Pese al toque de queda, Cali vivió una noche en el caos y el miedo

Fotografía: El Tiempo

Reiteraras denuncias de atracos, vándalos intentando acceder a conjuntos residenciales, civiles armados cuidando sus viviendas, además de saqueos en distintos almacenes de cadena, generaron pánico en los caleños. Las autoridades locales solo pudieron restablecer el orden hasta altas horas de la noche.


Por: Redacción 360 Radio

Indiscutiblemente Cali fue unas de las ciudades más golpeadas y afectadas por el paro nacional que se vivió ayer. Desde el inicio de la jornada, esta ciudad empezó a ser protagonista por los graves disturbios y violentos enfrentamientos que quedaron registrados en cientos de videos que se hicieron virales en redes sociales.

No bastó con el toque de queda decretado por el alcalde Maurice Armitage para intentar restablecer el control en la capital vallecaucana. Aunque este iniciaba a las 7:00 p.m. los desmanes continuaron y poco a poco fueron llegando a distintos barrios de Cali.

Reiteraras denuncias de atracos, vándalos intentando acceder a conjuntos residenciales, civiles armados cuidando sus viviendas, además de saqueos en distintos almacenes de cadena, generaron pánico en los caleños.

Videos divulgados en redes sociales evidenciaron que en pleno toque había ciudadanos armados, se escuchan gritos y disparos. Incluso, el sur de la ciudad fue militarizado luego de que los habitantes de barrios como Valle del Llili, Bochalema, Bosques del Limonar, Primero de Mayo, entre otros, entraran en pánico.

Además, un grupo de desadaptados violentó establecimientos bancarios, así como varios comercios que obligaron a la policía a responder con disparos.

Fue necesaria la intervención de más de 7.000 hombres del Ejército y la Policía para retomar el control de la situación, la cual logró volver a la normalidad a altas horas de la noche.

“Es cierto que hubo algunos incidentes en algunas unidades residenciales en Valle del Lili y Caney, así como en establecimientos comerciales, pero la situación ya fue completamente controlada por el Ejército y la Policía”, anunció el secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar en entrevista con Blu Radio.

Aún no hay balance oficial sobre las pérdidas que dejaron estos actos criminales, las cuales muy seguramente superarán los miles de millones de pesos.