Hay que recuperar las promesas de campaña de Iván Duque: María Fda. Cabal

Foto: EDH

La senadora por el Centro Democrático, María Fernanda Cabal, habló en exclusiva para 360 Radio sobre la actualidad del Gobierno colombiano en cabeza de Iván Duque y la crítica realidad que se ve hoy en el país por cuenta de las disidencias de las Farc y las guerrillas que han resurgido.


Por: Redacción 360 Radio

360 Radio: El 2020 es el segundo tiempo para el gobierno del presidente Duque y también para el Congreso de la República, por otro lado acabamos de pasar unos meses algo turbulentos con respecto a protestas y saboteos también por parte de un sector de la izquierda colombiana. ¿Cuál cree usted que debe ser esa hoja de ruta por la que transiten los proyectos que se debatan en el congreso y sobre todo que en el gobierno se le den impulso?

María Fernanda Cabal: Hay que recuperar las promesas de campaña en la medida en que puedan realizarse, pues no es solo comprometerse con la comunidad internacional y con los exguerrilleros de las Farc que actualmente no se sabe cuáles son o no son, y si todavía combinan las formas de lucha manteniendo las disidencias como brazo financiero, pero en fin, uno entiende que el acuerdo de paz arrojó unas responsabilidades, pero también uno como gobierno elegido con unas banderas tiene que exigirle primero a la JEP, se le tiene que exigir, porque esos volúmenes de dinero exacerbados en esos gastos incontrolados en un país que está ajustando sus cuentas después de la deuda que dejó Santos tiene que verse que el gobierno le exija, no puede ser complacencia siempre para quienes han sido contradictores y establecieron un modelo de acuerdo de paz desconociendo la voluntad popular reflejada en el plebiscito.

En cuanto a la economía le está yendo relativamente bien en comparación con América Latina, pero todavía la balanza comercial es deficitaria y hay que procurar de todas las formas cómo se logra volver a ser un país que venda sus productos en el exterior, eso es urgente; hay que recortar el tamaño del estado de forma urgente, hay que fortalecer la fuerza publica y devolverle valor por que la fuerza pública salió totalmente mancillada por todo este compromiso ejercido por la cúpula de Juan Manuel Santos que este gobierno a mi criterio la dejó demasiado tiempo.

Hay que volver a recomponer muchas cosas que son obvias, que está allí y que son evidentes, pero que exigen una decisión política y con el costo que sea hay que hacerlo, hay que volver otra vez a lo fundamental que es lo que nos movió a nosotros a ser uribistas, hay que volver a la seguridad democrática que está muy deteriorada por el tema de los cultivos de coca, hay que fumigar con glifosato, puesto que es un derecho que tenemos lo ciudadanos en Colombia, un derecho de que no nos maten los grupos criminales que son los que terminan asesinando a los líderes sociales; especialmente los desmovilizados de las Farc son asesinados por las mismas disidencias de las Farc.

Hay que volver a tener control de territorios, no pueden ser zonas vedadas; se tiene que volver a sentir el apoyo de la gente que voto por él y que va a volver a encaminar su rumbo, que su voto no se perdió que a pesar de que entendemos que no todo se puede echar por la borda así no nos guste el acuerdo de paz, que le ponga el tinte que nos gusta, que es el de la autoridad. Hay que exigirle a las Farc la entrega de su dinero y de las rutas del narcotráfico o si no que pierdan sus beneficios, que el Estado responda en ese sentido o sea que aquí las victimas que eran las del centro del acuerdo, pero terminaron siendo las más desconocidas, las más mancilladas, fueron revictimizadas con este acuerdo de paz, entonces es volver a lo fundamental volver a recoger por lo que él fue elegido, no preocuparse por proyectos que no tienen sentido, aquí se presentan demasiados proyectos no solo del Gobierno si no de iniciativa legislativa, algunos que son intrascendentes. Entre menos proyectos presentemos más libre es el ciudadano y el país funciona mejor, ojalá que todos lo que presentáramos proyectos fueran para racionalizarle la vida a un ciudadano que genera riqueza a un empresario que genera riqueza, no al revés.

360: Ahora hablaba sobre lo fundamental y lo que ha sucedido en los últimos años, es que se viene hablando de reformas a la justicia que nunca se han hecho, pero ante esa reformar en la justicia enmarcada en la problemática de seguridad basada en lo siguiente; una policía vulnerable ante la realidad de capturar delincuentes y que luego quedan en libertad o porque no hay cupos en las cárceles o por que el delito era excarcelables o por fallos recientes como los preferidos por la Corte Constitucional; esto ha traído que la inseguridad en toda las ciudades del país y en la mayoría de municipios se ha incrementado. Hoy el colombiano sigue teniendo medio de salir a trabajar o pasear porque también tenemos ahora como ingrediente adicional las amenazas de disidencias de las Farc, del Eln, entre otras. Esa problemática de la inseguridad de las ciudades sumada a la gran y lastimosa impunidad que hay en el país. ¿Cómo cree que se tienen que enfrentar a través de esa reforma o por lo menos mejorar la policía?

