¿Quién será el próximo alcalde de Medellín?

La disputa por la Alcaldía de Medellín
Foto: 360 Radio

Las elecciones paisas a la Alcaldía de Medellín despiertan más que nunca un interés nacional sobre el sucesor de Daniel Quintero.


Por: Redacción 360 Radio

Medellín, si bien ha tenido una pluralidad de alcaldes, como bien lo decía el gobernador Aníbal Gaviria en medio de unas diferencias con el alcalde Quintero, había consolidado en la ciudad una línea de entendimiento, acción y ejecución, basada en unos parámetros colectivos de apuesta por infraestructura, por transporte, por programas sociales, por reducción de la inequidad y por una lucha inalcanzable por dejar a un lado todo ese lastre del narcotráfico que aún carga y que, por ocasiones, parece imposible quitarse de encima.

Podían ser alcaldes tan diferentes como Luis Pérez o Sergio Fajardo o, Federico Gutiérrez o Aníbal Gaviria, pero nunca se había llegado a un nivel de confrontación tan alto como el que se ha visto en estos años en Medellín entre el alcalde y quienes detentan el poder.

Argumentos, ideas y razones hay muchas. No entraremos a analizarlas o a escribirlas en este momento, pero por esa fricción, esas grandes fisuras que se causaron en la sociedad antioqueña entre los que estaban con el alcalde Daniel Quintero, los que estaban con él y se retiraron, los que llegaron a apoyarlo luego de no haber estado con él y, los que creen que esta administración ha sido negativa y los que claramente desde la administración defienden su idea de gobierno, es que hoy estamos pescando en río revuelto y para este 2023 se promete una campaña política, quizá, bastante densa, compleja, difícil, no santa, pero que concentra la atención del país por lo que puede ser un cambio en la política antioqueña o, por el contrario, la prolongación de esta. Y, ¿cómo no evidenciarlo con la influencia de Gustavo Petro en la región?

¿Cuáles son las fichas que buscan llegar a la Alcaldía de Medellín?

Hoy son varios los nombres que se mencionan en los mentideros políticos: los que suenan, los que creen tener alguna viabilidad, los que buscan hacerse viables, entre otros.  

Este medio de comunicación ha venido adelantando entrevistas personales, desde hace ocho semanas, con distintas personas de la política local, como de la política nacional, para conocer cuáles son las reales posibilidades de algunos precandidatos; cuáles están buscando simplemente generar ruido para llegar al Concejo de Medellín en posiciones privilegiadas y, desde luego, qué eventuales coaliciones se podrían dar en el futuro sin ser detectadas bajo nuestra visión, bajo nuestra lupa.

A hoy, hay un escenario de gran división con más de 10 candidatos que pareciera normal o, pareciera, se ha vuelto normal en las elecciones colombianas y que, de mantenerse así, estaría para cualquier opción; aunque consideramos que el más opcionado sería el candidato que representa la continuidad de Daniel Quintero, por cuenta de la infraestructura política, social y administrativa que hoy alberga u ostenta la Alcaldía y, que desde luego, apoya Gustavo Petro desde la presidencia. Pues sí, no nos digamos mentiras, a Petro no le va a interesar perder Medellín y mucho menos entregársela a un rival antagonista de raíces uribistas o, acérrimos detractores suyos.

Así, uno de los candidatos que mantendrá su aspiración firme y que ha venido explorando las posibilidades, pero con una intención clara de aspirar y que en este momento se encuentra en el exterior haciendo unas preparaciones académicas es el ex director del SENA, Carlos Mario Estrada, quien fue candidato a la Gobernación en el pasado, quien ha trabajado en la empresa privada y quien durante la gestión de Daniel Quintero, claramente, al ser un funcionario público de carácter nacional o del orden nacional, no se inmiscuyó en las diferencias políticas locales. Es más, todo lo contrario, de entrada, tiene una opinión favorable, incluso, dentro de la administración actual de Medellín como una persona amable, respetuosa y, en los sectores políticos próximos de su carrera, se cree que Estrada puede ser un punto de unión, de conciliación y entendimiento entre una Medellín que está dividida.

Con Estrada, sería apostar por una decisión que bajaría los ánimos, como nos lo ha dicho un congresista que claramente ha pedido que reservemos su fuente, pero que tiene como principal reto de entrada unos apoyos que se mantengan hasta el final, pues es ahí donde la mayoría de los candidatos a la Alcaldía de Medellín fallan, porque en las últimas tres, dos semanas, siempre ha sucedido que los congresistas, empresarios y otro tipo de líderes políticos terminan volteándose a los candidatos que están apoyando.

