Pendientes de los planes de desarrollo

Luego de la aprobación de los planes de desarrollo de las ciudades capitales vale la pena revisar algunas líneas considerablemente importantes que fueron omitidas o abordadas marginalmente.

Compartir

Las ciudades colombianas, en su mayoría, han padecido de un notorio estancamiento en los últimos siete años, especialmente las ciudades capitales. Estas urbes tuvieron que enfrentar pandemias, gobiernos cuestionables y malos administradores, lo que ha complicado la vida económica, social, de seguridad, ambiental e infraestructural en todos los sentidos.

Luego de la pandemia, las realidades laborales cambiaron para muchas personas, quienes encontraron la posibilidad de trabajar de forma remota y mudarse a lugares intermedios o rurales, en busca de una mejor calidad de vida.

Le puede interesar: La salud sí debe ser un negocio

Las ciudades como Bogotá, Medellín y Cali principalmente, enfrentan grandes problemas de tráfico vehicular y nulo avance en infraestructura y transporte público. En Bogotá y Cali, principalmente, no se han visto desarrollos significativos en estos sectores. Medellín va por el mismo camino, pues en los últimos cinco años no ha inaugurado desarrollos importantes en infraestructura ni en la planeación, y no se vislumbran grandes inversiones o proyectos destacados en los próximos años. El Metro del 80, por ejemplo, aún tiene muchos años por delante para ser una realidad.

Particularmente en Medellín, el Plan Maestro del Metro quedó en el olvido. El sistema de buses conserva vehículos muy viejos, mal mantenidos y poco seguros, lo que se ha evidenciado en los últimos días con accidentes en las lomas de la ciudad.

En el caso de Bogotá, es notable la aprobación de la ALO Norte, pero es lamentable la intervención aprobada para la Séptima. Es increíble que no se aprobaran grandes proyectos de infraestructura para descongestionar la ciudad y mejorar la calidad de vida de los habitantes en aspectos como parques y seguridad pública.

Le puede interesar:  La reelección: el objetivo de la Constituyente

En Cali, se destaca una fuerte inversión en obra pública, aunque insuficiente para las necesidades actuales de la ciudad debido a la escasez de recursos presupuestales. La ciudad tendrá que ser innovadora para encontrar financiación en los próximos dos años y comenzar a reparar la infraestructura destruida.

En términos económicos, Medellín enfrenta un grave problema de gentrificación, con costos de vida que ya superan los de Bogotá, y una problemática seria de prostitución y drogas que se ha acumulado en los últimos seis años. Las herramientas actuales dificultan enfrentar estos fenómenos debido a las leyes y políticas nacionales.

Tres puntos preocupantes en los planes de desarrollo

  1. Sistema de salud: No se ha considerado lo que sucederá con el sistema de salud tras el desastre actual. No hay una línea clara de acción, ni fuerzas de mitigación y contención para futuras pandemias, catástrofes o crisis terroristas, con un sistema de salud colapsado.
  2. Reactivación económica: No existen planes claros para la reactivación económica. Mientras el Gobierno Nacional genera incertidumbre y estancamiento, los gobiernos locales deberían dar un paso adelante para revitalizar sus regiones y enfrentar el estancamiento económico que afecta a muchas familias.
  3. Finanzas municipales: Las finanzas municipales están en crisis. Los gobiernos locales aumentan la burocracia en lugar de promover la austeridad y la eficiencia en el gasto. No se está tratando de sanear las deudas públicas ni de adoptar modelos de administración pública más sostenibles y responsables.

Ojalá que algunos alcaldes y consejos puedan corregir el rumbo en ciertos puntos pendientes de los planes de desarrollo. No podemos abordar cada detalle en este editorial, pero haremos un seguimiento estricto a lo aprobado y cómo enfrentan la nueva realidad de esta dinámica nacional.

Le puede interesar:  Avances y retos de Carlos Fernando Galán tras sus primeros 100 días en la Alcaldía de Bogotá

Lea también: Histórico repunte de 16,63% de las acciones de Nutresa en la OPA

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]