viernes, octubre 7, 2022
More

    Verdades a medias

    A diferencia de lo que se da en el resto del país, en donde a los operadores la Creg les reconoce y remunera las inversiones ejecutadas en los últimos 5 años a través de la tarifa, en la región Caribe es al revés, somos los usuarios los que vía tarifas estamos financiando a las empresas, como bien dijo el viceministro, las inversiones que ejecuten.   


    - Advertisement -

    Por: Amylkar Acosta

    Crece como la espuma la indignación y la protesta en la región Caribe por el alza desmesurada de las tarifas de energía, las más altas del país, a tal punto que el aumento en las facturas por la prestación de ese servicio por parte de los dos operadores, Air-e y Afinia, entre junio del año 2021 y junio de 2022 sobrepasó el 70 %, cifra esta escandalosa. Como bien dice el editorial de EL HERALDO, “el progresivo incremento de las tarifas de energía en la región Caribe amenaza con convertirse en una bomba de relojería con potencial desestabilizador”. Así de grave y amenazador es el asunto.

    A ello ha contribuido especialmente el cargo por pérdidas reconocidas (PR), que pasó de $41.49 por kWh a $247, en contraste con el promedio nacional de $50 por kWh. Y no es para menos, habida cuenta que mientras en el resto del país las PR son del orden de 12,75 %, dicho cargo en la fórmula tarifaria de la región Caribe es del 34,23 % para Air-e y 30,68 % para Afinia. Ello en razón de que no solo se les reconocen las pérdidas técnicas, sino aquellas atribuibles a robo de energía e instalaciones fraudulentas. 

    Afirma el viceministro de Energía, Miguel Lotero, para justificar las alzas de tarifas, que “la financiación de estas nuevas inversiones debía hacerse vía tarifa”. Es decir que, a diferencia de lo que se da en el resto del país, en donde a los operadores la Creg les reconoce y remunera las inversiones ejecutadas en los últimos 5 años a través de la tarifa, en la región Caribe es al revés, somos los usuarios los que vía tarifas estamos financiando a las empresas, como bien dijo el viceministro, las inversiones que ejecuten. 

    DEL MISMO AUTOR: El pensamiento económico de la Cepal

    Por su parte el Director ejecutivo de la Creg, Jorge Valencia, planteó ante el Congreso de la República como explicación de las alzas desproporcionadas de las tarifas de energía que el órgano regulador “debe velar por tarifas eficientes y servicios adecuados, pero también para que las empresas puedan recuperar los costos en que incurren”, cuando, como ya lo hemos visto, no han incurrido en ellos. Por ello, con toda razón, le respondió la Directora de EL HERALDO que “eso no es lo que ocurre con exactitud. La desazón de los usuarios en la Costa frente a los impagables valores de su factura demuestra que la Creg cumple su labor a medias”.

    En medio de la controversia que se ha suscitado en torno a las tarifas, la superintendente Natasha Avendaño terminó revelando el valor real que pagaron Air-e  y Afinia por los activos que adquirieron, solo pagaron $149.207 millones y no $6.4 billones, como intentó hacer creer sumando peras con manzanas, al pretender hacer pasar por “pago” los $5.7 billones a los que se comprometieron a invertir y la capitalización de sus propias empresas por valor de $567.862 millones que van a sus estados financieros y no al fisco nacional. No se puede hacer pasar gato por liebre para engañar a incautos. ¡A otro perro con ese hueso!

    @amylkaracosta

    www.amylkaracosta.net

    LEA AQUÍ A NUESTROS COLUMNISTAS

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img

    A diferencia de lo que se da en el resto del país, en donde a los operadores la Creg les reconoce y remunera las inversiones ejecutadas en los últimos 5 años a través de la tarifa, en la región Caribe es al revés, somos los usuarios los que vía tarifas estamos financiando a las empresas, como bien dijo el viceministro, las inversiones que ejecuten.   


    - Advertisement -

    Por: Amylkar Acosta

    Crece como la espuma la indignación y la protesta en la región Caribe por el alza desmesurada de las tarifas de energía, las más altas del país, a tal punto que el aumento en las facturas por la prestación de ese servicio por parte de los dos operadores, Air-e y Afinia, entre junio del año 2021 y junio de 2022 sobrepasó el 70 %, cifra esta escandalosa. Como bien dice el editorial de EL HERALDO, “el progresivo incremento de las tarifas de energía en la región Caribe amenaza con convertirse en una bomba de relojería con potencial desestabilizador”. Así de grave y amenazador es el asunto.

    A ello ha contribuido especialmente el cargo por pérdidas reconocidas (PR), que pasó de $41.49 por kWh a $247, en contraste con el promedio nacional de $50 por kWh. Y no es para menos, habida cuenta que mientras en el resto del país las PR son del orden de 12,75 %, dicho cargo en la fórmula tarifaria de la región Caribe es del 34,23 % para Air-e y 30,68 % para Afinia. Ello en razón de que no solo se les reconocen las pérdidas técnicas, sino aquellas atribuibles a robo de energía e instalaciones fraudulentas. 

    Afirma el viceministro de Energía, Miguel Lotero, para justificar las alzas de tarifas, que “la financiación de estas nuevas inversiones debía hacerse vía tarifa”. Es decir que, a diferencia de lo que se da en el resto del país, en donde a los operadores la Creg les reconoce y remunera las inversiones ejecutadas en los últimos 5 años a través de la tarifa, en la región Caribe es al revés, somos los usuarios los que vía tarifas estamos financiando a las empresas, como bien dijo el viceministro, las inversiones que ejecuten. 

    DEL MISMO AUTOR: El pensamiento económico de la Cepal

    Por su parte el Director ejecutivo de la Creg, Jorge Valencia, planteó ante el Congreso de la República como explicación de las alzas desproporcionadas de las tarifas de energía que el órgano regulador “debe velar por tarifas eficientes y servicios adecuados, pero también para que las empresas puedan recuperar los costos en que incurren”, cuando, como ya lo hemos visto, no han incurrido en ellos. Por ello, con toda razón, le respondió la Directora de EL HERALDO que “eso no es lo que ocurre con exactitud. La desazón de los usuarios en la Costa frente a los impagables valores de su factura demuestra que la Creg cumple su labor a medias”.

    En medio de la controversia que se ha suscitado en torno a las tarifas, la superintendente Natasha Avendaño terminó revelando el valor real que pagaron Air-e  y Afinia por los activos que adquirieron, solo pagaron $149.207 millones y no $6.4 billones, como intentó hacer creer sumando peras con manzanas, al pretender hacer pasar por “pago” los $5.7 billones a los que se comprometieron a invertir y la capitalización de sus propias empresas por valor de $567.862 millones que van a sus estados financieros y no al fisco nacional. No se puede hacer pasar gato por liebre para engañar a incautos. ¡A otro perro con ese hueso!

    @amylkaracosta

    www.amylkaracosta.net

    LEA AQUÍ A NUESTROS COLUMNISTAS

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico