Innovación para el desarrollo I+D

Bajo esta filosofía, I+D alienta a la juventud colombiana a convertirse en encontradores proactivos, a emplear las herramientas de liderazgo que ofrece la democracia para así transformar el mundo.

Compartir

El mundo actual cambia a pasos agigantados, con transformaciones diarias que nos desafían a mantenernos actualizados y a la vanguardia de las tendencias y contextos globales.

La innovación, el cambio y la ruptura de paradigmas se han convertido en imperativos cotidianos con un objetivo común: forjar una sociedad mejor. Este esfuerzo no conoce de fechas límite ni de edades específicas; sin embargo, esta responsabilidad recae especialmente en los jóvenes y las nuevas generaciones, quienes deben priorizar la transformación del mundo.

La fundación I+D, fundada el 14 de diciembre bajo el liderazgo del expresidente Iván Duque, encarna estos ideales. Se trata de una iniciativa que pretende potenciar lo mejor de Colombia, tomar decisiones informadas y respaldadas por evidencia sólida, y actuar más allá de la retórica, transformando las vidas de los jóvenes en las regiones más apartadas de Colombia a través de la educación en virtudes y acción concreta.

I+D se rige por cuatro principios fundamentales: sostenibilidad y acción climática, emprendimiento, movilidad social-equidad y valor público. Estos principios reflejan los desafíos contemporáneos: la crisis climática, la carencia de oportunidades, la migración masiva y los riesgos para la democracia, todos aspectos cruciales que no podemos ignorar.

El expresidente Duque ha destacado la importancia de ser un ‘encontrador’ más que un buscador, aludiendo a la paciencia y la perspicacia en la búsqueda de soluciones. Bajo esta filosofía, I+D alienta a la juventud colombiana a convertirse en encontradores proactivos, a emplear las herramientas de liderazgo que ofrece la democracia para así transformar el mundo. Ya son 120 los jóvenes que I+D está formando, personas destinadas a cambiar su percepción del entorno y, por ende, a ejercer un impacto positivo en Colombia y en el mundo.

Le puede interesar:  Desafíos económicos en Colombia: retos en tiempos inciertos para el 2024

No existe un ‘planeta B’. Ha llegado el momento de que nosotros, los jóvenes, cambiemos el único planeta que tenemos. Debemos innovar de manera responsable, desarrollar nuevos conceptos y asegurarnos de que nuestras acciones y principios dejen a las futuras generaciones un lugar donde puedan prosperar y ser felices.

Apoyemos más iniciativas como I+D. Este tipo de tanques de pensamiento y acción son las qué necesita la sociedad.

Nicolás Ordoñez Ruiz – @NicoUCD

Del mismo autor: ¿Por qué es peligrosa la reforma a la salud?

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]