En segundo lugar, tenemos a Albert Corredor, el exconcejal de Medellín por el partido Centro Democrático, quien hoy es una persona que es, quizás, la más opcionada para enfrentar al uribismo o a los sectores que representen una visión contraria al alcalde Quintero.

Como candidato, Corredor tiene una gran facilidad para la comunicación, tiene en los medios de comunicación una buena recepción, ha logrado construir unos puentes importantes con algunos sectores empresariales, con líderes culturales y, claramente, con las juventudes, en donde ha enfocado sus mayores esfuerzos en los últimos meses.

Según una de nuestras fuentes, este candidato buscará presentarse por firmas, sin desdeñar que, en el futuro, movimientos independientes, partidos políticos u otro tipo de organizaciones se le sumen, pasando así a presentarse bajo una gran coalición. Mientras eso ocurre, Corredor está tratando de construir una campaña basada en continuar lo que está bien, corregir lo que está mal y mejorar lo que se puede mejorar.

Dado a que muchos ven a Corredor como el candidato de Daniel Quintero, el mismo tiene un gran reto, por lo que necesita demostrar que tiene un talante propio, que puede tener objetividad a la hora de plantear propuestas y, que tiene un carácter diferente al del alcalde Quintero.

En tercer lugar, hay una opción que hoy se está explorando dentro de las huestes del Centro Democrático y es tener un candidato claramente propio. Pese a que hoy no hay claridad frente a quién sería, algunas personas afirman que en el tintero podría encontrarse un Alfredo Ramos Maya.

Aún así, hay quienes piensan que, quizás, con Ramos no lograrán reunir otra vez los botones necesarios contra el o los candidatos de Quintero, lo que llevaría a que el mismo Centro Democrático esculque en su carpeta de apuestas, sacando a relucir otras fichas de gran envergadura como un Federico Gutiérrez o un Miguel Gutiérrez.

Pese a lo que podría suponer uno de estos dos en esta batalla, los mismos se mantienen en reserva dado que, de darse la oportunidad, quizás podrían ir más allá, apuntándole a la Gobernación de Antioquia, aunque, en el caso de “Fico”, este la tiene doblemente difícil, pues una derrota en su tierra podría arruinar sus aspiraciones a una nueva candidatura por la presidencia. Mientras que, de apuntarle a la Alcaldía, este encarnaría una opción que sería la llamada a derrotar a la actual administración por parte de la centroderecha.

Por otra parte, hay un nombre que también suena y que, aunque en muchas se ha unido con el hoy alcalde, también ha tenido sus encontrones con el mismo, por lo que es difícil decir a ciencia cierta si es o no una de las fichas de Quintero Calle. Se trata del presidente del Concejo de Medellín, Lucas Cañas, quien hoy logra tener un apoyo de personas que, consideran, alberga la idea de que la Alcaldía de Medellín no tiene que retornar “a los mismos de siempre”, como nos lo ha dicho un líder del Partido Conservador; ni tiene que seguir bajo el control de una disputa política permanente, como lo decíamos anteriormente, apuntando a generar un punto de tranquilidad, de calma y de entendimiento.

Lo anterior se hace tangible, en tanto ya algunos empresarios le han manifestado a Cañas que debería iniciar un proceso a la Alcaldía, reuniendo apoyos y construyendo líneas de comunicación para exponer a la ciudadanía.

Continuando con las opciones, hay un hecho y es que, precandidatos como Juan Camilo Restrepo, han sido muy claros en decir que, si Federico Gutiérrez decidiera lanzarse, él declinaría su aspiración y lo apoyaría sin vacilación alguna; lo mismo pasaría con candidaturas como la de Andrés Felipe Tobón o la de Santiago Gómez, el ex secretario de Gobierno de Federico Gutiérrez.

En estos momentos, lo único seguro es que, en los próximos días, podrían sumarse a la partida por la Alcaldía de Medellín, quizás, personajes como: un Sebastián López, por el Centro Democrático y, por la Coalición de Independientes, resuenan algunos excandidatos a la Alcaldía y concejales, quienes están definiendo un mecanismo de escogencia de candidatos, firmando acuerdos serios con los que se represente al empresariado, a los medios y a la academia, por lo ven difícil unirse a un Centro Democrático.

Por ahora, no hay ambiente político para sentar con cabeza fría esta decisión, debido a que el grueso de la población está pensando en el Mundial, navidad y otras fechas, por lo que la recta final se definirá con mayor intensión el próximo año.  

Leer también: La disputa por la Gobernación de Antioquia en el 2023

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

Quiero Ayudar