OCDE advierte sobre la desaceleración económica y la persistencia de la inflación global

La OCDE proyecta un crecimiento del 2,9% en el PIB mundial este año, mientras subraya la persistencia de la inflación como un desafío clave. La organización insta a medidas cautelares por parte de bancos centrales y gobiernos para asegurar una recuperación económica sostenible.

Compartir

En su más reciente actualización económica, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) proyecta una desaceleración en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) global, ubicándolo en un 2,9% para el año en curso. Además, señala que la inflación sigue siendo un desafío, describiéndola como “aún no controlada”.

Desaceleración económica y proyecciones para 2024:

La OCDE anticipa una desaceleración del crecimiento económico mundial, pasando del 3,1% en 2023 al 2,9% en 2024. Sin embargo, prevé una recuperación hasta el 3,0% en 2025, asociada a la relajación de las condiciones financieras, en particular, a medida que se complete una temporada de reducción de tasas de interés entre los bancos centrales.

OCDE habla de inflación y desafíos persistentes:

A pesar de la mejora en el costo de vida en diversas economías, la OCDE advierte que “es demasiado pronto para estar seguros de que las presiones subyacentes sobre los precios están totalmente contenidas”. Se espera que la inflación regrese al objetivo en la mayoría de los países del G20 para finales de 2025, con una proyección de caída de la inflación general de 6,6% en 2024 a 3,8% en 2025.

Advertencias y riesgos:

La OCDE destaca la importancia de la prudencia en la política monetaria, dado que las altas tensiones geopolíticas, especialmente en el Medio Oriente, representan un riesgo significativo a corto plazo para la actividad económica y la inflación. Las persistentes presiones sobre los precios de los servicios también podrían generar sorpresas al alza en la inflación, según las proyecciones.

Mensajes para los bancos centrales y gobiernos:

La organización hace un llamado a los bancos centrales para mantener una política monetaria prudente, asegurando que las presiones inflacionarias estén contenidas de manera duradera. Asimismo, insta a los gobiernos a enfrentar los desafíos fiscales mediante esfuerzos a corto plazo para contener el crecimiento del gasto y la implementación de marcos fiscales bien diseñados para garantizar la sostenibilidad y la flexibilidad frente a futuros shocks económicos.

Le puede interesar:  Inflación en 2023 cayó a un solo digito y se ubicó en 9,28%

En resumen, la OCDE advierte sobre los desafíos persistentes en la economía global, instando a medidas cautelares por parte de los bancos centrales y los gobiernos para garantizar una recuperación económica sostenible.

Lea también: Las transacciones con Visa tuvieron un incremento del 15% durante diciembre

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]