La Importancia de las Corporaciones Autónomas en la Conservación Ambiental de Colombia

Por: Javier Parra, exdirector general de Cornare

Compartir

Este año, la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare —Cornare—, conmemora sus 40 años de vida institucional. Cuatro décadas desde que nació, gracias a un movimiento social, y con la gran misión de trabajar por el desarrollo sostenible del Oriente Antioqueño, una región que crecía a pasos agigantados con la construcción de la autopista Medellín-Bogotá, el aeropuerto José María Córdova y el embalse Peñol-Guatapé.

Pero en el campo de lo ambiental, Cornare no es la única que está de aniversario, también este año se cumplen 30 años de la expedición de la Ley 99 de 1993, por medio de la cual se crea el Sistema Nacional Ambiental —SINA—, definido como el conjunto de orientaciones, normas, actividades, recursos, programas e instituciones que permiten la puesta en marcha de los principios generales ambientales contenidos en la Ley, en cuyo marco se dio lugar a la transformación y creación de las Corporaciones Autónomas Regionales—CAR—.

Es así como este se convierte en un momento especial para resaltar la importancia y el impacto de las 33 CAR en Colombia, dado que todas desempeñan un papel esencial para la preservación y protección del rico patrimonio natural del país. Estas instituciones, originadas con el propósito de salvaguardar los recursos naturales y promover el desarrollo sostenible, han sido trascendentales en la conservación del medio ambiente y la biodiversidad.

Las CAR en Colombia representan una red crucial de protección ambiental que abarca desde selvas tropicales, páramos y desiertos, hasta ecosistemas marinos y más. Su trabajo en conjunto asegura que ningún rincón del país quede desatendido, y se podría decir que hoy, en un mundo afectado por el cambio climático, estas entidades son de vital importancia en la reducción de emisiones y en la promoción de prácticas sostenibles que ayuden a contrarrestar sus efectos.

Solo por mencionar algunos logros relevantes de las Corporaciones Autónomas Regionales, se tiene que, en materia de su contribución a la protección de la fauna silvestre, atendieron 36.423 individuos durante 2022. En lo que respecta a siembras y restauración, se resalta que en los últimos 3 años han sembrado más de 51 millones de árboles, y han realizado acciones de restauración, rehabilitación y recuperación de ecosistemas en más de 26.000 hectáreas.

Le puede interesar:  La empresa es Colombia

Sumado a ello, entre las 33 CAR han declarado 306 áreas protegidas; es decir, más del 95 % de las existentes en Colombia, las cuales suman 3.9 millones de hectáreas y prestan servicios ambientales de gran importancia para los territorios, además, han prestado apoyo a la declaratoria de 1.123 áreas protegidas locales con un área de 239.003 hectáreas, ratificando así su compromiso con la protección y conservación de los bosques de Colombia.

Las CAR también juegan un papel importante en la educación ambiental y la sensibilización de la sociedad. A través de campañas, programas educativos y eventos, promueven la conciencia ambiental y fomentan la participación de la comunidad en la conservación, por eso, en los últimos 3 años han apoyado más de 1.100 Proyectos Ciudadanos de Educación Ambiental —PROCEDAS— y 1.200 Proyectos Ambientales de Educación Ambiental —PRAES—, al igual que han capacitado un total de 92.650 jóvenes y apoyan 28 Comités Interinstitucional Departamental de Educación Ambiental —CIDEAS—departamentales.

Mientras tanto, en su ejercicio de autoridad ambiental, 31.985 metros cúbicos de madera han sido decomisados, en más de 11 mil operativos de lucha contra deforestación liderados por estas corporaciones, en los últimos 3 años.

Para obtener estos valiosos resultados conjuntos, cada una de las CAR lidera diferentes estrategias y proyectos en sus territorios, acordes con las necesidades específicas que tengan, es así como Cornare, asentada en un territorio con gran riqueza de agua dulce, ha asumido la responsabilidad de proteger y gestionar el recurso hídrico de manera sostenible y es por eso que hoy, el 100 % de su jurisdicción cuenta con cobertura total en saneamiento urbano, lo que la posiciona como región líder a nivel nacional en saneamiento básico, comparado con el 52 % que tiene el país.

Cornare, ha demostrado ser un modelo ejemplar en la promoción del equilibrio entre desarrollo humano y conservación ambiental, por eso desde hace aproximadamente 30 años implementó el proyecto Huertos y Estufas Leñeras Limpias Ambiental y Socialmente Sostenibles —HUELLAS—, para mejorar la calidad del aire y de vida de las familias rurales y en el que el huerto leñero, también tenía más relevancia para buscar contrarrestar la deforestación. Desde 1994, que comenzó hasta 2023, se han construido unas 39 mil estufas leñeras o eficientes, como se conocen en la actualidad.

Le puede interesar:  Empresarios berracos

Esta CAR no solo ha trabajado en la conservación física de los ecosistemas, sino que también ha empoderado a las comunidades locales a través de programas educativos y de sensibilización con estrategias como el Programa de Intercambio de Servicios —PRIMER— por medio del cual se ejecutan proyectos para la protección y conservación de los recursos naturales, de manera colaborativa con los ciudadanos.

En ese mismo sentido, el programa Comunidades Empoderadas Regiones Conservadas Ambientalmente —CERCA—, es una estrategia que, a través de líderes campesinos, se educa ambientalmente a las comunidades que habitan las áreas protegidas y fuentes abastecedoras de acueductos, para su adecuada gestión y protección.

Desde su nacimiento en 1983, Cornare ha trabajado sin parar para marcar la diferencia, y durante estas cuatro décadas ha ejecutado proyectos ambientales con todos los actores de los 26 municipios de su territorio, para mejorar la calidad de vida de las comunidades, porque entendió que este es el único camino para la sostenibilidad.

Tanto Cornare durante sus 40 años, como las demás Corporaciones Autónomas en Colombia, son pilares fundamentales en la búsqueda de un futuro sostenible. Sus logros no solo transforman paisajes y vidas, sino que también demuestran que el equilibrio entre desarrollo y conservación es posible.

Este contenido hace parte de la octava edición de Revista 360 que cuenta con la participación de más de 70 invitados de todos los principales sectores económicos, productivos y políticos de Colombia. Ministros, líderes gremiales, líderes en áreas de la construcción, sectores bancarios, logística e infraestructura, telecomunicaciones, gobernantes regionales, analistas, economistas, entre otros.

Lea también: “Colombia es nuestro común proyecto y no tiene ningún sentido despedazar el proyecto por sacar ventajas políticas coyunturales”: Clara López, senadora de Colombia Renaciente

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]