«Hay que salvar a Pymes subsidiando sus nóminas; 7.8 millones de empleos están en riesgo», senador Juan Felipe Lemos

Compartir

Si bien el senador del partido de la U ha señalado que el Gobierno Nacional ha hecho «hasta lo imposible» para mitigar el impacto económico por cuenta del covid-19 en el país, asegura que las medidas efectuadas hasta ahora no son suficientes y que se debe dejar de lado la ortodoxia económica. Por otro lado, señala que, si estuviera en su poder la decisión, no levantaría la cuarentena obligatoria el próximo 27 de abril.


360 Radio: El país atraviesa una crisis económica por cuenta del covid-19, l que llevó al Gobierno a tomar la medida de la cuarentena obligatoria. Se esperaba que la economía creciera en 3.1 puntos, pero hoy eso, de manera evidente, está lejos. ¿Cómo conceptúa usted sobre la actual situación económica del país?

Juan Felipe Lemos: Expertos en el tema concuerdan que en esta crisis que está viviendo el mundo, desdeluego Colombia, por cuenta de la pandemia del coronavirus era un imperativo moral salvar vidas. Esto implicaba que los gobiernos tomaran la decisión de expedir la medida de cuarentena obligatoria para aplanar la curva de contagio por cuenta del covid-19. Eso ha venido generando una recesión económica, de acuerdo a la información que nos ha suministrado el ministro de Hacienda, Allberto Carrasquilla, la economía del país va a tener un decrecimiento hasta el -1.5 %, lo que va a generar un efecto negativo también en los ingresos proyectados de la Nación. Esto supone un gran reto para la dirigencia política de la Nación sobre cómo contener la crisis pero también efectuar unas medidas de salvamento a los sectores económicos para proteger los empleos.

El Gobierno Nacional ha cumplido lo que indican los expertos: cuarentena y medidas económicas para ir mitigando el impacto de esa recesión económica generada por las medidas de contención.

Lo que viene será un año difícil por lo que acabo de advertir, pero también quienes conocen del tema manifiestan que una vez superada la crisis la economía resurgirá. Hay que hacer la claridad, hoy no hay una sola empresa quebrada con dificultades. La problemática obedece a que las personas se tuvieron que quedar en sus casas, que las empresas se cerraron pero estas venían hasta antes de la pandemia funcionando bien. 

360: Usted ha hablado de proteger a los empresarios. ¿Qué más puede decir de esto?

J.F.L.: Las medidas que ha tomado el Gobierno de facilitar créditos, de aumentar los recursos del fondo de garantías, de posibilitar que estas de banco sean hasta del 80 %, lo que de cierta manera ha venido alivianando las cargas de los empresarios y empezarán a generar los resultados esperados que es la protección del empleo. Sin embargo, hemos planteado (partido de la U) que esas medidas no son suficientes. En este momento hay que ser mucho más audaces, hay que dejar a un lado la ortodoxia económica porque es una situación totalmente diferente a todo lo que habíamos conocido; esto requiere medidas mucho más directas.

Por ejemplo, las Mypymes generan alrededor de 17.1 millones de trabajadores. Los representantes han venido planteando en la opinión pública que hay cerca de 7.8 millones de empleos formales que están en riesgo, y que esas medidas que ha venido tomando el Gobierno no son suficientes, y han venido planteando la necesidad de subsidiar las nóminas de las Pymes durante el término de la cuarentena para salvar esos 7.8 millones de empleos. Desde el Congreso hemos venido acompañando esa propuesta, lo que le costaría al país entre 6 y 7 billones de pesos pero creo que es una medida necesaria para dinamizar o por lo menos mantener la pequeña y mediana empresa en Colombia, que representa el 92 % del total de las empresas legalmente constituidas en el país pero que además representa el 32 % de la producción nacional.

Le puede interesar:  Moody’s señala que Colombia está llevando la regla fiscal a un sector poco manejable

Esta semana será muy importante en la toma de decisiones económicas, vemos la mejor voluntad del Gobierno Nacional tratando de hacer hasta lo imposible por ayudar a mitigar el impacto económico, sin embargo habrá que hacer esfuerzos adicionales; habrá que suprimir la regla fiscal de manera definitiva, pedir auxilio al Banco de la República para que genere liquidez en el sector económico, ellos hablaron de incorporar cerca de 9 billones de pesos a la economía a partir del 22 de abril, de reducir los encajes bancarios para facilitar los créditos, entre otras medidas que son necesarias. Estamos esperando que sean tomadas esta semana por el Gobierno Nacional, pues repito: hay que dejar la ortodoxia económica, la situación amerita medidas extraordinarias.

360: Cuéntenos en detalle sobre lo que usted y su partido proponen. Han pedido giro de recursos para beneficiar al sistema de salud, pero ha habido lentitud por cuenta de los trámites.

J.F.L.: La pandemia genera muchas dificultades asociadas, un tema es el económico y el otro es lo que viene sucediendo con la salud. Recordemos que el Gobierno Nacional creó un fondo especial para el manejo de la crisis, ahí se destinaron unos recursos significativos para la salud que han venido siendo gastados en ese propósito para compra de equipos que hacen pruebas, de ventiladores, dotación de hospitales, entre otras cosas requeridas para el sector salud para contener la pandemia. 

