Otra vez la estigmatización de Medellín a través del reggaetón

La última canción "Pueblo de Medallo" de Ryan Castro deja mucho que pensar sobre lo que este "artista" aprecia o piensa de Medellín.

Compartir

Medellín enterró físicamente a Pablo Escobar justamente en la misma época en la que Ryan Castro nacía. Hoy, a sus 30 años, este cantante nacido en Bello ha logrado posicionarse en el género del reggaetón a nivel local, convirtiéndose en una figura medianamente influyente, que ha labrado su camino desde cantar en los buses.

Sin embargo, en su reciente canción «Pueblo de Medallo», Ryan Castro perpetúa estereotipos negativos de la ciudad, evocando una imagen vinculada al narcotráfico y la violencia. Aunque Medellín ha dejado atrás la era de Pablo Escobar, sigue sufriendo el peso de su legado. La ciudad ha trabajado arduamente para transformarse, pero la glorificación de figuras como Escobar en la cultura popular continúa siendo un obstáculo significativo.

Le puede interesar: El reto de la economía colombiana en tiempos difíciles

Es lamentable que, a pesar de no haber sufrido directamente los horrores del narcotráfico, algunas personas en Medellín y en otros lugares sigan haciendo apología de un criminal que arrebató tantas vidas y sembró el caos. Proponemos que en Colombia se implemente una ley similar a la de Alemania, donde se prohíba la apología del terrorismo en cualquier forma.

Medellín no puede seguir cargando con la imagen de Escobar. La proliferación de mercancía y canciones que glorifican su figura solo perpetúa un modelo destructivo que afecta la percepción de la ciudad en todo el mundo. La letra de «Pueblo de Medallo» sugiere que Medellín es un lugar donde la violencia y la vulgaridad predominan, una imagen que contrasta con la realidad de una ciudad que se esfuerza por salir adelante.

Le puede interesar:  Se acabaron los tintos

No buscamos atacar al reggaetón como género. Reconocemos que muchos reguetoneros han hablado bien de Medellín y han querido ser exponentes de una imagen positiva de la ciudad. Es crucial que estos artistas influyentes, incluyendo a los colegas de Ryan Castro, promuevan mensajes constructivos y colaboren en cambiar la narrativa negativa.

Medellín y su área metropolitana necesitan el apoyo de todos para superar estos estereotipos dañinos. La cultura y la música tienen el poder de transformar percepciones, y es hora de utilizar ese poder para resaltar lo mejor de nuestra ciudad.

Lea también: Índice de Producción Industrial cae 6.7% en marzo de 2024, según DANE

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]