Si Rusia gana la guerra el precedente será que la fuerza bruta prevaleció sobre la soberanía de los pueblos: Pawel Wozny 

Compartir

En entrevista con 360 Radio, el embajador de Polonia en Colombia, Pawel Wozny, dijo que por la frontera de su país han cruzado alrededor de 12 millones de ucranianos, de los cuales dos han decidido quedarse.

La invasión de Rusia a Ucrania comenzó el 24 de febrero del 2022 y estaba planteada, del lado ruso, para que tuvieran una duración de días. No obstante, y contra todo cálculo hecho por el Kremlin, esta confrontación ya suma casi un año y medio y no hay perspectivas de desescalamiento. 

Para analizar el escenario, 360 Radio habló con embajador de Polonia en Colombia, Pawel Wozny, quien hizo una potente radiografía de los cambios que esta invasión, porque no es una guerra, ha supuesto para la Sociedad Internacional de Estados desde el punto de vista político, económico, diplomático y de cooperación. 

Eso sí, fue claro en un hecho: Si el mundo democrático deja sola a Ucrania puede caer ante la fuerza rusa y ese sería un precedente desastroso no solo para Ucrania sino para Europa y para el mundo.  

360 Radio: En estos momentos, ¿cuál es la postura polaca frente a la invasión de Rusia a Ucrania? 

Pawel Wozny: La posición de Polonia frente a la invasión rusa contra Ucrania sigue siendo la misma: desde un comienzo hemos dicho que el planteamiento de que esta es una guerra entre ambos países es incorrecto. En nuestra opinión lo que estamos viendo es una invasión no justificada y no provocada de un país en contra de otro que está violando todas las normas del Derecho Internacional, violando la Carta de Naciones Unidas y la soberanía territorial de otro país. Desde el primer día condenamos este ataque ruso y le estamos dando todo el apoyo que ha estado a nuestro alcance a Kiev. 

360 Radio: Polonia es uno de los países que más refugiados ucranianos ha recibido. ¿Cuántos refugiados hay ahora y que acciones está adelantando su gobierno para darle continuidad a la asistencia prestada a sus vecinos?

Pawel Wozny: Desde el comienzo de la invasión, de acuerdo con los datos que maneja la Guardia Fronteriza de Polonia, la frontera polaca ha sido cruzada por más de 12 millones de personas desde la agresión rusa, de las cuales aproximadamente 2 millones se quedaron en Polonia. 

Somos el país que más refugiados de Ucrania ha recibido y tanto el gobierno central como los gobiernos locales, las ONG y la propia sociedad les han brindado todo tipo de ayudas. Primero que todo se promulgó una ley por parte del parlamento polaco, a solicitud del gobierno y que consiste, a grandes rasgos, en entregar varios derechos a los ucranianos que están huyendo de la guerra y buscando refugio en Polonia. 

Esta ley tiene ciertas similitudes con el Estatuto Temporal de Migrantes que se le otorgó en Colombia a los migrantes venezolanos, como el derecho a establecerse legalmente en Polonia por un periodo de 18 meses prorrogable. También tienen acceso al sistema de salud, a la educación, al trabajo, tienen acceso a la asistencia social y las familias polacas que acogen a los ciudadanos ucranianos en sus casas reciben una ayuda financiera del gobierno por un período definido para poder mantener la acogida. 

En este sentido quiero llamar la atención sobre una cosa curiosa e interesante: en Polonia no se han creado centros de refugiados, ósea que la ayuda está enfocada en ayudar a las familias polacas que acogen a los ucranianos, o en darle a los ucranianos herramientas para que se puedan establecer en Polonia dignamente. 

Le puede interesar:  Movilización de pasajeros por vía aérea en Colombia aumentó un 14,1% durante enero y febrero del 2024

Lea también: Proyección económica en Colombia refleja un leve crecimiento

360 Radio: ¿cómo juzgaría el rol que ha jugado la Sociedad Internacional de Estados ante la invasión rusa a Ucrania hasta ahora? 

Pawel Wozny: Por un lado, la invasión rusa produjo, en contravía de las intenciones de  Vladimir Putin, unidad del mundo democrático. Algunos no le han dado esta lectura pero en organismos como el de la Unión Europea, la OTAN y las Naciones Unidas, se promulgaron varias resoluciones que expresaron su apoyo a Ucrania, por un lado, y condenaron la política del Kremlin, por el otro. Aunque hubo países que votaron en contra o se abstuvieron, la gran mayoría de los países miembros de la ONU votaron a favor de las mismas.

La OTAN pienso que se mostró bastante unida en defender los principios y los valores democráticos y el apoyo a Ucrania. Una de las intenciones de Vladimir Putin fue la de dividir al mundo occidental, a la OTAN, a la UE y sembrar división y desacuerdo en el seno de estas organizaciones y creo que no lo consiguió. 

De hecho, dos países que habían sido neutrales ante la OTAN, como Suecia y Finlandia, expresaron su deseo firme de unirse a la misma. Finlandia ya lo hizo y Suecia está en camino. Hay una intención generalizada de unión porque es claro que la amenaza no es solo contra Ucrania sino contra la seguridad hemisférica, la paz de Europa y la paz mundial. 