La salud en Colombia viene con unas dificultades del pasado. En el plan nacional de desarrollo incorporamos dos artículos: el 237 y el 245. Ambos tienen que ver con lo que se conoce en la opinión como la ley del punto final para la salud, es decir, los recursos que el Estado iba a aportar al sistema de salud público colombiano para pagar las deudas del pasado que estaban por el orden de 5.7 billones de pesos en el caso de lo que se debía a las IPS, y otra deuda correspondiente por cerca de 7.8 billones de pesos a las EPS para que transfirieran a las IPS.

En el debate que tuvimos la semana pasada con la directora de Adres (Administradora de los recursos del sistema general de seguridad social en salud), Diana Cárdenas Gamboa, planteábamos una preocupación: la semana pasada, de los 5.7 billones de pesos dispuestos en el presupuesto general de la Nación para girarlo a las IPS, solo se habían girado 700.000 millones de pesos. Hay 5 billones de pesos represados que no han podido ser girados a las IPS para garantizarles liquidez en este momento con el fin de que se permita el pago a sus empleados, para posibilitar que doten mejor al personal médico; están represados por una dificultad que se presentó. La Adres, antes de girar los recursos, debe cumplir con unas acciones de auditoría para verificar que efectivamente las cuentas que están pasando las IPS corresponden a la realidad, es decir, son servicios que se prestaron en el pasado y que están pendientes por pagar. 

En el año 2018 se adelantó un concurso de méritos para contratar una unión temporal que se encargara de hacer las auditorías a todas esa cuentas represadas, viejas, de servicios prestados que era el cuello de botella por el cual el Gobierno no había podido girar los recursos. Resulta que ese contrato fue fallido, esa empresa se siniestró a pesar de que cumplió con los requisitos definidos en los pliegos de condiciones una vez iniciada la ejecución del contrato no tuvo la capacidad de cumplir las exigencias. Demoró cerca de dos años la revisión y auditoría de cada una de esas cuentas, y los tomó la pandemia con esa dificultad. El Gobierno ha tomado una medida, y es posibilitar que se adelante una contratación directa en medio de la normatividad generada por la crisis; estamos a la espera de que finalizando este mes de abril ya esté contratada esa auditoría.

Le puede interesar:  Venta de vehículos cayó en marzo de 2024: presentó contracción del 22,6% respecto al mismo mes del año anterior

Sin embargo, hemos planteado al Gobierno que el sistema requiere ya los recursos y si vamos a esperar una contratación, un proceso de selección, la formalización del contrato y su posterior ejecución, pues esos 5 billones de pesos, más cerca de 2.1 billones de pesos correspondientes a lo que hay que entregarles a las EPS, pues estarían llegando al sistema de salud por allá en el mes de junio, cuando ya no sean necesarios o no puedan cumplir el fin que requieran en este momento.

360: Viene el aislamiento inteligente después del 27 de abril, para dar término a la cuarentena obligatoria. ¿Qué opina de esto?

J.F.L.: Si estuviera en los zapatos del presidente de la República mantendría la cuarentena obligatoria. Al principio de esta entrevista advertía que el imperativo moral que hoy tienen los gobernantes no debe ser otro que salvar vidas en sus países, sin embargo entiendo las dificultades, las limitaciones fiscales del país; nuestra economía es emergente, la única manera de sostener esa cuarentena es a través de la expansión del gasto público. Yo le pediría al presidente que explorara otras alternativas de financiación, que buscara la forma de ampliar la deuda pública, todo lo necesario para proteger la vida. Hoy tenemos ese imperativo moral y me parece que, según los expertos, el mes difícil y complejo va a ser mayo; tal vez la segunda semana de ese mes va a ser la que tenga picos más altos de contagio y de la enfermedad. 

Las proyecciones que hacen expertos no son halagüeñas. Si las medidas de contención funcionan, tal vez el número de personas que pueden fallecer serían alrededor de 3.000, pero si dichas medidas no funcionan hablan de una vez cifras altas: de cerca de 12.000 personas que fallecerían al mes de julio. 

Esta semana será importante para la toma de decisiones en ese sentido y en medidas económicas. Tenemos propuestas que plantearemos esta misma semana, como garantizar que en todos los procesos de contratación se favorezca a la empresa nacional, se le dé una preponderancia en la evaluación, vamos a plantear que se amplíen los términos de todas las empresas que estén en acuerdos de reestructuración con el Estado, que se amplíe el término en por lo menos dos años de esos acuerdos para alivianar las cargas de esas empresas. Las propuestas que haremos no tienen un impacto económico en el corto plazo pero que sería de gran alivio para el sector económico y que en esa medida también se pudiera pensar en ampliar la cuarentena obligatoria.

360: Un mensaje final para los colombianos

J.F.L.: Un saludo especial y de solidaridad a todos en este momento de dificultad, mucho autocuidado.

Aquí puede escuchar la entrevista completa:

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]