“El voto no sólo se circunscribe al hecho de levantarme y votar sino que es un llamado de responsabilidad”: Claudia Restrepo

Compartir

Conversamos con Claudia Restrepo, la rectora de la Universidad Eafit, en el marco de la campaña de Comfama Votar es Cuidar

Por: Redacción 360 Radio 

Claudia Restrepo es administradora de negocios, especialista en Estudios Políticos y magíster en Estudios Avanzados de Filosofía. Además, es la primera mujer en asumir la rectoría de la Universidad Eafit.

Conversamos sobre la manera en la que nos cuidamos a nosotros mismos y a la sociedad cuando votamos, la responsabilidad que tenemos de votar, la veeduría que tenemos que hacer como ciudadanos cuando se definen los puesto de elección popular, abstencionismo y pedagogía política.

 

360 Radio: Empecemos por esa pregunta que nos plantea Comfama ¿Cómo considera que mediante el voto nos estamos cuidando a nosotros mismos y estamos cuidando a la sociedad?

Claudia Restrepo: 

Es que el voto es como el máximo símbolo de la democracia. La democracia tiene claramente muchos mecanismos y muchas herramientas a través de las cuales los ciudadanos podemos ejercer nuestro derecho a la participación y a poder participar de cómo se se gestiona y se desarrolla un gobierno. El voto es ese principio universal democrático que permite que de alguna manera yo delegue en otro la gestión de ese sistema o ese contrato social, que hay entre los derechos y los deberes.

Los ciudadanos para poder convivir y desarrollarnos en sociedad, de alguna manera lo que estamos haciendo también es un contrato de derechos y deberes que es el marco general es la Constitución, pero sin duda el voto es lo que nos permite a nosotros elegir a quienes nos representan en la gestión de ese contrato.

Por eso dentro de la democracia con todos los mecanismos que tenemos, tal vez el que tenemos que cuidar con mayor responsabilidad, que tenemos que hacernos más cargo y que es lo que nos hace verdaderamente ciudadanos, o sea, lo que les nos da ciudadanía y ejercer la ciudadanía es poder participar, elegir y el voto fundamentalmente es la materia máxima que nosotros tenemos como herramienta para poder participar en un Estado de derecho.

360 Radio: Profundizaremos en el concepto de cuidar. El cuidado siempre se ha asociado como una labor de las mujeres ¿Cómo cambia esa concepción? ¿Qué visión tiene sobre la participación política de las mujeres? ¿Cómo asociamos este valor de cuidado con el derecho al voto?

Claudia Restrepo: 

Hay una cosa preciosa en el sistema de las éticas, que las éticas es como ese sistema que nos permite tomar decisiones en un marco reflexivo y son las éticas del cuidado. Las éticas del cuidado un poco a lo que nos conducen y que es un poco a lo que yo entiendo detrás de ese llamado que nos hace Comfama alrededor de que el voto es cuidar de lo que nos importa y es que en las éticas del cuidado realmente lo que estamos diciendo es que es una ética de responsabilidad. Cuando yo siento que debo responder por algo, me hago cargo de ese algo. Lo cuido, lo protejo, le produzco un entorno de florecimiento a eso que me importa y a eso que yo quiero. Por eso hablamos de éticas del cuidado mucho cuando hablamos de lo ambiental, del cuidado de la tierra o cuando hablamos de alguna manera como tú lo dices el cuidado del hogar, que no es solo exclusivo de las mujeres, también de los hombres, ¿Que más detrás del cuidado sino la responsabilidad

cuando uno se siente copartícipe de un de un contexto de un entorno? Aquí estamos hablando del cuidado como acción política y es que realmente no hay nada más político que hacerse responsable de un contexto social, que nos convoca alrededor de poder vivir en un Estado donde tenemos derechos, deberes, unos niveles de representación, entonces detrás del voto realmente hay es un llamado a la responsabilidad y detrás del llamado la responsabilidad es un llamado profundo a un concepto que tiene una belleza inmensa que es la de cuidar: cuidarnos como sociedad, cuidar el territorio en el que nosotros estamos, cuidar los recursos que hacen parte de de ese territorio y detrás del voto lo que hay es elegir a personas que nos representan en un contexto de toma de decisiones en el cual lo más importante es que nosotros nos cuidemos como sociedad y también como cuerpo político que somos como ciudadanos.

