La bomba atómica que representa Roberto Prieto

Compartir

Confidenciales 360


El exgerente de la campaña ‘Santos Presidente’ en las dos ocasiones, Roberto Prieto, fue enviado a la cárcel por un juez de la República, luego de encontrar que él podría obstaculizar las investigaciones que se están realizando en su contra.

 

El juez 45 con función de garantías argumento que se torna necesario de disponer de esa medida de aseguramiento para salvaguardar el fin constitucional.
El juez aseguró que frente al delito de enriquecimiento ilícito la Fiscalía habló de una apropiación de al menos 650 millones de pesos. El togado, a la vez, aseguró que las pruebas solo dan registro de 300 millones.
Prieto habló a la salida de los tribunales donde recibió la decisión, él estaba visiblemente acongojado, aporreado y confundido; respecto al tema de reclusión, señaló que: «si se me permite, lo único que digo es que ya se tomó una decisión y fue la medida intramural; la respeto, el juez es el representante de la justicia, mis abogados han pedido otro sitio de reclusión con la argumentación debida. El Ministerio accede a que sea La Picota, pero yo no quiero que sea esa. Por un poco de dignidad, sé que no estoy en muy buena posición, pero dada la medida de  aseguramiento que usted me impone, me pone al mismo nivel de la gente que está en la cárcel», indicó Prieto. Él prosiguió y aseguró que: «Ir a La Picota, para mí, denigra un poco mi dignidad».
Prieto tiene gran información, no solo sobre asuntos políticos, económicos, empresariales, sino sobre toda una serie de sucesos y secretos de Estado, los cuales lo convierten en una persona sumamente importante, no solo para el presidente Santos, sino para todos los que han estado en el Gobierno durante ocho años.
Santos ha dicho que está tranquilo frente a la captura de Prieto, pero en realidad no debería estarlo. El exgerente de campaña dio siempre su máximo apoyo y protección al presidente, hizo todo lo que estuvo a su alcance para sacar la reelección adelante y le tocó encarar problemas muy profundos en distintas ocasiones de su carrera política.
Prieto era pedido por miles de personas para que fuera su amigo, desde directores de medios de comunicación, empresarios, industriales, ingenieros, todos querían ser amigos de Roberto Prieto por el poder que podía tener y su amistad con el presidente Santos.
Hoy vemos cómo lo han acorralado entre todos los que decían apoyarlo, ser sus amigos, e incluso, le proponían negocios que él rechazaba para evitar precisamente escándalos de legalidad y todos han optado por caerle al caído, y además, tratar de detonar una bomba que puede llegar a ser Roberto Prieto, porque si él se dedica a contar todo lo que sabe, todo lo que supo, todo lo que propusieron, todo su dossier, posiblemente más de media clase política y empresarial podrían estar en líos judiciales.
El caso de Prieto es delicado por donde se le mire, no se trata de encarcelar a una persona nada más y de anularla públicamente, se trata de que estamos hablando de la persona más cercana al hombre, que no solamente trabajó con los expresidentes Gaviria, Pastrana y Uribe, sino que fue presidente durante ocho años y obtuvo, desde un Nobel de Paz, hasta distintos reconocimientos internacionales, y en ese largo tiempo de carrera política Prieto siempre estuvo a su lado, por lo que para el presidente Santos significaría también una extinción de modo inmediato.
Le puede interesar:  Bolívar señala que casi 20 mil mujeres "echaron" a sus parejas para recibir el subsidio de Renta Ciudadana

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]