¿Por qué está fracasando la Paz Total?

Compartir

No se equivoca el medio The Economist al señalar que la Paz Total es solo un eslogan, y al cuestionar la situación actual en el país. La verdad es que es todo Colombia la que se está preguntando lo que ocurre con la inseguridad y ese proceso que cada día hace más agua.


Por: Redacción 360 Radio

Colombia ha sido un país que históricamente ha padecido distintos flagelos de violencia y terrorismo, tanto en las ciudades como en las zonas rurales. Hemos experimentando todo tipo de criminalidad, desde ese fleteo ordinario y continuo del que son víctimas los colombianos todos los días, y que lastimosamente en muchas ocasiones estos bandidos les quitan la vida a las personas por un celular, un bolso, un carro; hasta pasando por torturas, secuestros, extorciones, tomas de municipios, etc. Hemos vivido todo tipo de criminalidad en los últimos 40 años.

Esto ha provenido de todas las ideologías, de todas las corrientes de pensamiento político, pero todas has terminado en un mismo final, que es parece lo que no entiende este Gobierno de Gustavo Petro, y es el narcotráfico.

Vamos a detenernos un momento para mencionar los arcángeles del ELN. Con este grupo guerrillero el Gobierno colombiano se ha sentado siete veces desde 1975, año en el que el presidente era Alfonso López Michelsen. Luego lo hizo César Gaviria, Andrés Pastrana, Ernesto Samper, Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos y ahora Gustavo Petro.

El ELN siempre ha sido un grupo terrorista sin intención de paz. Sí de diálogo, pero un diálogo para poder ser estratégicos y fortalecerse militarmente, y en eso ha concluido, incluso, muchos hombres de paz, como se les conoce en el país a las personas que abogan por salidas supuestamente pacifistas y no a la salida militar.

Le puede interesar:  Olmedo el caso que se repite y abunda en el servicio público colombiano

Durante el 2010 el ELN estaba muy diezmado y quedaba un equipo muy pequeño, pero luego tuvo esa capacidad de rearmarse y empezar a llenar espacios que paulatinamente iba dejando la fragmentada güerilla de las Farc de los lugares en los que salió.

Volviendo al tema del narcotráfico, mientras que este sea tan asquerosamente rentable, es directamente proporcional a que no habrá paz en Colombia. La Paz Total es efectivamente un lema y un invento de marketing, porque en los nueve meses que va del Gobierno de Gustavo Petro lo que hemos experimentado todos los colombianos es un aumento en la inseguridad de manera dramática.

La población civil se ha visto nuevamente amenazada por este grupo terrorista. Se han observado patrullajes en varios municipios del país, ingresan a colegios, están cobrando extorciones, vacunas, están ingresando al comercio incluso de barrios en las ciudades controlando lo que se vende o no se vende.

Esto sin hablar de las muertes que les han ocasionado a nuestros policías. Ellos no tienen voluntad de paz y realmente el Gobierno parece estar sesgado y como siempre terco y divorciado de la realidad, pues prefieren sostenerse en esa falsa dicotomía entre: si no quieres la paz estás en la guerra, entonces no puedo permitir que se me caiga mi principal bandera que es la Paz Total porque voy a quedar como un fracasado.

Si el Gobierno reconociera y le dijera al país lo que es evidente y se levantara de la mesa de diálogos y optara por una salida militar, el país lo entendería y lo apoyaría, pero eso no va a suceder. El equipo del presidente Gustavo Petro no lo va hacer, no se lo plantea, pero sí es cierto que lo que lo que le juega en contra al ELN y esta vez de manera rápida y peligrosa para sus intereses, es que Gustavo Petro si sigue como continua dejará de ser presidente en tres años y la opción que llegará al poder será una persona totalmente opuesta a lo que ha hecho el actual mandatario y desmantelará el ELN militarmente por cielo, mar, tierra y con todo el peso del Estado. No tendrán donde esconderse porque la caza será continua con el objetivo de neutralizarlos o capturarlos sin distención alguna.

Le puede interesar:  Grupo Trinity fue presentado en España y asume oficialmente el liderazgo de las mil tiendas de Clarel

Esta es la última oportunidad que tiene el ELN y el séptimo proceso de paz que tendrán para lograr claudicar en su trasnochada lucha guerrillera, que ya dejó de ser ideológica y paso a ser un cartel de narcotráfico.

Aunque el ELN solo es una parte de la Paz Total, pues lo que también se le salió de control a este presidente y al anterior fue el Clan del Golfo, y otros reductos de las Farc, otros grupos paramilitares y delincuenciales, quienes no tienen la voluntad de paz y no quieren hacer la paz.

En varias regiones de Colombia continua la zozobra. Solo recordemos el Paro Minero del Bajo Cauca, que fue influenciado por todas las bandas criminales que operan allí.

Está en mora el Gobierno de reconducir lo que está sucediendo en el país, de revaluar posiciones como las de Danilo Rueda, alto Comisionado para la Paz, que hoy están desgastadas y ponerse por primera vez de lado de los colombianos en una situación que es insostenible, y que el mundo ya lo empieza a ver así.

Lea también: Un presidente positivo

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]