Le puede interesar:  Nu Colombia recibió la aprobación para operar como compañía de financiamiento en el país

360 Radio: Los colombianos solemos ser muy irresponsables. Por un lado votamos sin haber leído un plan de gobierno, unas propuestas, y por el otro lado, porque somos irresponsables y no votamos: hay unos niveles de abstencionismo altos. Hablemos sobre esos dos casos. ¿Cómo fomentar la responsabilidad política de leer propuestas? ¿Cómo animar a que las personas que son abstencionistas, voten? 

Claudia Restrepo:

Lo primero es que nosotros debemos recordar que estamos en un contexto político en Colombia que habla del voto programático. Nuestro voto en principio, más allá de los partidos, más allá de de digamos del régimen político o de la estructura política que tenga el país, votamos por los programas, por eso es que los candidatos se pueden matricular con programas se matriculan. Detrás de ellos hay partidos políticos, pero también hay por ejemplo quienes llegan a través de firmas pero detrás de eso lo que hay es que hemos elegido un sistema que privilegia el voto programático. Nosotros votamos por un grupo de ideas que constituyen un programa que inscribe un candidato.

Por eso en este mecanismo son tan importante los debates, los foros, la deliberación porque finalmente nosotros estamos en un sistema que está planteándose que el voto va detrás del grupo de ideas, de programas que el candidato está planteado. Un primer llamado de responsabilidad es que nosotros conozcamos debidamente los programas porque finalmente cuando ellos son elegidos, la obligación del candidato es materializar lo que puso en su programa a través de un plan de desarrollo, pero además a través de sus acciones.

Entonces el plan de desarrollo no arranca cuando el candidato es elegido, el Plan de Desarrollo arranca desde el momento en en que se está está haciendo el proceso de liberación para ser elegido porque nosotros de alguna manera no estamos eligiendo personas ni partidos políticos, sino que estamos eligiendo programas. Entonces un primer acto de responsabilidad como ciudadano es que nosotros nos aproximemos a los programas para que luego no nos sorprendamos de lo que hacen los gobernantes cuando ya llegan al gobierno.

Y la segunda parte de la pregunta sobre el abstencionismo, pues vamos un poco a lo mismo: Nosotros a veces sentimos que la responsabilidad de la sociedad o de la gestión está basada en el otro: no necesitan mi voto, ya me dio pereza, no alcancé, o ese día tenía un programa, un paseo, viajo y los demás van a votar. Entonces un poco es también hacernos cargo de que finalmente no votar también es elegir.

Cuando yo no voto yo también estoy eligiendo porque estoy permitiendo que el otro elija la propuesta que no está considerada, porque no estoy poniendo mi voz y mi participación en ese proceso y además lo que estoy dejando es un vacío que finalmente los otros llenan con programas o temas que no sean los que considero como ciudadana que son los más indicados para un buen gobierno que es en últimas todo lo que nosotros queremos: una sociedad que participe activamente y gobiernos sólidos, fuertes y responsables que conduzcan a que que la sociedad en general mejore democráticamente hablando.

360 Radio: Muchas personas no creen en nuestro sistema político, ni en la democracia a pesar de estar inmersas en esta sociedad. Toman la decisión política de no votar y ser abstencionista. Es un caso diferente a las personas que no votaron por un paseo, porque les dio pereza o porque se fueron de paseo. ¿Qué piensa usted sobre estas decisiones y cómo animar a la gente para que las cambie y ejerza su derecho y deber de votar? 

Claudia Restrepo:

Abstenerse también es una decisión no es que tú no estés participando, estás participando con tu ausencia y eso también tiene repercusiones y de eso también te tienes que hacer responsables. Cuando alguien dice “yo no me siento involucrado porque es que yo no voté, yo no elegía a ese a ese candidato como representante”, pero cuando tú no votaste también es parte de tu responsabilidad saber que esa decisión se condujo porque tú no participaste. Adicionalmente a veces cuando uno vota y no es el candidato que uno eligió sino que el que otro eligió el que resulta victorioso, también ahí sigue la responsabilidad detrás del voto: seguir haciendo seguimiento, seguir haciendo auditoría.

