martes, agosto 16, 2022
More

    Las primeras entidades que bajaron su calificación de Standard & Poor’s

    Ecopetrol, Davivienda, Findeter y FDN, fueron las primeras entidades dependientes del gobierno que vieron una bajada en su calificación crediticia por parte de Standard & Poor’s.


    - Advertisement -

    Por: Redacción 360 Radio

    Durante esta semana las calificadoras crediticias en Colombia han aumentado la presión sobre el sistema económico en el país, que depende en gran medida de su capacidad de endeudamiento. Por ejemplo, la primera acción que se concretó fue la de la nueva calificación por parte de Standard & Poor’s, que bajó en un escalafón la categorización, la cual pasó de BBB- a BB+

    De esta forma, S&P Global Ratings anunció la baja en las calificaciones de las primeras cuatro entidades a causa de la pérdida del grado de inversión.

    La primera de ellas fue Ecopetrol. La empresa estatal informó en un comunicado que “en línea con una revisión a la baja de la calificación de la República de Colombia, la agencia calificadora de riesgos S&P Global Ratings disminuyó la calificación crediticia de la compañía pasando de BBB- (perspectiva negativa) a BB+ (perspectiva estable)”.

    La agencia también rebajó la nota Internacional de emisor del Banco Davivienda. «Las calificaciones soberanas impactan las de Banco Davivienda, dada su gran exposición al riesgo y la naturaleza altamente sensible de la empresa al estrés soberano (…) Las acciones de calificación no reflejan un deterioro en los perfiles crediticios independientes de las entidades», informó S&P.

    LEER TAMBIÉN: S&P bajó la calificación de Colombia y quitó el grado de inversión

    Otra entidad que informó la misma decisión fue la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN). “En línea con la disminución de la calificación de largo plazo en moneda extranjera de Colombia por parte de S&P, dicha calificadora disminuyó la calificación internacional de la FDN a BB+”.

    La última entidad sobre la que se tomó la misma decisión fue la Financiera de Desarrollo Territorial S.A. (Findeter). S&P señala en su informe que «el 20 de mayo de 2021, S&P Global Ratings redujo las calificaciones de largo plazo de Banco Davivienda, FDN, y Findeter a ‘BB +’ desde ‘BBB-‘ después de la misma acción de calificación del soberano. Además, bajamos nuestra calificación de corto plazo en Banco Davivienda y Findeter a ‘B’ de ‘A-3’. La perspectiva estable de estos bancos sigue reflejando la de Colombia. Al mismo tiempo, bajamos nuestro Calificación a nivel de emisión de las notas senior no garantizadas de Findeter a ‘BB +’ desde ‘BBB-‘».

    La perspectiva de Findeter y FDN, con perfiles de crédito independientes de ‘bb +’ y ‘bb’, respectivamente, es estable para los próximos 12-18 meses, reflejando eso en Colombia. La perspectiva también refleja nuestra visión de una muy alta probabilidad de un apoyo gubernamental extraordinario en un escenario de dificultades financieras. Pronosticamos que Findeter y FDN mantengan su papel muy importante y su vínculo muy fuerte con el Gobierno. Creemos que Findeter continuará desarrollando e implementando políticas públicas para apoyar el financiamiento de proyectos de infraestructura urbana sostenible. Además, en nuestra opinión, FDN continuará centrándose en el desarrollo del sector de infraestructura del país, que es el principal prioridad. Las calificaciones de ambos bancos de desarrollo se moverán a la par con las del soberano», dijo S&P en su informe.

    De acuerdo con el documento, «la rebaja del soberano sigue al retiro de una reforma fiscal presentada al Congreso en un contexto de altas presiones de gasto, lo que ha resultado en una probabilidad significativamente menor de Colombia mejora su posición fiscal tras un reciente y marcado deterioro. Dado que la alta vulnerabilidad externa del país y el perfil económico moderado (equilibrado con una adecuada institucionalidad y credibilidad monetaria), la deuda de Colombia, estabilizándose en alrededor de 60% del PIB durante 2021-2024, y los déficits fiscales relativamente grandes ya no son consistentes con un grado de inversión de calificación en moneda extranjera (‘BBB-‘ o superior). 

