Sergio Molina: Un concejal con PhD

Sergio Molina Concejal
Foto: Concejo de Envigado

“Uno de los propósitos es hacer sentir que todos somos propios, que nadie es extraño, que poco a poco debemos ir más allá de la vanidad que genera el decir que Envigado es el Mónaco Colombiano o el municipio de mejor calidad de vida del país”, Sergio Molina.


Por: Redacción 360 Radio.

El concejal de Envigado Sergio Molina, es un dirigente que siendo muy joven, ha demostrado que el conocimiento y la preparación, son pilares fundamentales para cualquier cargo.

Molina apostó fuertemente a que Envigado hiciera parte del área metropolitana, y así poder beneficiar positivamente el municipio. Hizo una especialización en Economía en la Universidad de Medellín y se graduó como Administrador de Empresas con una tesis bastante novedosa para la época, acerca de la infraestructura exportadora de Antioquia.

El concejal tiene una Maestría en Gobierno de la Universidad de Medellín. En su proceso educativo habló de la indiferencia del individuo frente al factor político en América Latina, más exactamente en occidente. Tema importante para un país como Colombia, donde las mayorías son indiferentes a los temas de política que nos afectan y el desconocimiento puede viciar la toma de decisiones.

El amor desde lo filosófico, es uno de los intereses más profundos que ha tenido Molina, por lo que en la Maestría en Filosofía que hizo en la Universidad Pontificia Bolivariana, su tema de grado fue el fenómeno erótico en Jean-Luc Marion, filósofo francés. Él profundiza el amor con un apartado en su tesis sobre la ‘Inconveniencia de no pensar el amor’.

Trabajar en pro de las comunidades es importante para todos los que tienen puestos de poder y que buscan servirle a sus electores. Por eso Molina, a partir de su experiencia, trabajó en una tesis doctoral y presentó su trabajo de grado sobre el individuo avasallado por el sistema capitalista moderno. Esto le dio pie para realizar el postdoctoral en la Universidad Autónoma de Madrid.

El postdoctoral se llama ‘El amor como modo primordial’, volviendo a este tesis desde la filosofía a partir del eros y el erotismo.

Sergio Molina es disciplina y trabajo. Conjuga el conocimiento y el amor por el bien común, el bien para los habitantes de Envigado, un municipio donde caben todos.

En palabras de Sergio Molina: “Somos un grupo de hombres y mujeres de distintas edades, oficios y profesiones. Unos nacidos en Envigado y otros de otras latitudes pero que vivimos y trabajamos aquí, y que así queremos sentirnos: incluidos en el qué hacer de esta localidad y participar de las decisiones cívicas y gubernamentales”.