M.F.C: Claro que no va a mejorar, porque un Estado de Derecho lo primero que tiene que procurar es proteger a sus ciudadanos y eso se hace con seguridad, ya sea que se llame seguridad democrática o como quiera usted ponerle adjetivos, pero es la seguridad.

Hoy en día el proceso de paz nos dejó zonas inundadas de narcotráfico y los grupos armados se multiplicaron, revivió el EPL las economías de la coca son economías multimillonarias y con eso se mantiene el régimen de Nicolás maduro que destruyó todas sus fuentes y sus medios de producción, entonces el único objetivo es la guerra frontal contra la coca, el objetivo es la recuperación del territorio, proteger la gente que está expuesta todo el tiempo a los combates y al desplazamiento, ya se hizo con Uribe y funcionó. Entonces, ¿por qué si las recetas funcionan hay que cambiarlas?

Todo esto que vimos con los tales paros eran financiados externamente de países que como Rusia les interesa generar aquí destrucción y vender armas porque ellos tiene un objetivo claro, y también de dinero como vimos estudiantes que estaban relacionados con jefes de las disidencias de las Farc, o sea que yo pago impuesto para que estudiantes terroristas estudien o no estudien, usen la universidad como centro de reclutamiento hasta donde somos permisivos usted habla de reforma a la justicia, me acaba de llegar el proyecto de reforma y no lo he leído pero en realidad lo sustancial para que se pueda combatir una impunidad de 95 % es profesionalizar la policía judicial, dotarla de los elementos adecuados el laboratorio forense que tenga las herramientas, que tenga el recurso, pero aquí no, aquí la policía judicial sigue con unos sueldos pírricos cuando se les había prometido desde la época de Montealegre que pidió un buen presupuesto al Congreso y se lo dieron, no, solo le cambió el título a los grados de los funcionarios del CTI y se dedicó a ser contratos con Natalia Springer que nadie respondió por eso.

Con el dinero de los colombianos se dedicó también a poner embajadores de la fiscalía en el exterior ganándose 50 millones de pesos, o sea esto parece con una republiqueta bananera, entonces si no entendemos que es con investigación desde la base fortaleciendo el CTI, fortaleciendo la misma policía judicial de la policía nacional es que usted logre esclarecer crímenes pero no es al revés no es con más fiscales, es con policía judicial que finalmente son los que hacen el trabajo que, le permite a un fiscal tomar unas decisiones sustentadas en los elementos probatorios, que lo hagan vamos a ver si esta reforma cumple porque no podemos seguir teniendo a las altas cortes sin juez ese tribunal de aforados se cae mil veces porque resulta que a ninguno le gusta ser investigado. ¿Por qué? ¿Vamos a seguir en la comisión de absolución del Congreso? Tiene que haber un tribunal de aforados porque también los magistrados de las altas cortes respondan, o sea todo el diseño institucional está hecho para que haya impunidad, anteriormente cuando fueron a pedir dinero los presidentes de las altas cortes a comisión primera con el ministro Carrasquilla yo les dije: si uno hiciera una evaluación por resultado todo ustedes se rajaban, pero ustedes vienen a pedir más dinero.

360: El 2021 será un año netamente político por las previas del 2022, se han conocido algunos apartes de lo que podría ser o no el regreso del expresidente Uribe a las mesas del Congreso pero más allá de si vuelve o no, de si usted estará en las filas del Centro Democrático o no. ¿Cree que el partido se ha equivocado? ¿El partido ha terminado pagando los platos rotos por lo que se ha hecho en el gobierno del presidente Iván Duque?

M.F.C: El partido siente la afectación de un gobierno que no lo tuvo en cuenta en la conformación de su gabinete original, que no lo tuvo en cuenta tampoco en la conformación de las directivas de las entidades del estado, un gobierno que le permitió quedarse en los cargos adversarios y opositores que nos hicieron mucho daño durante ocho años, todo eso lastima la relación del partido con el gobierno y a la vez esto se traduce en un divorcio de la base con el partido por cuenta de las actividades del gobierno, si el gobierno entendiera que no puede gobernar sin política y que tiene que saber a algo, esto no es una empresa, esto es político. Cuando usted deja de lado el espíritu de lo político no le van a reconocer los resultados por mejores que sean porque dejaste de lado la pasión, lo que inspira, la doctrina fundante, lo que motiva al elector a votar. Aquí se perdió esa esencia, se puede recuperar y hay que lograrlo porque si no, no vamos a tener un camino muy fácil quienes pretendendamos volver a ser reelegidos.