La infraestructura es clave para mover la economía del país

En lo que nos respecta, seguimos sin entender por qué gobernantes tanto regionales como el Gobierno Nacional tienen una resistencia; no sabemos si es por ignorancia o desconocimiento sobre lo que sucede con la inversión en infraestructura. Colombia lleva años sin obras trascendentales y revolucionarias en este sector.

Compartir

Lastimosamente, desde que todo en Colombia se ha politizado, desde la justicia hasta el mantenimiento de una calle y cómo se debe ver una ciudad, obviamente la infraestructura también se vio afectada. Además, Surgieron algunos personajes que argumentaron que “la infraestructura era mala”, “que el cemento es malo”, que el cemento no era progreso, que era mucho más importante otros aspectos que el cemento. 

Tildaron el cemento como algo casi capitalista, anarquista, y lo metieron en un discurso político, sin ningún sentido, absolutamente equivocado que desafortunadamente logró meterse en muchas conciencias y caímos en que los gobernantes no se preocupan por el cemento y empezaron a entregar unos papelitos, unos colores y no pasa nada. 

Mientras que la ciudad requería de su mantenimiento, crecimiento y su desarrollo iba a venir por obra y gracia del Espíritu Santo donde el sector privado era el que se iba a meter la mano al dril 100% para sacar las ciudades adelante. 

Hay que decirlo, el sector privado es hoy el mayor responsable del crecimiento que han tenido los municipios, el departamento y el país, a pesar del Gobierno Nacional y de los gobiernos regionales, la empresa privada ha logrado sacar adelante muchas obras que las ciudades y departamentos necesitaban que  su gobierno decidió que no necesitaba inversión porque el cemento era malo.

Ahora que afrontamos una grave crisis económica y una estanflación evidente, y ahora tenemos que la infraestructura, prácticamente la obra pública y civil, es nula. Es un buen momento para recordar a quienes toman decisiones en sus territorios que la infraestructura es el mejor camino para reactivar la economía. 

Le puede interesar:  Consejo Gremial Nacional insta a tomar medidas para prevenir una posible crisis energética en Colombia

Nosotros recibimos con pesar, las declaraciones de nuevos alcaldes y gobernadores que dicen que su prioridad no será la infraestructura, donde dicen “yo no me voy a dedicar a la infraestructura, yo me voy a dedicar a lo social”, pero es que lo uno no es excluyente de lo otro. 

Nos parece absolutamente miope esa visión y no entienden el impacto social que tiene la infraestructura y es que cómo van a hacer para llevar alimentación, seguridad, salud, educación a lugares donde las calles están en lodo o lugares en los que no se puede llegar, donde las entradas y salidas de muchos municipios son absolutamente colapsadas, en donde las ciudades pasan mayoritariamente las personas en un trancón que siendo productivas, hoy realmente con la situación económica actual, uno esperaría que quienes tienen el poder de decisión opten por hacer lo correcto: reactivar los programas de vivienda, construir túneles, puentes, intercambios viales, rehabilitar vías, modernizar colegios y hospitales, y crear centros de eventos y culturales.

El desarrollo se encuentra en el concreto, y no debemos comprar la idea de una ideología que critica el cemento, ahí es donde está el desarrollo.

Creemos firmemente que si este país quiere recuperarse y avanzar ante las situaciones actuales, necesita una gran inversión en obra pública, una inversión sin precedentes y alejada de toda ideología, una inversión que permita a los colombianos volver a tener espacios dignos. Pero esto solo se logra con gobernantes arriesgados, dignos de sus cargos, visionarios y no perezosos.

Lea también: Grupo Argos revela inversiones por $2 billones de pesos para 2024: así potenciará la infraestructura de Colombia

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]