¿Por qué siempre se extorsiona al Gobierno de Colombia con paros y protestas?

Compartir

Colombia cayó en uno de los lugares más peligrosos producto de que el chantaje, la extorsión y la amenaza han logrado su cometido en los últimos años. Ahora aumenta el número de bloqueos, paros y protestas por cuenta de decisiones que son necesarias pero impopulares.


EDITORIAL

En primer lugar quisiéramos defender el derecho legítimo a la protesta, que es pacífico y que no bloquea las vías, que no acude a la violencia, que no  mata policías, no atenta contra el transporte público y que busca simplemente una atención por parte de quienes ostentan el poder. Lo que sí está pasando en Colombia y que vemos con alta preocupación es que la calle se volvió el lugar común para resolver todas nuestras diferencias e inconformidades. 

Esto nos ha llevado a tener unos pésimos resultados, unas consecuencias nefastas para nuestra economía, nuestra seguridad, nuestra productividad y competitividad. En Colombia, hemos tenido en los últimos cinco años un número de protestas, paros, bloqueos y altercado que han batido récord. 

La oposición a Iván Duque le programaba un paro por cualquier asunto o cosa simplemente por buscar desestabilizar su gobierno. Ahora, cuando es que el presidente quiera tomar esas decisiones sino es que la coyuntura internacional y lo que la naturaleza está obligando al Presidente, por cuenta de situaciones que se escapan a su control, también estamos tenemos delicadas protestas y concentraciones que demuestran que el Gobierno cede ante este tipo de acciones y la gente sabe que es la vía más expedita para poder lograr sus objetivos. 

Quisiéramos señalar un ejemplo muy reciente, un grupo poblacional se tomó la carrera séptima con calle 93 en Bogotá por el embeleco de peatonalizar la carrera séptima y meter buses de transmilenio por la mitad ya en el último año de su Gobierno, cuando en sus primeros tres años no se le ocurrió hacer una gran obra de infraestructura, ahora viene a dárselas de gran ejecutora con una cosa absolutamente improvisada que lo que va a hacer es terminar de infartar la séptima. 

Le puede interesar:  Falcao y un debate necesario sobre los tributos asfixiantes

A estas personas se les envió el ESMAD con aturdidoras y gases lacrimógenos, personas que en su mayoría son de la tercera edad, pero si fuese la primera línea seguramente les hubieran mandado a los gestores de paz que conversaran con ellos, porque qué pecado de los pobres jóvenes incomprendidos, pero como en este caso eran personas indefensas sí debían enviarles el ESMAD. 

Hoy tenemos otra protesta por parte de los taxistas, porque la gasolina subió, porque los peajes subieron, porque los parqueaderos subieron, porque hay Uber, pero no son solo ellos, es el país entero el que está pagando gasolina más cara, parqueaderos a 7 mil pesos la hora, pagando más impuestos y que la gente está buscando rebusques en una situación muy difícil para la mayoría de colombianos que se va a descuadernar más pronto de lo que todos piensan. 

Los paros solo agravan la situación económica colombiana que se viene cosechando desde hace mucho tiempo y lo que falta por ver es perverso. El punto es que cuando a las motos se les quiere poner peaje bloquean las ciudades, amenazan con paros, con obstrucciones, incendiar CAI, colgar a los gobernantes en plaza pública. Cuando a los camioneros se les quiere meter en cintura porque no hay tabla de fletes entonces hacen bloqueo.

Acá a ninguna persona se le puede tocar, se le puede hacer entrar en razón por inestabilidades que hay en el mercado, cosas que no están funcionando bien y la solución es ‘amenacemos al gobierno, los extorsionamos y conseguimos nuestro cometido’ y por eso es que este país ha cosechado la crisis que hoy tiene, porque se han evitado hacer reformas necesarias, impopulares pero responsables. 

Le puede interesar:  El reto de la economía colombiana en tiempos difíciles

Por ejemplo, aumentar la base gravable de la población en Colombia, muy poquitas personas pagan impuestos y esa es la verdad y en un sistema avanzado no son las empresas las que tienen que pagar, la mayor cantidad de impuestos son las personas, pero en Colombia no se puede hacer porque si no se bloquea todo, se incendia todo y se perjudica el país por conseguir alivios temporales que llevan a una crisis que es lo que tenemos hoy. 

El Gobierno, esté y cualquiera que sea, no puede ceder a cualquier chantaje de un grupo con intereses en específico, todos quisieran una gasolina más barata pero no se puede porque el Gobierno la está subsidiando y el precio que tenemos es un precio artificial; lo que tenemos que exigirle al Gobierno es que sea más responsable, mesurado y objetivo con sus declaraciones para que no siga mandando la moneda colombiana a costar un penique. 

Que no sigan atentando contra los tratados de comercio, que no sigan atentando contra los sectores económicos y productivos que más afectan al país, eso es lo que hay que exigirle al gobierno, pero las personas en Colombia como la mayoría no entiende nada, está protestando por alivios temporales cuando insistimos están cosechando crisis peores. 

Lea también: Fenalco cataloga como equivocación el paro de Taxistas

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]