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img

    Ecopetrol, Davivienda, Findeter y FDN, fueron las primeras entidades dependientes del gobierno que vieron una bajada en su calificación crediticia por parte de Standard & Poor’s.


    - Advertisement -

    Por: Redacción 360 Radio

    Durante esta semana las calificadoras crediticias en Colombia han aumentado la presión sobre el sistema económico en el país, que depende en gran medida de su capacidad de endeudamiento. Por ejemplo, la primera acción que se concretó fue la de la nueva calificación por parte de Standard & Poor’s, que bajó en un escalafón la categorización, la cual pasó de BBB- a BB+

    De esta forma, S&P Global Ratings anunció la baja en las calificaciones de las primeras cuatro entidades a causa de la pérdida del grado de inversión.

    La primera de ellas fue Ecopetrol. La empresa estatal informó en un comunicado que “en línea con una revisión a la baja de la calificación de la República de Colombia, la agencia calificadora de riesgos S&P Global Ratings disminuyó la calificación crediticia de la compañía pasando de BBB- (perspectiva negativa) a BB+ (perspectiva estable)”.

    La agencia también rebajó la nota Internacional de emisor del Banco Davivienda. «Las calificaciones soberanas impactan las de Banco Davivienda, dada su gran exposición al riesgo y la naturaleza altamente sensible de la empresa al estrés soberano (…) Las acciones de calificación no reflejan un deterioro en los perfiles crediticios independientes de las entidades», informó S&P.

    LEER TAMBIÉN: S&P bajó la calificación de Colombia y quitó el grado de inversión

    Otra entidad que informó la misma decisión fue la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN). “En línea con la disminución de la calificación de largo plazo en moneda extranjera de Colombia por parte de S&P, dicha calificadora disminuyó la calificación internacional de la FDN a BB+”.

    La última entidad sobre la que se tomó la misma decisión fue la Financiera de Desarrollo Territorial S.A. (Findeter). S&P señala en su informe que «el 20 de mayo de 2021, S&P Global Ratings redujo las calificaciones de largo plazo de Banco Davivienda, FDN, y Findeter a ‘BB +’ desde ‘BBB-‘ después de la misma acción de calificación del soberano. Además, bajamos nuestra calificación de corto plazo en Banco Davivienda y Findeter a ‘B’ de ‘A-3’. La perspectiva estable de estos bancos sigue reflejando la de Colombia. Al mismo tiempo, bajamos nuestro Calificación a nivel de emisión de las notas senior no garantizadas de Findeter a ‘BB +’ desde ‘BBB-‘».

    La perspectiva de Findeter y FDN, con perfiles de crédito independientes de ‘bb +’ y ‘bb’, respectivamente, es estable para los próximos 12-18 meses, reflejando eso en Colombia. La perspectiva también refleja nuestra visión de una muy alta probabilidad de un apoyo gubernamental extraordinario en un escenario de dificultades financieras. Pronosticamos que Findeter y FDN mantengan su papel muy importante y su vínculo muy fuerte con el Gobierno. Creemos que Findeter continuará desarrollando e implementando políticas públicas para apoyar el financiamiento de proyectos de infraestructura urbana sostenible. Además, en nuestra opinión, FDN continuará centrándose en el desarrollo del sector de infraestructura del país, que es el principal prioridad. Las calificaciones de ambos bancos de desarrollo se moverán a la par con las del soberano», dijo S&P en su informe.

    De acuerdo con el documento, «la rebaja del soberano sigue al retiro de una reforma fiscal presentada al Congreso en un contexto de altas presiones de gasto, lo que ha resultado en una probabilidad significativamente menor de Colombia mejora su posición fiscal tras un reciente y marcado deterioro. Dado que la alta vulnerabilidad externa del país y el perfil económico moderado (equilibrado con una adecuada institucionalidad y credibilidad monetaria), la deuda de Colombia, estabilizándose en alrededor de 60% del PIB durante 2021-2024, y los déficits fiscales relativamente grandes ya no son consistentes con un grado de inversión de calificación en moneda extranjera (‘BBB-‘ o superior). 

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico