¡Juguemos para cuidarnos y avanzar!

Compartir

Según datos del Grupo Centro de Referencia Nacional Sobre Violencia (GCERN), durante el año 2023, 6,5 niños mueren cada día en Colombia; una cifra que para todos debería resultar alarmante. Este mes se conmemoran los 25 años de la creación del Día de la Niñez en nuestro país, y aunque ha sido un cuarto de siglo de trabajo para garantizar los derechos de las niñas, niños y adolescentes, las cifras nos revelan que aún queda un largo camino por recorrer.

En el marco de esta fecha, es importante llamar la atención para que nos detengamos un momento para tratar de entender realmente los problemas y peligros a los que se enfrentan la niñez: el abandono, el reclutamiento forzado, la violencia intrafamiliar, la desnutrición, los problemas mentales, entre otros muchos; y es imperante que como sociedad empecemos a buscar herramientas para combatir de forma eficiente cada problema expuesto.

Desde la Corporación Juego y Niñez hemos trabajado arduamente en promover el juego como un derecho y un factor de protección fundamental para que las niñas y niños desarrollen habilidades socioemocionales, ciudadanas, creativas y también permita crear vínculos de amor en familia que ayuden a disminuir la violencia en el hogar.

Entendemos el juego como una experiencia creativa, que permite vivir en forma satisfactoria la interpretación y transformación de la realidad. Es una zona de libertad donde tiene lugar la cultura y se desarrolla la imaginación, es la forma en que las niñas y los niños descubren el mundo que los rodea, exploran sus propias emociones y desarrollan habilidades que los acompañarán a lo largo de toda su vida. Un artículo publicado por Unicef, expone que el juego ayuda a desarrollar capacidades motrices y fortalecer vínculos afectivos.

Le puede interesar:  Nueva propuesta de la reforma a la salud: seis EPS aceptaron transformarse en gestoras

Le puede interesar: La tasa de desempleo en Colombia creció 1,3% en marzo de 2024, la cifra se ubicó en 11,3% 

Aunque es cierto que nuestro primer hábitat de desarrollo es el hogar y las familias, no podemos dejar esta responsabilidad únicamente en manos de estos. Aquí es importante que sigamos haciendo un llamado activo a las instituciones tanto públicas como privadas de apoyar iniciativas que impactan positivamente La vida de la niñez y de esta manera a la sociedad.

Por poner un ejemplo, desde Juego y Niñez hemos trabajado de la mano del sector privado en desarrollar espacios de ludoteca en diversos territorios. Con Chevron hemos llevado estos espacios al archipiélago de San Andrés y a Yumbo, Valle del Cauca; lugares que ya han sido apropiados, en el último año, por más de 2,700 niños, niñas y adolescentes en estos municipios. Estoy convencido de que estos ambientes son fundamentales para lograr un impacto positivo en las comunidades que se ven reflejados en el desarrollo de habilidades de la niñez y en la prevención de la violencia.

Así que, en este mes de la niñez en Colombia, además de visibilizar sus problemáticas, les invito promover el juego como herramienta para disminuir las violencias. Desde el rol de padre, madre, cuidador, empresario o sencillamente un ciudadano interesado por el bienestar de la niñez; todos podemos hacer nuestra parte para garantizar que cada niño y niña tenga la oportunidad de jugar de ejercer el derecho al juego, de soñar y de crecer en entornos seguros y estimulantes. Demos juntos, el primer paso hacia un mundo donde el juego sea un derecho fundamental de todos los niños y niñas, en armonía con los demás derechos.

Le puede interesar:  Grupo Sura presenta candidatos a nueva Junta Directiva de la compañía

Sergio Ibarra, Director de la Corporación Juego y Niñez

Lea también: Alertan sobre presupuesto de 2025 y dicen que tendría 30% menos para inversión

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]