Y por otro lado, Ucrania recibió una perspectiva que antes no estaba tan clara de unirse tanto a la UE como a la OTAN y en este sentido otra de las intenciones de Putin, que fue la de alejar a Kiev de las estructuras democráticas occidentales fracasó. Que Ucrania se mantuviera en la zona de influencia rusa y que bajo ningún concepto se aliara a las estructuras occidentales fracasó. Así que la acción de Rusia contribuyó a consolidar una unidad más fuerte y decidida del mundo democrático. 

360 Radio: usted me acaba de responder desde la óptica política y multilateral del mundo ante la invasión. ¿Qué me dice de la respuesta económica?

Pawel Wozny: la UE decretó 10 paquetes de sanciones contra Rusia de carácter económico, individuales a miembros de la élite rusa y de libre circulación, entre otros. Estas sanciones limitaron las exportaciones de tecnologías modernas y todo material que pudiera servir para el uso bélico; se cortaron las importaciones de minerales (carbón, gas y petróleo) y lo hizo con dos objetivos: cortar el suministro de fondos financieros que el Kremlin está usando para financiar la invasión, y ejercer presión para que el presidente Putin entienda que las sanciones van a aumentar y serán desastrosas para la economía rusa. 

Y adicionalmente, el Tribunal Internacional de La Haya declaró a Rusia culpable de crímenes por el secuestro de niños ucranianos que fueron llevados a Rusia y se profirió una orden de persecución contra Putin y contra una de sus ministras por este crimen. 

360 Radio: ¿cómo han hecho frente a la dependencia energética de Rusia? 

Le puede interesar:  Ximena Zulaga proyecta objetivos como presidenta electa y Country Managing Partner de EY Colombia

Pawel Wozny: Uno de los resultados de la unidad provocada por la guerra ha sido que los países encontraron la forma de liberarse de la dependencia económica de las fuentes de energía rusas. El 40% de las reservas europeas de gas eran importadas de Rusia, así como gran parte del petróleo. 

En este contexto de guerra Europa ha sabido salir de esta dependencia y por ejemplo Polonia, a este respecto, logró independizarse casi totalmente del gas y petróleo rusos. Estamos aprovechando los puertos marítimos que tenemos para importar el gas líquido y se abrió un nuevo gasoducto que viene del mar del norte (Noruega) llamado Baltic pipe y que está abasteciendo gran parte de la demanda polaca para el gas. Este ha sido un esfuerzo colectivo para acabar con esta dependencia, pues estaba siendo utilizada por Putin como un arma política. 

360 Radio: y frente al apoyo militar de occidente a Ucrania. ¿Ahí cuál es la posición polaca? 

Pawel Wozny: A este respecto nuestra posición es clara: Ucrania es un país invadido y atacado que tiene derecho a defenderse y a defender su territorio. Por eso Polonia como otros países entre los que se encuentran EE.UU., Gran Bretaña y varios países europeos, están suministrando armas a Ucrania como tanques, armas de artillería y equipos militares para que Kiev pueda ejercer su derecho a la legítima defensa.

360 Radio: ¿se debería haber hecho más, menos, fue suficiente?

Pawel Wozny: Siempre podría hacerse más. Lo primero es no acostumbrarse a la guerra, no dejar de apoyar a Ucrania hasta que ya no sea necesario porque se está defendiendo valientemente contra la invasión pero sigue necesitando el apoyo del mundo democrático (militar, financiero, político y humanitario). No podemos acostumbrarnos a la guerra y decir: “ya hemos hecho suficiente”. 

En este orden de ideas, creo que hay países que podrían tomar una postura más decidida y emprender acciones más concretas y palpables, más allá de las declaraciones, para que la guerra termine. Hay países que se han declarado neutrales y en este contexto eso es ingenuo. No tomar posición frente a esta guerra es como permitir que Rusia siga sus planes. 

Si dejamos sola a Ucrania puede caer ante la fuerza rusa y ese sería un precedente desastroso no solo para Ucrania sino para Europa y para el mundo; sería una señal de que la fuerza bruta de invasión prevaleció sobre el Derecho Internacional y sobre la soberanía de los pueblos. Sería un precedente espantoso para el mundo. 

360 Radio: ya estamos por cumplir un año y medio de invasión. ¿Qué creen que pueda pasar con la guerra en lo que resta de este 2023? 

Pawel Wozny: Todos queremos la paz. Pero para negociar la paz Rusia tiene que cumplir con una serie de condiciones básicas. Tiene que retirar sus tropas de manera incondicional de todos los territorios invadidos. Solo entonces podremos hablar de una salida negociada de la guerra y de la reconstrucción de Ucrania, pero bajo ningún concepto las negociaciones de la paz pueden conservar el statu quo y no exigir a Rusia retirar totalmente a sus tropas. Todo posible acuerdo de paz tiene que considerar el punto de vista ucraniano y Crimea tiene que regresar a Ucrania.

 

 

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]