Bloque de Telefónica en Latinoamérica también entraría a ser negociado con Liberty

Luego de conocerse que la empresa de la telecomunicaciones española está buscando fusionar sus operaciones en Reino Unido con la multinacional americana, Liberty Global, Telefónica también tendría pretensiones de negociar sus operaciones en Latinoamérica, exceptuando Brasil. Esto abriría una puerta para que el Estado colombiano venda la participación que tiene dentro de la empresa española.


Por: Redacción 360 Radio

El pasado lunes Telefónica confirmó ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores – CNMV, la existencia de negociaciones con la empresa de telecomunicaciones americana, Liberty Global, para integrar sus negocios en el Reino Unido.

Llama la atención que el negocio de Reino Unido no estaba dentro de las ventas previstas anunciadas en diciembre de 2019 por José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica.

Ese día al hacer el anuncio sobre la intención que tenía Telefónica de salir de la mayoría de los países en los que la empresa ofrece sus servicios, manifestó que la pretensión era solamente conservar sus operaciones en Reino Unido, España, Alemania y Brasil.

Siguiendo este lineamiento, este miércoles se conoció que desde las principales oficinas de Telefónica en Las Tablas, una zona de expansión entre Madrid y Alcobendas, también se está considerando una negociación con Liberty en donde se incluya el bloque de operaciones de la multinacional española en Latinoamérica, exceptuando las que tiene en el país carioca.

Este posible negocio abriría una puerta para que el Estado colombiano venda la participación que tiene dentro de Telefónica, en especial si se tiene en cuenta que el país ha perdido una gran cantidad de dinero desde que es socio de la empresa española.

Cabe recordar que desde que el Gobierno se convirtió en socio de Telefónica se han acordado tres capitalizaciones en donde el estado colombiano ha invertido mucho dinero y hasta la fecha, no se conocen cuáles han sido sus dividendos.

La primera sucedió en 2006, sobre la base de la valoración efectuada por Citigroup Markets y la consultora Mckinsey, cuando la multinacional española Telefónica se hizo al 51% de las acciones de Coltel (antigua Telecom), luego de ofrecer 853.577 millones de pesos por el paquete accionario en referencia.

En su momento, el Gobierno afirmó que está venta a la empresa ibérica permitiría mejorar su operatividad y sus finanzas.

La segunda capitalización ocurrió en 2012 y se dio por un valor de 3,6 billones de pesos, luego de un deterioro financiero y de que Coltel comenzara a presentar moras en el pago de las cuotas de la contraprestación.

La más reciente se llevó a cabo en 2017 y allí se acordó que al tener una participación de 32,5% sobre la compañía, el Gobierno Nacional tenía que entrar a cubrir $1,3 billones de pesos.

Por otra parte, desde la OCDE le han recomendado en reiteradas oportunidades a Iván Duque que ponga en venta estas acciones.

Este tipo de operaciones deja en evidencia que la estrategia de Telefónica está en centrarse en el negocio corporativo.

Para el mercado de las telecomunicaciones en la región, este negocio no es extraño, en especial si se tiene en cuenta que en enero del año pasado, Liberty estuvo en negociaciones con Tigo para adquirir la participación de esta empresa en Latinoamérica.

Liberty Global es una compañía multinacional americana de telecomunicaciones que tiene sedes en Londres, Ámsterdam y Denver.

En la actualidad, es el mayor prestador de servicios de internet de banda ancha fuera de los Estados Unidos y su acción está listada en Nasdaq en USD $22 en promedio.

Esta empresa cuenta con más de 20.600 empleados y algunas de sus filiales son Virgin Media, Telenet, VTR, UPC Broadband, Cablecom, entre otras marcas.