Medellín, el gran ejemplo de construcción de ciudad: retos y retrocesos

Compartir

Medellín, el gran ejemplo: Este contenido hace parte de la séptima edición de Revista 360 y cuenta con la participación de más de 70 invitados de todos los principales sectores económicos, productivos y políticos de Colombia. Ministros, líderes gremiales, líderes en áreas de la construcción, sectores bancarios, logística e infraestructura, telecomunicaciones, gobernantes regionales, analistas, economistas, entre otros.


Por: César Hernández Correa

Como ingeniero y como constructor de Medellín, he tenido la oportunidad de impulsar muchos proyectos de ciudad desde diferentes cargos públicos, pero aún más como ciudadano, me sumo a la preocupación de lo que ha venido pasando en la ciudad de Medellín, donde pasamos de construir una historia de unidad, de orgullo y resiliencia, a ser divididos por asuntos políticos, donde como en un ring de boxeo, nos han asegurado que para salvar a Medellín de la corrupción y la politiquería, debemos enfrentarnos los unos a los otros. Este es un llamado a pasar de la crítica a la acción política. 

Históricamente, la ciudad de Medellín ha padecido de la amargura de la violencia, con una tasa para 1993 que llegó a ser de 382 homicidios por cada cien mil habitantes, Medellín era entonces la ciudad más violenta del mundo, era una ciudad con profundas desigualdades sociales, no era garantista de oportunidades y no tenía el vigor institucional para combatir todas las fuerzas que frenan el desarrollo de la ciudad. Sin duda, la época más oscura y menos deseable que puede padecer cualquier ciudad, una profunda enfermedad y herencia de violencia que a partir de los cambios de modelos políticos lograron subyugar en gran parte estos momentos oscuros de la guerra, la violencia y la destrucción. 

image 2
Medellín, el gran ejemplo de construcción de ciudad: retos y retrocesos

Nos unimos para reconstruir el tejido de Medellín, se establecieron modelos de pacificación en la ciudad, se empezó a tener como sujeto central de la conversación pública la comprensión de Medellín como una ciudad resiliente, donde la academia, la empresa, la institucionalidad y los ciudadanos se encontraron para reconstruir una ciudad golpeada, afligida y con secuelas que han mutado a partir de todo el trabajo de estos actores que tuvieron enfoques claros de pacificación y garantía de derechos y oportunidades para evitar a ese círculo de violencia. 

Le puede interesar:  5 restaurantes en Cali que no debes dejar de visitar

LEER TAMBIÉN: Marcha fúnebre

Cuando Medellín asume el reto de transformación y resiliencia, asume el papel de pensar ¿Cuál es la ciudad que queremos construir? y después de haber realizado un trabajo de la reconstrucción de una nueva ciudad con urbanismo social, Proyectos Urbanos Integrales, innovación, pero justo ahí, la ciudad empieza a comprender que existía un riesgo, como los procesos institucionales y democráticos tienen duran poco tiempo, la voluntad política de quienes dirigen las administraciones es una pieza clave para que Medellín no se sumiera de nuevo en la violencia y se forme, alrededor de abandonar un norte que era la carta de navegación que sacó a Medellín de su etapa más oscura y la hizo brillar frente al mundo y un cambio en el modelo político de la ciudad no sería sólo un freno de mano a la transformación física y cívica de la ciudad, sino que significa una reversa, es devolverse en el tiempo e ir deconstruyendo todo el conocimiento y el discurso de la pacificación, la resiliencia, la transformación y la innovación, como lo mencionaba inicialmente, en un sentido de unidad de ciudadanos que comprendemos el significado de avanzar unidos para sacar a Medellín adelante, ahora se muestra una destrucción de todo lo ejecutado para construir un “discurso político”.

Finalmente, se hizo realidad el temor que teníamos en Medellín, el alcalde Daniel Quintero ha enfocado un modelo diferente que no busca seguir en la construcción de Medellín, sino más bien, en destruir todo lo ejecutado y trabajado para montar su discurso político, que es lo que se utiliza hoy, a través del ejercicio de validación de destrucción de lo que se ha construido, pretendiendo llevarlo a las sombras de la corrupción, como si trabajar por sacar adelante la ciudad fuera sinónimo de corrupción. 

Le puede interesar:  La reelección: el objetivo de la Constituyente

Ya van tres años donde la Medellín que era modelo de transformación urbana y era un ejemplo de trabajo por la resiliencia, no ha tenido ni un proyecto de transformación urbana, ni transformación física, ni mucho menos trabajo en el tejido social en ese norte que como ciudad nos trazamos y sentíamos que estuvimos en el camino correcto, las cifras son claras, entre 1992 y 2020 se logró bajar la tasa de muerte por homicidio en un 96,3%, lo que significó que todo el trabajo de transformación del modelo de ciudad, la transformación física y la reconstrucción del tejido social dio frutos y ahora simplemente no se quiere continuar porque han satanizado el trabajo de todos estos años, le ponen partido político a lo que fue un trabajo hecho para la ciudad, no para las elecciones, este es el gran nudo en el que hoy está Medellín. 

Mi invitación es a la acción, a recuperar a Medellín de las sombras, a no permitir que los discursos políticos nos haga sumirnos en la división, en esa relación amigo-enemigo, y permitirnos retomar todo el buen trabajo que ha hecho que Medellín se haya convertido en lo que es hoy, un referente mundial de cómo se deben lograr las transformaciones sociales y físicas de una ciudad, un ejemplo de ciudad resiliente y comprometida con el cambio social, la pacificación, la innovación y no caer en lo que este alcalde nos quiere hacer creer; Medellín merece mucho más que eso, aquí la única campaña que le tiene que preocupar a cualquier alcalde de Medellín, debe ser la campaña por sacar a Medellín y su gente adelante y el único discurso político válido es el de unirnos para defender a Medellín.

3 Cesar Hernandez Columna Opinion 2
César Hernández CorreaDirector de Corporación Grupo Urbano

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]