó por haber alcanzado esta “excepcional meta” de edad “jamás alcanzada antes por un italiano”, ya que superó a Dina Manfredini, que vivió 115 años y 257 días, y que falleció en 2012.

La soltería, una buena dieta y la genética, tal vez sean los secretos de la vida eterna. Nunca quiso casarse de nuevo, para no estar bajo el mando de nadie; come tres huevos durante el día y es una apasionada por los lácteos; pero sin duda la genética es parte primordial de su larga vida, ya que varios familiares sobrepasaron los 90 años y una de sus hermanas menores, vivió hasta los 102, razón por la que hoy es estudiada por científicos de la Universidad de Harvard, quienes analizan su ADN y así tal vez logren encontrar el secreto de la eterna juventud.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]