Le puede interesar:  Nu Colombia recibió la aprobación para operar como compañía de financiamiento en el país

Es decir el voto no es un acto que se circunscribe solo al hecho de levantarme y ejercer el voto ese día sino que es un constante llamado de responsabilidad que se nos hace como ciudadanos frente al ejercicio de participación. Entonces es absurdo pensar que el abstencionismo es una reacción porque no me parece, porque no estoy de acuerdo, porque no me gustan los candidatos, no. Cuando en realidad lo que hace esto es que de alguna manera tú dejas que el ejercicio democrático se haga a tus espaldas.

En Colombia aunque haya muchas críticas sobre el sistema político yo creo que una de las cosas que a mí más me sorprendió del Tenemos que hablar Colombia que hicimos el año pasado a propósito de las elecciones de gobierno nacional era entender que los colombianos todavía creen muchísimo en los mecanismos políticos. Pueden tener desilusión, pueden creer que que hay que atacar la corrupción, pueden tener dudas sobre las personas que ejercen y hacen el ejercicio político o los que representan a los partidos políticos, pero creen todavía en las instituciones, en el ejercicio democrático.

Entonces yo creo que es esa es una buena noticia desde la perspectiva de que también nos permite que vayamos consolidando nuestro sistema político, haciéndolo cada vez más maduro y que nosotros podamos verdaderamente sentir que corresponde a eso que hemos elegido, que es un sistema voto programático que es un sistema regulado, que es un sistema de participación y de elección donde la voz de todos cuenta a la hora de elegir a nuestros representantes.

360 Radio: A pesar de lo que usted menciona de que tenemos fe todavía en nuestras instituciones, la política sigue siendo un tabú en nuestra sociedad. En la cotidianidad, en la oficina, en nuestra familia. Por ejemplo el dicho popular de que “en la mesa no se habla ni de política ni de fútbol ni de religión” ¿Cómo generar un debate tranquilo? ¿Cómo auspiciar esta conversación en nuestra familia, en las empresas, entre los compañeros y compañeras de trabajo que no sea violento?

Claudia Restrepo:

A nosotros nos hace mucha falta educación ciudadana. Ser ciudadano no es una cosa que se aprenda fácilmente, es una cosa que se tiene que entrenar, que tenemos que aprender en ese sistema de derechos y deberes. Pensar que no se puede hablar de política, no solo es un tabú, sino un error porque en últimas nosotros tenemos que poder cultivar en nuestros entornos cotidianos la posibilidad de la deliberación y la discusión de las ideas. Esto implica también no sólo cuidar el fondo, sino también cuidar las formas.

En el mundo a lo de la política, claramente están las emociones y esas emociones políticas que nos entusiasman o que nos generan malestar o que nos hacen reaccionar o sentirnos en desacuerdo con alguien, pero si esas conversaciones no se tramitan desde el mundo de las ideas, de la razón del la argumentación y en cambio se plantean desde la emotividad… En un foro de debate de los candidatos a la Alcaldía acá en Eafit y el gran llamado que hacíamos finalmente es que también estamos haciendo pedagogía, además deliberar. Y el gran asunto que estba ocurriendo alrededor del foro eran las denominadas “barras” que vienen con los candidatos y esas emociones que se exacerban porque el uno grita y el otro contesta…

Uno de mis llamados cuando empezaba el foro es que detrás de un foro es hay una oportunidad de debate, de liberación de ideas, pero también hay un ejercicio pedagógico. Si los candidatos y quienes los acompañan no tienen la madurez de poder estar en un debate con toda la tranquilidad, discutiendo con base en las razones y las ideas sino en la fuerza entonces ¿Qué le estamos enseñando a los estudiantes en nuestras aulas y que le estamos enseñando a nuestras familias alrededor de cómo se discute? Entonces yo creo que hay que seguir haciendo mucha pedagogía sobre lo que representa la ciudadanía, empezando desde los candidatos y de quienes los acompañan.

Lea también: “El voto es la oportunidad para depositar la confianza en un proyecto”: Adolfo Eslava

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]