¿Es el fin de la toma hostil de Gilinski a las empresas antioqueñas?

Compartir

Con el acuerdo que se dio entre las partes, la semana pasada en la ciudad de Madrid, en donde se firmó un documento absolutamente confidencial, totalmente hermético, pues la pregunta es ¿será un acuerdo duradero, sostenible y con palabra?

Por: Redacción 360 Radio

Una de las frases que más quedó en el aire luego de las recientes asambleas de las empresas del Grupo Empresarial Antioqueño, fue la que Carlos Raúl Yepes le dijo a Jaime Gilinski “paremos esta guerra ya”, en donde también se habló de su cicatriz y el ambiente tenso, que fue difícil maneja; los sentimientos, mantener el orden y mantener los momentos incómodos de tramitar, al salir esta información al mercado sobre este acuerdo.

Lo cierto es que son más las preguntas que se hacen, que las certezas; y es que sucede que el acuerdo parece una decisión salomónica, deja ciertas sensaciones de que por el lado de los Gilinski pueden no ser muy sostenible en el tiempo.

Los Gilinski tenían como meta quedarse con Bancolombia y aunque nunca lo hubiesen confirmado en medios, de distintas maneras se pudo establecer y hoy deja la duda, de si acá cesarán sus intentos por apropiarse de las empresas de la GEA.

En un principio, el acuerdo es tácito y así fue revelado al público, el Grupo Sura se queda del lado del Grupo Argos, de Bancolombia y Nutresa pasa a manos de Giliski, recordemos que este ha sido un conflicto  de los últimos 25 años y pues Nutresa fue esta gran empresa de alimentos que empezó todo y término todo. 

Primero ese memorando de entendimiento, venía cargado de muchos problemas, de recusaciones, de denuncias, de demandas, los abogados enriqueciéndose cada vez y obviamente el acuerdo final es que ellos entregaban todo lo ganado de Sura y en otras compañías, a través de operaciones, ellos dejaban de invertir en Nutresa al Grupo JGBD que se quedaría con el 87%.

Le puede interesar:  ¿Por qué la inversión extranjera para Colombia está dejando de ser atractiva?

Más allá del acuerdo de Madrid, que ya se había conocido hace varios días y las reuniones entre el GEA, el grupo, los árabes y los abogados, en las intervenciones de distintos empresarios y políticos; lo cierto es que el acuerdo principal es que se cesan las hostilidades, las denuncias, las quejas, la pelea mediática y que no existirán cartas marcadas, no existirán juegos secundarios, tras bambalinas para que las los procesos que tienen su curso legal, pues tengan alguna dinámica distinta, ha sido un acuerdo complejo, pero los empresarios consultados por este medio de comunicación, destacan el papel del presidente del Grupo Argos que estuvo en España.

Jorge Mario Velázquez ha sido una persona que logró realmente templar los ánimos y encontrar los canales, no solamente de comunicación, sino de confianza, entre ambas partes digamos que Velázquez ahora el decano Real del Grupo Empresarial Antioqueño y  eso, pues, se lo va a otorgado toda esta situación, este año que ha sido tan difícil para los empleados y proveedores, de Protección, de Nutresa, de Grupo Argos, de Cementos Argos, de Celsia y de Bancolombia.

De manera que no solamente esta situación, le cambia la cara Antioquia, le cambia la cara al país, una de las empresas más queridas de los antioqueños, deja de ser propiedad de los antioqueños, como diría alguno todo el día estamos consumiendo productos de Nutresa, ahora que pasa manos de los Gilinski, el grupo árabe y HC; se espera que la compañía tenga un futuro importante en el mercado internacional, sobre todo que ojalá se sigan conservando empleos en Antioquia y las inversiones que se han desarrollado acá.

Le puede interesar:  Estudio de la OCDE revela los 10 países con más horas laboradas en el mundo: Colombia en lo más alto

El GEA había desarrollado, en los últimos ocho meses, una comunicación horizontal con los árabes, cosa que a los Gilinski no les había gustado, incluso eso fue durante algunos de las visitas de los empresarios a medio oriente, donde quisieron poner reglas claras y todo sobre la mesa para entenderse con los árabes, pero los árabes no estuvieron muy contentos con algunos manejos que sus socios en Colombia dieron. 

¿Qué viene?, que se cumpla la palabra de Gilinski, de los árabes, pues los últimos están dispuestos a hacer que eso se cumpla.

Algunas personas están buscando ganadores y perdedores, pero realmente no es tan fácil de identificar, el Grupo Gilinski gana precedencia en un mercado que está, pero que no tenía una capacidad masiva, eso es cierto, en términos de infraestructura, de seguros y de salud, pues, pierde lo que había ganado y pierde la posibilidad de acceder a Bancolombia que era su principal objetivo, llevando del gancho ciego a los árabes a ese acuerdo.

Obviamente, deja heridas, cosas que revisar, cosas que mejorar, cosas que corregir y que brindar para evitar futuros riesgos que quedan y desde luego, lo que tiene la posibilidad de concentrarse para seguir fortaleciendo sus empresas, en hacer las más sostenibles más rentables, con mayor capacidad de inversión, de generación de empleo, entre otras.

Lea también: Caso Tigo UNE: habrá mesa de negociación entre EPM y Millicom con acompañamiento de MinTic

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]