¿Qué significa y para qué realmente renunció Daniel Quintero?

Compartir

La noticia, más allá de la renuncia y lo que significa en la historia administrativa de Medellín y las características de la administración de Daniel Quintero, tiene un trasfondo que pocos se atreven a analizar y considerar en época electoral.

Por: Redacción 360 Radio

Durante mucho tiempo se ha dicho que una sociedad tiene que conocer su historia para no repetirla y parece que tanto en Colombia, como en Medellín, las personas son más dadas a analizar las consecuencias, los efectos y no las causas raíz de esas situaciones.

Normalmente, lo que las preguntas, lo que las personas suelen analizar es cómo resolvemos, cómo lo quitamos y sobre todo enfoquémonos en la desaparición de ese fenómeno. Sencillamente como replicamos ese modelo y cómo lo mantenemos en el tiempo, desconociendo que siempre toda consecuencia es porque tuvo una causa, la original causa y efecto. 

En el caso de Medellín, particularmente hace 4 años, cuando Alfredo Ramos lideraba por estas mismas épocas todas las encuestas con más de un 40% de intención de voto; el segundo con 12 puntos atrás era Daniel Quintero, que poco a poco, se hizo hacer conocer, era un candidato que tenía un desempeño sobresaliente en los debates, que contaba con apoyos políticos importantes, aunque no visibles, iba escalando tímidamente pero de manera decidida en las encuestas.  

Eso llevó a que en ese momento al candidato de la administración de ese entonces, Santiago Gómez Barrera, quien era en ese momento el candidato de Federico Gutiérrez y al mismo, Federico Gutiérrez, se le hubiese pedido de todas las maneras posibles que no continuara con la candidatura de Gómez para evitar que Quintero llegara al poder y que se adhiera Alfredo Ramos, pero estas súplicas fueron desestimadas, el poder y la y la burbuja del piso 12 de la alcaldía de Medellín hacen ver a los que ostentan al poder otro tipo de cosas. 

Hay una desconexión del poder, lo que ha traído consecuencias tanto a nivel de gobierno, como a nivel político, donde Medellín ha podido conocer.

De manera que bajo esa división e historia política que todos conocen, fue que Daniel Quintero llegó al poder igual poder, incluso una clase empresarial que tuvo una fuerte pelea y divorcio con el alcalde Quintero durante su administración, donde presidentes de importantes compañías locales muy grandes, creyeron en Quintero y en ese momento lo que movió a la ciudad fue votar en contra de Uribe y votar en contra del hijo de Luis Alfredo Ramos, claramente la novedad era lo más prometedor, ya que el candidato en ese momento es Federico Gutiérrez, como suele pasar con la mayoría de candidatos de las administraciones vigentes, no tenían la capacidad, el reconocimiento y mucho menos el peso de poder ser alcalde de Medellín.

Le puede interesar:  Esta será la tarifa del metro de Medellín para el 2024

Esta reflexión se hace, porque es necesario conocer la historia, entenderla para saber de dónde viene todo este episodio político que hoy concentra la atención de la ciudad.

Daniel Quintero ha renunciado no solamente porque siente que su proyecto político está amenazado. Un proyecto político que para él tiene como horizonte su campaña presidencial del 2026, la cual tiene hoy más de 200 candidatos en todo el país, alcaldías, a gobernaciones, asambleas, a consejos. 

Además de eso, tiene varias amenazas jurídicas, la más reciente viene desde la Procuraduría, quien ya había sancionado a Quintero hace un año en las elecciones presidenciales, y quien hace poco inició una investigación por el altercado que tuvo con el concejal Sebastián López del Centro Democrático, lo más seguro era que esa investigación iba a terminar en una sanción de un par de meses, lo que ya hubiese dejado a Quintero prácticamente por fuera del edificio de la administración municipal.

Considerando todos estos factores y desde luego que su candidato Juan Carlos Upegui, quien claramente no es Daniel Quintero y que tiene una cuesta mucho más arriba.  Primero, por el rival que encara que es Federico Gutiérrez, un exalcalde de la ciudad, un ex candidato presidencial que ha tenido en las encuestas más del 45% de favorabilidad, en algunas incluso por encima del 65%, no lo hace un reto sencillo.

Algunos analistas y expertos electorales, consideran que hoy la mayor ventaja de Federico Gutiérrez es que no tiene un verdadero rival y sumado a eso la división en la que se encuentra la ciudad sobre los que están a favor de Quintero o los que están en contra o los que están a favor o en contra de Petro, son los que van a terminar resolviendo las elecciones del próximo 29 de octubre.

Federico Gutiérrez obtuvo cerca de 600,000 votos en las pasadas elecciones presidenciales en Medellín, una cifra para nada despreciable, y su entorno de campaña le confirma a este medio que los cálculos electorales para el próximo 29 de octubre están por encima de los 470,000 votos, y que su mayor aspiración es ganar, por una gran diferencia, que de una legitimidad, una autoridad y permita tener una victoria contundente.

Le puede interesar:  EPM anunció a Mónica Pinzón como nueva VP de comunicaciones y relaciones corporativas

Ahora bien, este medio de comunicación ha podido conversar con la línea política del alcalde Daniel Quintero, de los sectores de oposición a Federico Gutiérrez y su mayor preocupación hoy en día son las divisiones en las que teniendo a un Juan Carlos Upegui débil, no le benefician para que pueda superar la barrera del 20% en las encuestas.  

Quintero renuncia para ir a las calles de Medellín, renuncia para hacer realmente el contendor de Federico Gutiérrez, dejando a Juan Carlos Upegui a un segundo plano y que la confrontación que vivirá Medellín es realmente fuerte.  Será álgida, tensiónate, pero que promete sacar del aburrimiento en el que se encontraba la elección en la ciudad, claramente, habrá campañas sucias, habrá ataques, habrá peleas como ya las hemos visto en los distintos debates y todo esto podría hacer que las fuerzas, como ya se han visto cercanas a Federico Gutiérrez, le pidan a los otros candidatos de centroderecha declinen sus aspiraciones para que se unan a Federico Gutiérrez.

Difícilmente y sería un hecho histórico, si Upegui puede remontar en 28 días una diferencia de casi 44 puntos con Federico Gutiérrez.  Sin embargo, si lograran unos cambios profundos, uniones, distracciones y sobre todo recuperar una favorabilidad del alcalde Quintero, que si vienen todas las encuestas es baja, comparativamente con nosotros alcaldes, no deberían subestimar las capacidades electorales, las capacidades políticas y de opinión que Quintero maneja y que pueda moldear un nuevo escenario. No Federico Gutiérrez contra Juan Carlos Upegui, sino Federico Gutiérrez contra Daniel Quintero.

Algo que también sucede en gobernación de Antioquia, donde Quintero tiene un candidato a la gobernación, quien es Esteban Restrepo, quien aún no logra estar en las encuestas para estar en las tres primeras posiciones y donde seguramente Quintero también será un actor decisivo en lo que pueda ocurrir en la gobernación de Antioquia y esto puede ser carta B para Quintero. De manera que pierde la Alcaldía de Medellín, pero quedarse con la Gobernación de Antioquia a través de una alianza política como la que lo llevó hace 4 años al poder.

Lea también: Miguel Uribe defiende minería en Colombia y envía claro mensaje para las elecciones regionales

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]