martes, octubre 4, 2022
More

    A votar masivamente, a conciencia y con convicción

    - Advertisement -

    EDITORIAL


    Nuestro editorial para hoy en 360 no podía ser otro distinto a la invitación a votar, a votar masivamente, a aplazar quienes aún puedan la decisión de salir a pasear en el puente festivo que se avecina, y a quienes no lo logren hacer pues que separen, si es el caso, el puente del 19 de junio para que cumplan con su deber y también que ejerzan ese derecho democrático por una razón muy sencilla, y tiene que ver con la congruencia y la coherencia en la vida de las personas.

    Esa última palabra, coherencia, más bien extraviada, olvidada en los anaqueles de la vida de muchísimas personas en donde se dedican a despotricar, a criticar, a detestar todo lo que sucede en el país pero que a la hora de votar no aparecen, no votan por su alcalde, por su gobernador, por su concejal, por su diputado, por su presidente, por su congresista, pero todos los días pontifican sobre el país, su pésima situación, sobre cómo deberían ser las cosas pero no se atreven a votar.

    Hay una única manera de cambiar esta realidad: votar a conciencia, votar fiel a sus convicciones, a sus creencias, a la ideología, a los proyectos que realmente sientan que les mueve las fibras, que les tocan su corazón, su alma, eso que les dice que está correcto y no votar por el tamal, por el contrato, por la teja, por los $50.000 o votar en contra de alguien porque odio al otro. Todos los imperfectos y defectos de la democracia reunidos en un solo día nos llevan a afectar la salud de la patria, a viciar el voto y a tener un peor país.

    LEER TAMBIÉN: La inviabilidad de la propuesta económica de Petro

    Con ese poder que cada uno de los ciudadanos tienen, que es un gran poder pero muchas veces mal utilizado, pueden hacer la gran diferencia votando por quien lidera las encuestas, por el segundo, tercero, cuarto, quinto o incluso por quien tiene 0 % en intención de voto. 

    Atrévanse a cambiar, a hacer algo disruptivo, lo valiente no es criticar en redes sociales o lanzar madrazos. Lo realmente valiente es votar bien, dejar la conciencia tranquila, la mente en paz, calma y plenitud sabiendo que está haciendo lo correcto.

    Señor ciudadano, este próximo domingo vote. Madrugue a votar, sea responsable con usted mismo, con su familia y con su país para que luego no se queje. Vote bien, haga campaña si se le antoja y tiene tiempo por quien cree usted que es la mejor opción que hay para la Presidencia, y si de pronto no encuentra en ninguno de los seis candidatos que hay una opción que le represente un convencimiento ferviente pues vote en blanco, hágale un garabato al tarjetón pero vaya y vote que es lo único que marca la diferencia entre  un ciudadano bueno y un ciudadano malo.

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img
    - Advertisement -

    EDITORIAL


    Nuestro editorial para hoy en 360 no podía ser otro distinto a la invitación a votar, a votar masivamente, a aplazar quienes aún puedan la decisión de salir a pasear en el puente festivo que se avecina, y a quienes no lo logren hacer pues que separen, si es el caso, el puente del 19 de junio para que cumplan con su deber y también que ejerzan ese derecho democrático por una razón muy sencilla, y tiene que ver con la congruencia y la coherencia en la vida de las personas.

    Esa última palabra, coherencia, más bien extraviada, olvidada en los anaqueles de la vida de muchísimas personas en donde se dedican a despotricar, a criticar, a detestar todo lo que sucede en el país pero que a la hora de votar no aparecen, no votan por su alcalde, por su gobernador, por su concejal, por su diputado, por su presidente, por su congresista, pero todos los días pontifican sobre el país, su pésima situación, sobre cómo deberían ser las cosas pero no se atreven a votar.

    Hay una única manera de cambiar esta realidad: votar a conciencia, votar fiel a sus convicciones, a sus creencias, a la ideología, a los proyectos que realmente sientan que les mueve las fibras, que les tocan su corazón, su alma, eso que les dice que está correcto y no votar por el tamal, por el contrato, por la teja, por los $50.000 o votar en contra de alguien porque odio al otro. Todos los imperfectos y defectos de la democracia reunidos en un solo día nos llevan a afectar la salud de la patria, a viciar el voto y a tener un peor país.

    LEER TAMBIÉN: La inviabilidad de la propuesta económica de Petro

    Con ese poder que cada uno de los ciudadanos tienen, que es un gran poder pero muchas veces mal utilizado, pueden hacer la gran diferencia votando por quien lidera las encuestas, por el segundo, tercero, cuarto, quinto o incluso por quien tiene 0 % en intención de voto. 

    Atrévanse a cambiar, a hacer algo disruptivo, lo valiente no es criticar en redes sociales o lanzar madrazos. Lo realmente valiente es votar bien, dejar la conciencia tranquila, la mente en paz, calma y plenitud sabiendo que está haciendo lo correcto.

    Señor ciudadano, este próximo domingo vote. Madrugue a votar, sea responsable con usted mismo, con su familia y con su país para que luego no se queje. Vote bien, haga campaña si se le antoja y tiene tiempo por quien cree usted que es la mejor opción que hay para la Presidencia, y si de pronto no encuentra en ninguno de los seis candidatos que hay una opción que le represente un convencimiento ferviente pues vote en blanco, hágale un garabato al tarjetón pero vaya y vote que es lo único que marca la diferencia entre  un ciudadano bueno y un ciudadano malo.

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico