Gremios y empresas hacen llamado al Gobierno tras atentados en el Cauca

Compartir

El Comité Intergremial y Empresarial del Valle y El Consejo Gremial y Empresarial del Cauca que reúnen a 45 gremios y 8 cámaras de comercio, representando a 14 mil empresas, están preocupados por alza de violencia en el norte del Cauca. 

Por: Redacción 360 Radio 

En los últimos meses, en municipios como Corinto, Caloto, Timba, Suárez, Santander de Quilichao, Guachené, Villa Rica y Miranda, todos del norte del departamento del Cauca, han sufrido un alza en la violencia, enfrentamientos y atentados.

El sector empresarial del Cauca y del Valle del Cauca se une en un llamado conjunto para instar al gobierno y a las autoridades a tomar medidas urgentes para preservar el derecho a la vida y a la movilidad en esta zona del país.

Este gremio agrupado en el Comité Intergremial y Empresarial del Valle del Cauca y el Consejo Gremial y Empresarial del Cauca, busca que se aplique la justicia, se encuentren y judicialicen a los responsables y que se evite que todos los hechos de violencia queden en la impunidad.

La situación ha generado zozobra y temor en la población. Se requiere una respuesta integral que proteja los derechos de todos los ciudadanos. Reiteran que es necesario que el Gobierno Nacional implemente acciones urgentes para recuperar la tranquilidad.

El director del Consejo Gremial y Empresarial del Cauca, Gerardo Arroyo, expresó que “son inaceptables los ataques armados contra la población, las autoridades y el sector
productivo, los caucanos no podemos acostarnos pensando en la paz y ser levantados con bombazos, de igual manera, rechazamos el asesinato e intimidación de líderes locales.

 

Por su parte, el director del Comité Integremial y Empresarial del Valle, Edwin Maldonado, dijo que “nuestra solidaridad a las poblaciones de Timba, Corinto, Caloto, Suárez, Santander de Quilichao, Guachené, Villa Rica y Miranda, así como a los municipios del sur del departamento, que se han visto afectados por los actos de violencia. Enviamos nuestras más sinceras condolencias a las víctimas”.

Le puede interesar:  Gremios y empresas de Valle y Cauca alarmados por ola de actos vandálicos

Le piden al gobierno que se den las garantías mínimas para que la población permanezca en el territorio y se pueda dar la operación normal en el sector productivo.

Dentro de este panorama existen algunas versiones que aseguran que las disidencias, uno de los actores armados que hace presencia en el territorio, están combatiendo la expansión del proyecto Arrieros del Micay: una hidroeléctrica que en el año de 1997, empezó a pausarse por las afectaciones que traería al río Cauca y su biodiversidad.

Estas versiones muestran que en el territorio se tiene como precedente la hidroeléctrica de La Salvajina, en Suárez, que afectó el medio ambiente en el territorio y generó desplazamiento de comunidades afro e indígenas.

Lea también: En las ‘Escuelas Saludables’, niños de El Arenillo, aprenden a cuidar el agua en el Valle del Cauca

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]