Orden o miedo: ¿Qué sucede con los militares en Colombia?

Compartir

Lo acontecido en Briceño, Antioquia es una vergüenza impresentable e inentendible, cabe preguntar ¿Por qué no se defendieron los militares?

Según las informaciones recientes, más de 150 personas en medio de una asonada atracaron a unos militares de la Cuarta Brigada del Batallón de Artillería de Campaña para el Combate N.°4, que estaban en el despliegue del operativo de la ‘Campaña Democracia’ tratando de garantizar una seguridad y garantías a esta comunidad, de cara a las elecciones del 29 de octubre.

La sorpresa que se llevó el país el pasado sábado 21 de octubre, fue el enterarse de que estos militares que estaban armados con los equipos de campaña, indumentaria, material de guerra y transporte, fueron víctimas, no, solamente de un atraco sino de un completo acto criminal que se repite cada vez más en Colombia, contra la Policía y el Ejército, sobre todo cuando están adelantando operativos en contra de criminales.

Da cuenta del pésimo estado de la seguridad en Antioquia, es cierto que hoy la criminalidad ha avanzado a sus anchas en los últimos 14 meses de una manera espeluznante han logrado bloqueos, han logrado aumentar los indicadores de extorsión, secuestro y microtráfico, y en este caso cuando se encontraba el ejército desplegando un operativo para las elecciones pues fueron abordados tal cual lo confirmó el coronel Jorge Eduardo Sánchez.

Insistimos en preguntarnos ¿Por qué no se defendieron los soldados? ¿Por qué no actuaron? ¿Quién se los impide? ¿Quién se los prohíbe?, ¿Están bajo amenazas? ¿están coartados? Porque lo mismo pasó en San José del Guaviare, secuestraron 18 soldados del Comando Específico de Oriente, de manera que lo que está aconteciendo con el Ejército Nacional y  la Policía, en Colombia, es de suma gravedad, es preocupante y es necesario que el Congreso de la República, cite a un debate de control político al ministro de Defensa, porque los hechos ya son reiterativos y atentan contra la soberanía, la seguridad, la integridad y la defensa del territorio nacional.

Le puede interesar:  Y ahora qué viene luego de la imputación de Gustavo Petro y Ricardo Roa

Es hora de que en Colombia se deje algo en claro de una vez por todas, por más que no sea políticamente correcto: la Policía, el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, no se puedan defender cuando son víctimas de ilegales, eso se tiene que acabar, eso no puede ser ni siquiera sujeto de discusión y quienes atenten contra esto tiene que ser capturados, judicializados y enviados a la cárcel, porque de lo contrario lo que va a ver este país es como la anarquía, sigue subiendo, sigue escalando así que logrando espacios muy importantes que solamente condenan al país a más violencias,  guerras, a rabias, odios y  al desespero.

Lea también: Encuesta de opinión financiera proyecta crecimiento económico de 1,2% en 2023

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]