La inseguridad alimentaria en Colombia

Compartir

Al desagregar las cifras se observa que los departamentos con mayor prevalencia de los altos índices de inseguridad alimentaria son los de la región Caribe, encabezados por Córdoba (70 %), Sucre (63 %), Cesar (55 %), Bolívar (51 %) y La Guajira (50 %).

La seguridad alimentaria consta de tres elementos esenciales: el primero es la disponibilidad de los alimentos; el segundo, el acceso a los mismos, y tercero, la estabilidad o sustentabilidad, entendida esta como la garantía del primero y el segundo a lo largo del tiempo, que no sea intermitente. Como lo veremos, la seguridad alimentaria más que un problema de disponibilidad de alimentos es un problema de acceso a los mismos y este está determinado por el nivel de ingresos, el cual a su vez está correlacionado con el nivel de empleo.

Según  el director del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas para Colombia, Carlos Scaramella, “en Colombia el 30 % de la población se encuentra en una situación de inseguridad alimentaria moderada o severa, es decir, 15.5 millones de personas no tienen acceso a alimentación adecuada y tienen dificultades para cubrir sus necesidades básicas, por lo que deben recurrir a estrategias de consumo insostenibles y enfrentar condiciones de escasez de alimentos, hambre y malnutrición”.

Al desagregar las cifras se observa que los departamentos con mayor prevalencia de los altos índices de inseguridad alimentaria son los de la región Caribe, encabezados por Córdoba (70 %), Sucre (63 %), Cesar (55 %), Bolívar (51 %) y La Guajira (50 %). Ello en razón de que los altos niveles de desempleo y la informalidad que priman en estos departamentos se traducen en la gran precariedad del ingreso y esta afecta el poder adquisitivo y en consecuencia el acceso a los alimentos.

Le puede interesar:  Exportaciones e importaciones en zonas francas colombianas disminuyeron 28,4% y 27,1% respectivamente, en marzo de 2024

La tendencia de esta tragedia humanitaria es hacia el agravamiento, dada la constatación de que el 35 % de los hogares en Colombia disminuyeron sus ingresos en los últimos 12 meses, que casi la mitad de estos (46 %) tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza nacional, al tiempo que el 51 % de las familias tuvieron que reducir el tamaño de las porciones de alimentos y otro 42 % el número de comidas al día. Según la última medición de la Encuesta Pulso social del Dane, en diciembre de 2022 el 73,5 % de los hogares colombianos (6.2 millones) comen en promedio 3 veces al día, 15.4 puntos porcentuales por debajo de diciembre de 2019. De hecho, según el mismo Informe del PMA, en Colombia el 40 % de la población consume dos o menos comidas al día, más de la mitad de los hogares tuvo que reducir la porción de las comidas y el 67 % de los hogares tuvo que utilizar una estrategia para afrontar el hambre”.

El colmo de esta preocupante situación es que la inseguridad alimentaria, la malnutrición, la desnutrición y el hambre en Colombia se han ensañado en la niñez. Según datos del Instituto Nacional de Salud (INS), en el 2022 se presentaron 21.337 casos de desnutrición aguda en menores de 5 años y 309 niños murieron como consecuencia de la desnutrición, 111 más que los registrados en 2021.

Del mismo autor: Colombia se rezaga 

AMYLKAR ACOSTA
www.amylkaracosta.net
Twitter @amylkaracosta

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]