Alfredo Ramos renunció al Centro Democrático

Tras su salida del Centro Democrático, Alfredo Ramos Maya se compromete a seguir siendo un veedor activo de la política en Medellín, explorando nuevas vías para contribuir al bienestar de la ciudad.

Compartir

El exsenador y exconcejal de Medellín, Alfredo Ramos Maya, decidió en las últimas horas formalizar su renuncia como militante al Partido Centro Democrático, el cual ha tenido cambios en su cúpula nacional recientemente. Nubia Stella Martínez salió del cargo luego de un prolongado período y Gabriel Vallejo la reemplaza. En Antioquia, la dirección continúa bajo Horacio Arroyave.

La decisión de Alfredo Ramos era algo que el exconcejal venía meditando desde hace muchísimos meses. Ramos fue el corporado más destacado del período 2020-2023, en uno de los momentos más tensos, mediáticos, agitados y polarizantes que ha tenido la ciudad de Medellín.

Desde el primer día del gobierno del entonces alcalde Daniel Quintero, se posicionó como opositor. Ramos siempre mantuvo una profunda desconfianza en las formas y maneras que el alcalde Quintero utilizaba para consolidar su poder, y así lo expresó a este medio de comunicación a comienzos de 2020, lo que lo hizo ser un “llanero solitario” dentro no solo de su bancada sino del Concejo de Medellín.

Como es tradicional, los concejales buscan favores burocráticos o clientelistas para “trabajar con la administración”, pero ese medio de trabajo es “yo te apoyo, pero dame oxígeno”. Oxigeno que llegó para la mayoría, por no decir la totalidad, del Concejo de Medellín en el gobierno Quintero, excepto para Alfredo Ramos.

En 2020, incluso cuando en su bancada del Centro Democrático, Ramos tuvo discordancias porque él quería declarar al partido en oposición, y otros concejales, que luego terminaron siendo en teoría los mayores opositores, habían pedido que no, que fueran partido de gobierno y después que fueran independientes. Varios concejales, incluso de ese partido, tuvieron burocracia en la administración de Daniel Quintero.

Le puede interesar:  Procuraduría requirió a la ministra del Deporte por cambio de sede de los Juegos Panamericanos

Este contexto es importante porque muestra uno de los múltiples orígenes o de las causas raíz del distanciamiento de Alfredo Ramos con miembros y con algunas directrices que en el partido se tomaron. Además, Ramos políticamente también tuvo la intención de ser candidato a la Alcaldía de Medellín, pero no encontró en el seno de su partido un apoyo. Luego de esto, recibió un ofrecimiento para que volviera al Concejo de Medellín encabezando la lista, un ofrecimiento que el concejal desestimó, lo cual era muy conducente a la terminación de esa relación entre el partido Centro Democrático y el concejal Ramos.

¿Qué viene para Alfredo Ramos?

Alfredo Ramos ha establecido unas relaciones importantes con sectores independientes de centro-derecha en la ciudad de Medellín, uniéndose como oposición ciudadana a Daniel Quintero. Esto le brindó la posibilidad de que personas que en el pasado no tuvieran su nombre en buena consideración por aproximaciones políticas cambiaran esa percepción sobre lo que era Ramos.

Hoy ha encontrado un espacio de diálogo, de confianza, de construcción, de entendimiento con estos sectores que se han ido consolidando cada vez más en la ciudad. Sectores que, por ejemplo, acaban de lograr que el personero de Medellín, William Yeffer Vivas, desista de su cuestionada reelección, reelección que estaban impulsando concejales de Medellín que llegaron haciendo campaña en contra de Daniel Quintero y todo lo que esto representaba además que se estaba reeligiendo el personero a la administración de Quintero con las mayores calificaciones posibles.

En Medellín están emergiendo fuerzas alternas a los partidos tradicionales que seguramente tendrán mucho protagonismo de cara a los próximos eventos democráticos. Por ahora, abogarán por vigilar a los gobiernos en la ciudad de Medellín.

Le puede interesar:  Petro se obsesiona con el 2026 y el cambio de Gobierno

Para Alfredo Ramos, quien dio algunas palabras a este medio de comunicación sobre esta decisión expresó que es un momento de tranquilidad, de reflexión, de pensar, de seguir analizando el panorama, de seguir recorriendo Medellín, el departamento, el país, en la búsqueda de buenas conexiones, de crear nuevas estructuras de opinión y entendimiento que lo llevarán a tomar decisiones políticas en el futuro.

Desde luego, también ha dicho que no se despegará de Medellín, que no va a quitar los ojos de la ciudad y que seguirá siendo un veedor de buenos gobiernos en Medellín.

Lea también: La segunda línea del Metro de Bogotá cumple los requisitos: la FDN confirma el avance del proyecto

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]