Por baja calificación crediticia, podrían salir capitales extranjeros de Colombia